Foto: Orbea
Actualidad / Triatlón / Javier Gómez Noya: "El COVID afectó a mi corazón. Tuve que tomármelo con calma durante 3 meses"

Javier Gómez Noya: "El COVID afectó a mi corazón. Tuve que tomármelo con calma durante 3 meses"

No está siendo un año fácil para Javi Gómez Noya. El año pasado, tras darse su "última oportunidad olímpica", el Capitán puso fin a un ciclo de quince años en lo más alto del la distancia olímpica. "Me apetece cambiar un poco el chip y salir de mi zona de confort", apuntaba el gallego, el pasado mes de octubre, cuando anunciaba su próximo gran objetivo: estar en el Campeonato del Mundo de IRONMAN de mayo de 2022.

Sin embargo, ese momento jamás llegó. A finales de abril, Gómez Noya confirmaba su baja para la cita de St. George por culpa del COVID. "Conseguí esquivar el virus durante dos años pero finalmente me ha golpeado en un momento bastante inoportuno", relataba el deportista en sus redes sociales.

Con la imposibilidad de tomar la salida en el primer gran objetivo del año, el siguiente paso lógico era recuperarse y prepararse lo mejor posible para las siguientes citas, entras las que sonaba con fuerza el Campeonato del Mundo de IRONMAN de Kona, prueba para la que Javi aún tenía que lograr la clasificación.

Sin embargo, las semanas pasaban y, ante la espera y el asombro de los aficionados, el de Santini no desvelaba cuándo y dónde tomaría su próxima salida. Con las posibilidades de clasificación agotándose tras el paso de los meses, las dudas sobre las presencia de Javi en Kona comenzaban a aflorar, aunque nadie podía encontrar una razón.

Javi Gómez Noya no estará en Kona

El de Orbea adelantaba hace unos días, en una entrevista con Revista Triatlón con motivo del La Indurain, que las previsiones de cara a Kona era complicadas.

Cuando sólo restan tres pruebas (IRONMAN Irlanda -exclusiva mujeres-, IRONMAN Kalmar -exclusiva hombres- y IRONMAN Mont Tremblant) para que se cierre el periodo clasificatorio para Kona, y con las listas de salida públicas, es un hecho que Javier Gómez Noya no estará en Hawái el próximo mes de octubre.

En otra entrevista reciente, en este caso con Triathlete, el múltiple campeón del mundo ha dado más detalles sobre los motivos que le impedirán participar en el que iba a ser su segundo mundial en distancia IRONMAN y donde esperaba mejorar el 11º puesto logrado en 2018.

Noya ha explicado que enfermar de COVID el día antes de viajar a St. George "fue duro". El triatleta pasó "de estar en la mejor forma del año a estar 10 días en casa completamente enfermo".

Javier Gómez Noya
Javier Gómez Noya en una entrevista con la FETRI con motivo de la Copa del Mundo de Pontevedra. Foto: FETRI

Tras superar el virus, llegó el momento de retomar los entrenamientos, pero algo fallaba. "Mi cuerpo no respondía bien", explica. Desafortunadamente, el cardiólogo vio que el COVID había afectado al corazón del triatleta. "Tuve que tomármelo con calma durante unos tres meses para asegurarme de recuperarme adecuadamente”, relata.

Teniendo en cuenta los antecedentes cardíacos de Javi (una afección cardíaca estuvo a punto de costarle su carrera deportiva), la decisión parece la más sensata. Sin embargo, el parón impedirá a Javi volver a Big Island.

El ganador de IRONMAN 70.3 Pucón explica ahora que su objetivo principal para este 2022 es recuperase bien y continuar con el calendario competitivo. “Más allá de eso, definitivamente estoy muy motivado para probarme a mí mismo y entrenar duro para dar lo mejor de mí como atleta de carrera larga”, apunta.

No sabemos cuándo volveremos a ver a Javi con un dorsal en un gran cita, pero su vitoria en Pucón le otorgó plaza para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, que se celebrará a finales de este mes de agosto en Finlandia.

También hay una nueva cita del PTO Tour en septiembre (es el actual número #34 del mundo, por lo que tendría plaza) y, además, Javi podría tratar de cerrar ya su clasificación para el Mundial IRONMAN de 2023.

ARTÍCULOS RELACIONADOS