Materiales / JOMA R5000: La revolución (asequible) en zapatillas de competición

JOMA R5000: La revolución (asequible) en zapatillas de competición

El encontrar la mejora continua no es cosa solo del deportistas que tiene que buscar maneras de evolucionar en temas de alimentación o por pura técnica. El material con el que se compite es importante y puede marcar la diferencia entre una victoria y un segundo puesto. Con esa idea en la cabeza, Joma lanzó su modelo R5000 con el que busca dar el mejor equipamiento para las carreras a pie.

En Planeta Triatlón hemos tenido la oportunidad de tener esta zapatilla de cerca, por lo que no nos hemos podido resistir a probarlas y a sacar todas sus características a la luz para que valores si es la mejor opción para tus próximas competiciones.

Diseño y características técnicas

Las JOMA R5000 destacan por su construcción ligera y su innovadora placa de carbono, diseñada para mejorar la reactividad y la propulsión en cada zancada. Con un peso de solo 210 gramos en la talla 43 y un drop de 6 mm, estas zapatillas están claramente orientadas a corredores rápidos.

La suela Fly Reactive, hecha de un material muy blando, proporciona una excelente amortiguación, mientras que la parte superior transpirable garantiza comodidad incluso en carreras largas.

Joma R-5000
Fuente: Joma

Experiencia en uso

Después de probar este modelo de la empresa española, te vamos a dar los diferentes aspectos que hemos sacado:

Entrenamiento en series rápidas

Las primeras pruebas las realizamos en entrenamientos de series rápidas, donde las JOMA R5000 mostraron inmediatamente su fortaleza. Corriendo a ritmos de 4:30 min/km en series de 800 metros, la reactividad de la placa de carbono se hizo notar de manera significativa.

En estos ritmos, la ayuda que proporciona la placa se traduce en una mayor propulsión y una zancada más eficiente. Sentimos que la energía de cada pisada se devolvía con creces, permitiéndonos mantener un ritmo rápido con menor esfuerzo. Este aspecto es crucial para los corredores que buscan mejorar sus tiempos en carreras cortas y rápidas, donde cada segundo cuenta.

Tiradas largas

En contraste, las tiradas largas presentaron un escenario diferente. Al mantener ritmos más lentos, alrededor de 5:30 min/km, la ventaja de la placa de carbono no se aprovechaba al máximo. Aunque la comodidad seguía siendo notable, la sensación de reactividad disminuía. Esto puede atribuirse a la técnica de carrera requerida para sacar el mayor provecho de estas zapatillas.

Las Joma R5000 están diseñadas para corredores que corren de metatarso, es decir, aquellos que pisan primero con la parte delantera del pie. Esta técnica maximiza la eficiencia de la placa de carbono, mejorando la propulsión y reduciendo el impacto en las articulaciones. Sin embargo, si tendemos a talonear, es decir, a pisar primero con el talón, no aprovecharemos plenamente las ventajas de estas zapatillas.

Adaptabilidad y comodidad

Un aspecto que nos impresionó fue la comodidad general de las Joma R5000. La parte superior transpirable mantiene los pies frescos, incluso en sesiones largas. La zapatilla se ajusta bien al pie, gracias a sus cordones y lengüeta tradicional, sin costuras irritantes ni puntos de presión. Esto es crucial para evitar molestias y ampollas, especialmente en entrenamientos prolongados.

Durante una tirada larga a finales del mes junio, con temperaturas nocturnas de alrededor de 20 grados, los pies se mantuvieron cómodos y bien ventilados, aunque notamos una ligera fricción que podría causar sobrecalentamiento en condiciones más extremas.

Joma R-5000
Fuente: Joma

Durabilidad y recomendaciones de uso

Una de las grandes sorpresas de las R5000 es su durabilidad. Aunque las zapatillas con placa de carbono suelen tener una vida útil limitada, Joma asegura que sus R5000 pueden durar entre 500 y 600 km. Esta durabilidad, junto con su precio de 149,99 euros, hace que estas zapatillas sean una opción muy atractiva en el mercado.

No obstante, debido a su diseño especializado, recomendamos reservar estas zapatillas para competiciones y entrenamientos muy específicos, donde se busque emular condiciones de carrera. No son las más adecuadas para el uso diario o para tiradas largas de entrenamiento estándar.

Conclusión: esta es tu zapatilla si quieres competir (sin dejarte una fortuna)

Las JOMA R5000 representan una excelente opción para corredores rápidos que buscan una zapatilla de competición con placa de carbono sin tener que gastar un dinero impresionante. Con su combinación de ligereza, reactividad y durabilidad, ofrecen un rendimiento sobresaliente en condiciones de competición. A un precio de 149,99 euros, estas zapatillas se posicionan como una opción muy competitiva frente a otros modelos de alta gama que pueden llegar a costar el doble.

ARTÍCULOS RELACIONADOS