Foto: Orca
Actualidad / Triatlón / Kat Matthews: "Disfruto mucho del modo de vida que hay en España"

Kat Matthews: "Disfruto mucho del modo de vida que hay en España"

Aunque su carrera deportiva profesional es relativamente corta -empezó a competir en el circuito IRONMAN 70.3 allá por 2019-, Kat Matthews puede presumir de ser subcampeona del mundo de IRONMAN o de haberse convertido en la primera mujer de la historia en romper la barrera de las 8 horas en un distancia IRONMAN.

En apenas cuatro años, esta triatleta británica, ha pasado de cerrar el año como la #68 del mundo (Ranking PTO), a ser las cuarta mejor clasificada en la actualidad. "Dicho así suena bastante fuerte, la verdad", reconoce Matthews, que atiende a Planeta Triatlón durante su estancia en Girona.

"La primera vez que competí como profesional fue hace tres años, por lo que el puesto en el ranking me resultaba irrelevante. Lo que ha ocurrido desde esa primera prueba profesional en 2019 es que he progresado. Mi vida también ha cambiado un poco, porque las expectativas, la dedicación y la profesionalidad aumentan año tras año, pero en general sigue siendo muy similar", apunta la ganadora de IRONMAN 70.3 Lanzarote, con quien charlamos en su día de descanso.

2019 fue "un año de prueba": la primera prueba como profesional, el primer IRONMAN...pero el punto de inflexión llegó en 2020. "Gracias al confinamiento, tuve mucho tiempo para practicar", recuerda Kat. "El cambio se produjo en esos meses que tuve para entrenar a tiempo completo entre marzo y septiembre". Fue entonces cuando llegaron sus primeras victorias: "gané un 70.3 (Tallin) y un IRONMAN (Florida)".

El cambio de mentalidad

Cuando, en 2021, Kat Matthews participo en IRONMAN Tulsa, sólo Daniela Ryf pudo con ella. La triatleta del BMC estuve cerca de plantar cara a la todopoderosa campeona del mundo, "pero nunca me hice a la idea de competir realmente contra ella, porque consideraba que estaba en otro nivel", recuerda la británica, que ha dedicado su jornada a una sesión muy ligera de gimnasio antes de desayunar, tomar un helado y disfrutar de Girona.

Sin embargo, sus creencias comenzaron a cambiar. Primero llegó el Mundial de IRONMAN 70.3, donde Matthews estuvo "simplemente para disfrutar" y aún así se llevó a casa un cuarto puesto. Más tarde, a principio de 2022, en IRONMAN 70.3 Lanzarote, firmó la que hasta entonces había sido su mejor actuación.

"Fue precisamente allí cuando me di cuenta de que realmente era lo suficientemente competitiva como para luchar el título y de que solo tenía que creérmelo", comenta. Aquellas actuaciones, sumadas a "un entrenamiento invernal muy bueno en 2022", fueron todo lo que Matthews necesitó para viajar a St. George pensando “puedo ganar esto si tengo un buen día”.

IRONMAN St. George ASICS
Foto: Instagram / Kat Matthews / David Williams

Una vez más, sólo Ryf pudo con ella en un día donde firmó el resultado más importante de su carrera deportiva. Sin embargo, la reciente ganadora de IRONMAN 70.3 Swansea se sincera: "Lo cierto es que tuve muy mal día y no lo disfruté en absoluto", apunta. "Personalmente sentí que no lo había hecho bien, pero al mismo tiempo nunca me había sentido tan exitosa como en aquel momento, cuando quedé segunda en el campeonato mundial".

Un momento "muy emotivo" del que no fue consciente hasta falta de 100 metros para cruzar la meta. "Durante la mayor parte de la carrera a pie lo único que tenía en mente era 'lucha por un puesto en el podio'", rememora Matthews, que estaba segura de que sería alcanzada por Anne Haug, pero eso nunca ocurrió.

"Como no me había planteado quedar primera, porque nada más bajar de la bici pensé 'no puedo ganar', quedar segunda fue casi como ganar".

La primera mujer en completar la distancia de un IRONMAN en menos de ocho horas

Junto a Kristian Blummenfelt, Joe Skipper y Nicola Spirig, Kat Matthews forma parte del selecto grupo de triatletas que, el pasado mes de julio, pudieron enfrentarse a un reto sin precedentes. A pesar de que la propuesta llegó tarde, la de ASICS reconoce que fue algo "muy, muy guay". El escaso tiempo de preparación convirtió su victoria en el Sub8 en algo "increíble".

"Entramos tarde y tuvimos ocho semanas desde que mi marido y yo accedimos a participar con el resto del equipo que nos dejaban llevar. Cuatro de esas semanas las pasamos entrenando para St. George. Después del campeonato del mundo solo tuve cuatro semanas para prepararme y solo tres antes de tener que ir al emplazamiento a entrenar con todos los demás", explica.

Kat Matthews

Todas las noticias

De toda la experiencia, Matthews se siente especialmente afortunada de "juntar todo ese talento en mi zona y conseguir llevar a unos cuantos nadadores y triatletas de mi grupo local de entrenamiento a este evento tan épico".

Sobre la prueba, reconoce que hubo sorpresas por el camino. A pesar de tener una natación muy agradable, "la bici no fue tan fácil como pensaba, de hecho, fue tan difícil como St. George", asegura.

A toro pasado, Matthews reconoce que se podría haber hecho mejor. "Creo que no llevábamos la táctica adecuada", comenta. Aún así, se sintió muy de "correr tan rápido" después de bajar de la bici.

La felicidad absoluta llegó al terminar la prueba, pero no por haber roto la barrera de las ocho horas. "Para mí se trataba de poder participar en la prueba como equipo, y todos los demás estaban tan contentos como yo de haber ganado", desliza. "La fiesta de después fue muy especial, porque todo el mundo había triunfado, no solo yo".

Kona en el objetivo

Daniela Ryf, a sus 35 años, y Anne Haug, a sus casi 40, son dos de las mujeres que han dominado -y siguen dominando- la larga distancia en la actualidad. Pero, como todos sabemos, la vida "útil" del profesional llega a su fin.

Matthews acaba de cumplir 31 y sabe que tiene "unos años extra". Sin embargo, no puede perder de vista a gente que, como Lucy Charles, aun está en la veintena. "Estas diferencias de edad solo me hacen pensar que tengo otros diez años en este deporte", explica, "pero no pienso 'en un par de años podré ganar porque ellas ya no estarán'”.

Kat Matthews
Foto: Orca

Kat no quiere esperar a jubilar a sus rivales. "Quiero ganar ahora. Quiero ganarles cuando están en su mejor momento", apunta.

Kona será un buen lugar para intentarlo de nuevo. Aunque en el calendario también están los eventos de la PTO, la subcampeona del mundo reconoce que no le favorecen demasiado: "La natación es un poco más larga". No obstante, "creo que estoy mejorando en el agua, no creo que esté en un punto muerto y eso me motiva bastante", apunta.

Sea como fuere, y aunque "hay un montón de pequeños logros que me gustaría conseguir por el camino", el gran objetivo ahora pasa por el Campeonato del Mundo de IRONMAN de Kona.

¿Por qué elige Kat Matthews España?

Podríamos hacer una larga lista con las grandes estrellas de nuestro deporte que escoger España para sus concentraciones o que incluso han decidido hacer de nuestro país su hogar (Los Hermanos Brownlee, Jan Frodeno, Sebastian Kienle, Patrick Lange, Laura Philipp, Vincent Luis...), pero no acabaríamos nunca.

Kat Matthews es otra de ellas. "Personalmente he encontrado aquí un lugar muy cómodo donde hay muy buen balance entre el equipamiento (yo siempre he encontrado muy buenas piscinas, algo crucial para cualquier triatleta, y además tienes la opción de nadar en el mar), las carreteras y el público general, que es mucho más agradable que en otros lugares de Europa", explica.

"También tienes montañas, tienes llanuras…Y yo disfruto mucho del modo de vida que hay en España", asegura. Además, Girona le permite que sus días de descanso "parezcan vacaciones donde puedo explorar y conocer la cultura local, en lugar de quedarme encerrada en un apartamento".

Matthews no sólo se confiesa amante de la cultura española, también del clima. Reconoce que "hace mucho calor, pero poder entrenar en clima cálido también es positivo, porque las grandes pruebas tienen lugar siempre en sitios con el clima así".

Por no hablar de comodidades: "es más agradable entrenar con camisetas y pantalones de manga corta que entrenar con un abrigo, completamente empapada y helada".

"El BMC es el mejor equipo profesional de triatlón que existe"

Así define Matthews a la escuadra a la que pertenece desde hace unos años. "Es el más exitoso y creo que tiene que ver con el equipo directivo: Bob y Ben son muy buenos descubriendo talentos", explica sobre el BMC Pro Triathlon Team.

Matthews llegó en 2020, aunque sus conversaciones habían empezado el año de antes. "Mi primera entrevista con ellos fue antes incluso de haber participado en mi primer IRONMAN y eso te da una idea del nivel de confianza que hay".

Contar con el respaldo del club en 2020, un año en el que el COVID hizo tanto daño, dio a Kat "la confianza necesaria para entrenar y para convertirme en una triatleta profesional".

Formar parte del BMC aportaba la confianza suficiente como para saber que "era lo bastante buena como para estar en el equipo".

"Sigue trabajando y en cuanto haya oportunidades para competir vamos a estar ahí apoyándote", esas fueron las palabras que llevaron a la triatleta adelante. Matthews recibió un "apoyo tremendo" en un periodo en el que ni si quiera había competiciones. "Pude ver que era parte de algo más grande, que no era solo yo luchando por ser triatleta. Aquello fue indescriptible", explica.

Desde entonces, el BMS se ha convertido en "una plataforma estable que me ha permitido centrarme solo en mi ejecución y olvidarme de todas esas cosas que vienen de la mano de ser triatleta profesional". Además, el equipo ha supuesto una fuente de sabiduría para ella. "He aprendido mucho del resto, he ido tomando pedacitos de cada uno de ellos y ha sido una muy buena experiencia".

El apoyo de Orca

Además del respaldo del BMC, Kat Matthews tiene la suerte de formar parte de la familia de marcas importantes como Orca.

La firma especialista en neoprenos le ha acompañado desde que era grupo de edad y empezó a apoyarle ya en su primer año como profesional. "Me apoyaron con material y el swimskin para el Campeonato del Mundo", recuerda.

Kat Matthews
Foto: Orca

Gracias a Orca, Kat tiene "la certeza de saber que puedo confiar en mi equipación y que cuento con productos con una calidad estable, siempre igual de buena", algo que "no siempre pasa con otras marcas", algo que "no siempre pasa con otras marcas".

La vigente número #4 del Ranking PTO valora mucho la estética de la marca, pero asegura que, si algo marca la diferencia, "es el rendimiento y la calidad" de sus productos.

Además, ha tenido la oportunidad de trabajar con el equipo de desarrollo del producto de Orca para ver cómo afectaban los diferentes modelos a su posición corporal, especialmente en las caderas. Gracias a ello Matthews ha podido encontrar respuesta a sus necesidades personales.

Kat Matthews
Foto: Orca

"Necesito un poco más de soporte que los nadadores profesionales para poder tener las caderas un poco más altas y, al mismo tiempo, necesito que haya mucha flexibilidad en torno a los hombros, porque me duele si me está demasiado ajustado", explica.

El "equilibrio perfecto" ha llegado de la mano del Orca Apex Flow, modelo que forma parte del nuevo catálogo de triatlón Orca, renovado este mismo año.

ARTÍCULOS RELACIONADOS