Foto: NRK
"Llegué a pensar que los datos estaban mal"

"Llegué a pensar que los datos estaban mal"

Hace unos días Pho3nix Foundation estrenaba en sus redes y su canal de YouTube la que, según parece, es la primera entrega de una mini serie documental sobre el camino hacía el gran reto deportivo del próximo año: el intento de romper la barrera de las siete horas en distancia IRONMAN.

El arranque de este Road to Sub7, titulado Episode 1: Cozumel, está rodado por la productora española Orbital Studio (la misma que rodó la serie Invincible, sobre Vincent Luis) y nos trae a Kristian Blummenfelt y su entrenador, Olav Aleksander, durante el transcurso del debut del campeón olímpico de triatlón en IRONMAN.

Kristian Blummenfelt datos Cozumel
Foto: Instagram // Federación Mexicana Triatlón

A lo largo de 14 minutos, el campeón del mundo cuenta como vivió la carrera desde dentro, mientras que, de manera paralela, vemos cómo el principal responsable de su equipo técnico vive la prueba desde la barrera.

El video regala varios titulares bastantes interesantes para el aficionado. Como el de Aleksander apuntado a "una nueva era de distancia IRONMAN" y la necesidad de que la gente empiece a darse cuenta de ello. O el de Blummenfelt reconociendo que tienen "un equipo muy motivado para vencer a Alistair Brownlee" el próximo verano en el reto de Pho3nix.

Pero, sin duda alguna, hay que destaca por encima de todo en el último vídeo del noruego. Es el hecho de cómo el propio campeón del mundo de triatlón se sorprendió sobre su rendimiento en Cozumel.

"La mañana de la carrera estaba tratando de mantenerme en mis números", cuenta Blummenfelt. El reciente fichaje de ASICS explica por qué decidió tomarse la natación con calma. "Me di cuenta de que no ganaba mucho yendo al frente y nadando en primera posición", dice el Toro. "Así que más bien me quedé en segunda posición en el grupo".

blummenfelt asics tokio
Foto: World Triathlon // Tommy Zaferes

Durante el primero de los segmentos el de Giant se preocupó mantenerse lo más fresco posible. "Sólo traté de conservar la energía y ahorrar mis piernas, que la natación fuera tan cómoda como fuera posible antes de llegar a la transición".

Kristian Blummenfelt salió a sólo dos segundos de cabeza de las aguas de Cozumel y abandonó la T1 en el grupo de cabeza junto a varios hombres. Fue entonces cuando empezó a vislumbrar el gran día que tenía por delante.

"Me pareció que los números estaban siendo muy altos comparado con cómo me sentía", dice el de Red Bull. El oro olímpico asegura que incluso llegó a pensar que podía haber algún problema de calibración, pero nada más lejos de la realidad: Blummenfelt iba camino de lograr la mejor marca de la historia de IRONMAN, eso sí, no exenta de polémica.

A toro pasado, la perspectiva es diferente: "Supongo que estaba en un pico de cafeína y me sentía fresco y bien, así que los números venían solos naturalmente", desliza el de Cadex.

Ahora, con una de las mejores temporadas de la historia del triatlón a sus espaldas, Kristian Blummenfelt ya mira a un 2022 intensivo en la larga distancia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS