La admiración de Jonathan Brownlee por Jake Vella, el niño triatleta que lucha contra su enfermedad
Foto: Super League Triathlon
Actualidad / Triatlón / La admiración de Jonathan Brownlee por Jake Vella, el niño triatleta que lucha contra su enfermedad

La admiración de Jonathan Brownlee por Jake Vella, el niño triatleta que lucha contra su enfermedad

Con solo ocho años, Jake Vella participa en triatlones a lo largo de toda la isla de Malta, su lugar de residencia. Además haciéndolo lucha contra la dolencia que sufre, ROHHAD, una enfermedad rara con apenas 75 casos diagnosticados en todo el mundo.

Hoy por hoy es una enfermedad incurable que le produce un desorden cerebral que le causa una rápida obesidad y problemas respiratorios. Aunque haga ejercicio o dieta, él sigue ganando peso. Jake creció sano y feliz, pero a los cinco años algo cambió. Ganó diez kilos en solo seis meses, y pese a que se alimentaba a base de ensaladas, no perdía peso.

El sueño de Jake era conocer a los hermanos Brownlee. De hecho nosotros en marzo de 2017 supimos de su historia gracias a que Jonathan compartió su historia en twitter con un “¡Eres maravilloso, Jake!”. Lamentablemente, por su estado, nunca ha podido viajar a ver competir a los famosos hermanos británicos. Pero si la montaña no va a Mahoma, es Jonathan Brownlee el que va a conocer a Jake Vella. Aprovechando que este fin de semana se celebra en Malta la Super League Triahtlon, por fin se ha producido el esperado encuentro entre el triatleta y su joven admirador que se mostraba feliz de poder ver en carne y hueso a alguien a quien solo había podido ver hasta ahora a través de vídeos.

Igual de agradecido se mostraba el más pequeño de los Brownlee a la Super League Triathlon por haber propiciado el encuentro entre ambos. "Encantado de conocerte Jake. Qué inspiración de alguien tan joven. He oído hablar mucho sobre  la historia de Jake Vella y estoy feliz de haber podido conocerle por fin".

Una bonita historia la que pudimos seguir ayer y que seguro volverá a dar la vuelta al mundo como en su día lo hizo la historia de Jake Vella:

El futuro de Jake es incierto, ya que como decimos hoy por hoy la enfermedad es incurable y de los casos conocidos, nadie sobrevivió más allá de los veinte años. Sin embargo, sus padres son de la creencia que todo el deporte que su hijo practica le ayudará en su camino.

ARTÍCULOS RELACIONADOS