La receta para el éxito de Sebastian Kienle
Foto: Mercedes Benz
Trucos y curiosidades / Triatlón / La receta para el éxito de Sebastian Kienle

La receta para el éxito de Sebastian Kienle

Quedan poco más de dos semanas para que Sebastian Kienle luche por hacerse de nuevo, como ocurriera en 2014, con el cetro de Campeón del Mundo de Ironman. No lo tendrá fácil: tras hacerse con el de Campeón de Europa el pasado mes de julio en Frankfurt, y quedarse fuera del podio en Chattanooga, el alemán tendrá que pelear con un Jan Frodeno pletórico, con un Lionel Sanders más preparado que nunca, y otros outsiders como Tim Don, Andy PottsFrederik Van Lierde en la isla del Pacífico.

Ayer en un artículo para el blog de Mercedes, uno de sus principales patrocinadores, Kienle listó las seis recetas que para él son más importantes para alcanzar el éxito. En su opinión, lo más importante es establecer metas a largo plazo: formular objetivos mirando a un espacio de tiempo largo, logrando alcanzar metas en el corto. De esta manera, objetivos "que antes parecía utópicos, son de repente muy manejables". Según él no habrá éxito en pruebas de larga distancia sin haber competido previamente en otras más pequeñas. "De esta manera, tu progresión es visible y te mantiene motivado".

En segundo lugar, es básico mantenerse siempre con hambre de triunfos, y confiar en la experiencia. En su opinión es igual de importante alcanzar los objetivos, como una vez superados, no dejarse llevar por la autosatisfacción. "Después de un triunfo, uno se vuelve descuidado, y quizás no entrena tanto como antes". Para él, que de victorias sabe un poco, "no hay nada más peligroso que conseguir un triunfo claro en una competición. Tienes que mantenerte con ganas y no dejar que el quedar primero te haga perder la ilusión".

En tercer lugar, hay que saber analizar las carreras y aprender de los errores. Igual que hace unos días Fernando Alarza reconocía que de esta temporada se quedaba con los malos momentos, Sebastian Kienle reconoce que con lo que más aprende es con los fracasos. "¿Qué errores he cometido?", se pregunta a menudo. "Escribirlo me ayuda a ordenar mis pensamientos. A veces el análisis muestra que se ha hecho todo lo que se podía hacer. Por eso a veces estoy orgulloso de un segundo puesto".

Una vez puestas en negro sobre blanco las posibles razones de una mala competición, hay que buscar soluciones y desarrollar automatismos. Para el dos veces Campeón del Mundo de Ironman 70.3 "a veces el destino se pone en contra, como cuando se pincha un neumático, o las gafas se te escapan en la natación". En esos casos, hay que ser previsor y buscar soluciones. Como si de un piloto de aviones se tratase, lo importante es "poner en marcha un automatismo practicado millones de veces en el simulador". "No es el momento de abrir el manual de instrucciones por primera vez. De igual manera un triatleta ha de enumerar las soluciones, y memorizarlas".

De igual manera es importante disfrutar de lo que se hace. "La gente que practica triatlón solo para ganar no durará en esto mucho tiempo, hay que pasárselo bien".

En último lugar, hay que asumir una gran verdad: "nadie dijo que esto fuera fácil". "Siempre quieres que una carrera acabe lo más rápido posible", afirma entre risas. "Pero antes del éxito vienen el sudor, el trabajo duro y la voluntad de seguir avanzando". En los malos momentos, en los que te arden los músculos y la cabeza te pide abandonar, es en los que hay que sacar lo mejor de uno mismo, porque ahí es cuando se está decidiendo quién va a ganar y quién va a perder: "Estas situaciones definen quienes somos en la vida", sentencia.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS