Las caras (y las cruces) de la carrera de Alistair Brownlee
Trucos y curiosidades / Triatlón / Las caras (y las cruces) de la carrera de Alistair Brownlee

Las caras (y las cruces) de la carrera de Alistair Brownlee

Alistair Brownlee es conocido dentro del circuito profesional por ser un deportista que no entiende de escala de grises: desde que suena la bocina que da comienzo, el de York lanza -metafóricamente- una moneda al aire y a partir de ahí, salta al agua con todo lo que tiene dentro, y mantiene un alto ritmo de intensidad hasta que se vacían los tanques.

Si la moneda sale cara y en los tanques hay las suficientes energías como para alcanzar la meta, Alistair se vuelve a casa con una rotunda victoria, una más en su extenso palmarés.

En cambio, si la moneda sale cruz y se queda sin fuerzas antes de cruzar la línea, el desfallecimiento hará que pierdan gran número de posiciones o termine abandonando: sin medias tintas.

Las caras de la moneda: sus grandes éxitos

En estos casi veinte años de carrera profesional que atesora, hay que poner en valor que ha logrado ser el más eficiente en los momentos cumbres: los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de Río 2016, haciéndose con los dos grandes hitos de su carrera, sus dos medallas de oro que hacen que internacionalmente muchos aficionados discutan si ha sido Javier Gómez Noya, con sus cinco entorchados en Series Mundiales, o él, el mejor triatleta de corta de la historia.

Junto a estos dos oros olímpicos supo hacerse con las Series Mundiales de 2009 y 2011 y cuatro títulos de Campeón de Europa -los mismos que Javier Gómez Noya-.

En media distancia, por el momento, su rendimiento no alcanza a ser del nivel de la corta, pero sin embargo ya atesora alguna competición de relevancia, como su segundo puesto en el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 2018, prueba considerada por la PTO la de más nivel de la historia: su ganador masculino, Jan Frodeno, recibió 121.16 puntos por ella.

Aquella mañana de septiembre Alistair fue capaz de sobreponerse a un adelantamiento de Javier Gómez Noya nada más salir de la T2, y aprovechando el posterior desfallecimiento del gallego, hacerse con la plata en una prueba en que ya por fin se medía con los grandes nombres de la media distancia.

Por el momento puede que sea su gran éxito en media distancia, donde le hemos visto ganar en IRONMAN 70.3 St. George 2017, IRONMAN 70.3 Dubai o ANFI Challenge Mogan, en el que supuso su debut en los 113 kilómetros.

Las cruces

Sin embargo, esos sonados desfallecimientos también son numerosos. De los primeros que se le recuerdan, una vez dio el salto a la media distancia, es el que presenciamos en la primera edición de The Championship, Challenge Samorin. Allí, en el medio centro europeo, se medía a dos figuras de renombre, Lionel Sanders y Sebastian Kienle.

Hasta la T2, todo apuntaba a que Alistair iba a continuar el idilio con la media distancia -tras los triunfos en sus dos primeras pruebas-, pero en los primeros metros de la carrera a pie se vio que había medido mal y que aquel domingo de agosto tocaba cruz.

Tras ser el mejor nadando, y liderar la carrera a lo largo de los noventa kilómetros de ciclismo, ni siquiera fue capaz de terminar, abandonando a los pocos kilómetros.

Alistair Brownlee
Foto: Triathlon Live

El Campeonato de Europa de Glasgow de 2018

Tras una lesión que le mantuvo parado la segunda parte de aquel 2017, la siguiente temporada apenas compitió, aunque lo hizo de manera muy positiva. Sin embargo, hubo dos manchas en su expediente de aquella temporada: descalificación en la Gran Final de Gold Coast -por saltarse una boya- y otro pequeño desfallecimiento, el del Campeonato de Europa de Gasglow.

En tierras escocesas, pese a llegar a la T2 en cabeza, finalmente quedó relegado a la cuarta posición, siendo superado por Pierre Le Corre, Fernando Alarza y Marten Van Riel.

Dos desfallecimientos en 2019

2019 fue el año en el que el mayor de los hermanos decidió enfrentarse finalmente a la larga distancia. Tras ganar un IRONMAN Irlanda en el que no se nadó y se compitió bajo una gran lluvia, el primer desfallecimiento llegaría en Niza, donde se celebró el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3.

A apenas diez kilómetros de meta todo apuntaba a una gran victoria, su primer título tras la segunda plaza en Sudáfrica, pero aquel día irrumpió la figura de Gustav Iden, que le dio alcance y ya no abandonó el primer puesto. Aquel día Alistair terminó séptimo en la carrera a pie: Pablo Dapena, Javier Gómez Noy o Bart Aernouts fueron más rápidos que él en los 21 kilómetros finales.

Alistair Brownlee Lanzarote ciclismo
Foto: Alistair Bronwlee // Instagram

Sin embargo, su debut en Kona es hasta el momento la competición en la que más le hemos visto sufrir. Líder por momentos durante los 180 kilómetros ciclistas, lidiando con Tim O'Donnell y Jan Frodeno, la última hora de carrera es, en sus propias palabras "el peor momento de su historia deportiva".

Cuartoen la T2, finalmente terminó vigésimo primero. Si llegó a meta fue gracias a Lionel Sanders, con quien compartió gran parte del recorrido final, cuando ambos se habían venido físicamente abajo. "A la mitad de la carrera a pie no me quedaba nada y tuve que darlo todo para ir poniendo un pie delante del otro. No terminar no era una opción. Mención especial a Lionel Sanders por llevarme a casa", explicó en redes.

IRONMAN 70.3 Oceanside 2022

Este pasado sábado vivimos la que, por el momento, es la última jornada de cruz del británico: líder en IRONMAN 70.3 Oceanside con solvencia a falta de tres kilómetros, el adelantamiento de Jacskon Laundry hizo que desconectase, dejándose llevar hasta meta, donde aún Rudy von Berg y Lionel Sanders fueron capaces de adelantarle.

Queda un mes para el Campeonato del Mundo de IRONMAN de St. George. ¿Qué tocará, cara o cruz? Ojalá sea cara: cualquier carrera es mejor si Alistair Brownlee pelea por la victoria hasta el último metro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS