Laura Philipp:
Foto: Laura Philipp / Instagram /
Actualidad / Triatlón / Laura Philipp: "Todavía tienen que pasar muchas cosas antes de St. George"

Laura Philipp: "Todavía tienen que pasar muchas cosas antes de St. George"

No hay demasiadas triatletas que puedan presumir de un porcentaje de efectividad similar al de Laura Philipp.

Desde 2016, la triatleta alemana ha tomado la salida en 27 pruebas internacionales de media y larga distancia -incluido un XTerra World Championship- y ha subido al podio en el 80% de las ocasiones.

Y, desde 2017, Philipp puede presumir de haber ganado 16 de las 20 citas en las que ha estado presente. Lo que le deja un 80% de porcentaje de victoria en las últimas cinco temporadas.

En estos últimos años, a la campeona europea sólo se le ha resistido el podio del campeonato del Mundo. Pero es algo que tratará de cambiar en 2022, temporada en la que tendrá dos oportunidades para seguir mejorando su estadística.

Laura Philipp ciclismo
Foto: Laura Philipp / Instagram /

En el último vídeo de su canal de YouTube, Philipp, que desde mediados de enero se encuentra entrenando en España, nos cuenta algunos detalles de su preparación en este stage; el segundo de la temporada tras su paso por St. Moritz

"En este vídeo os doy una visión de mi training camp en Mallorca", explica la alemana en la descripción. "Es un bloque importante en mi preparación para St. George, en mayo".

Su última publicación en YouTube, la tercera de la serie "IRONMAN Prep 2022", reúne varios momentos de la vida cotidiana de la triatleta en su dos primeras en la isla, donde ha compartido su día a día como Sebastian Kienle, Lisa Norden o Maurice Clavel, entre otros.

Desayuno temprano y a por una sesión de pista

Son las 7 de la mañana cuando Laura Philipp comienza a preparar su desayuno. "Bastante temprano para nosotros", apunta.

En el plato unas toritas de maíz con mantequilla de almendras, plátano, unas almendras y algo de canela. "Se digiere rápidamente y me da energía", señala. "Además de un poco de mermelada -de contrabando, dice entre risas- para añadir algo más de azúcar".

La triatleta de New Balance aprovecha también este momento para preparar el resto de su nutrición de cara al entreno: carbohidratos y recovery. Después, rumbo a la pista.

"La zona de Valencia donde están Alistair y Jonny (Brownlee) es una auténtica joya. El problema es que hay tantas subidas y bajadas que te congelas de momento", explica Philipp Seipp, entrenador y marido de la Laura, de camino al lugar de entrenamiento.

Los hermanos Brownlee son habituales en la provincia de Alicante, aunque desde hace unos días se encuentran en Lanzarote.

Una vez llegados al óvalo, llega el momento de preparar el cuerpo con varias vueltas de calentamiento (alguna sin zapatillas) antes de un sesión compuesta de: 2x200, 2x400, 600, 2x400, 2x200, en la que vemos a Laura Philipp tirar de Lisa Norden.

Tras la pista, vuelta a casa para recuperar fuerzas: un tazón de papilla con proteína vegana en polvo, fruta, yogur, nueces y canela.

De las series de la bici, a la mesa

En el vídeo, también podemos ver a la campeona de IRONMAN Austria poniendo a punto su bicicleta y disfrutando con ella de los paisajes de Mallorca.

"La cadena vuelve a ronronear", señala Laura Philipp tras limpiar y engrasar con mimo su Speedmax. Después, "primera vez en pantalones cortos" y a por una ruta por la isla.

"Hoy podemos hacer un paseo largo. No suele ser parte del plan, así que aprovecharemos la oportunidad para hacer un gran circuito a través de las montañas de Tramuntana", explica.

Laura Philipp ciclismo
Foto: Laura Philipp / Instagram /

Y una vez más, tras el entrenamiento, momento de recuperar los depósitos. "Siempre me atengo a la ventana de recuperación de 30 minutos", cuenta la alemana mientras vemos a su compatriota Sebastian Kienle pasando la aspiradora en casa.

"De las series de bici a la mesa, y a comer las sobras", explica Philipp mientras come aún con el atuendo ciclista.

"Tengo 'lo mejor de las sobras': quinoa con verduras, pasta, una rebanada de pan con queso, mi pan de plátano que horneé y ya probé la mitad y aquí, creo que fue Sebi quién los hizo, panqueques. Los tomaré como postre con fruta", repasa la cuarta clasificada de IRONMAN Kona 2019.

Mejorar la natación, el gran objetivo del invierno

Port de Pollença, localidad al norte de la isla, es el lugar escogido para los entrenamientos de agua. Una piscina "demasiado caliente" donde el grupo de Philipp Seipp se enfrenta a sesión muy dura.

"Hoy tenemos series de 50 en la planificación, no sé cuántos, pero va a ser divertido ver cuánto sufriremos todos", anota Laura.

El gran objetivo del invierno para la triatleta alemana para por mejorar la natación. "Sigue siendo un enfoque importante", desliza su marido y entrenador. "Los tiempos en la piscina son prometedores, ciertamente, no queremos nadar con las mejores, sino acercarnos lo máximo posible".

Una parte importante en el camino hacia St. George

"El training camp de Mallorca es una parte importante para las competiciones, especialmente en la preparación para St. George", dice Laura.

En cuanto a la bicicleta, ha tratado de agregar algo de intensidad, además de mucho volumen.

En la carrera a pie habla de "tres sesiones de tempo esta semana": una rápida y corta en la pista, una sesión en subida con un tempo más largo y luego una carrera con un tempo clásico en un camino de grava con un kilómetro rápido y otro kilómetro fácil.

"Fue genial ver cierta progresión en mi forma dentro de estas dos últimas semanas", apunta Laura, visiblemente satisfecha.

Un 2022 con tres campeonatos del mundo

"Laura ha tenido un 2021 muy bueno", dice su entrenador. Lo cierto es que la alemana tomó la salida en tres pruebas y logró tres victorias: IRONMAN Finlandia y Austria y 70.3 Zell am See.

"Eso es lo que queremos construir para ambos campeonatos del mundo de IRONMAN y el campeonato del mundo de 70.3, son tres carreras por el título mundial", continúa Seipp.

Atrás queda la preparación general y ahora toca perseguir metas metabólicas. "Eso lleva algo de tiempo, y ya estamos a 12 semanas de un campeonato mundial".

Por eso ha tocado enfrentarse a un buen bloque de volumen. "Creo que Laura ha hecho 31.5 horas en la planificación, es bastante decente", señala su marido.

Por su arte, la triatleta espera "haber alcanzado el siguiente nivel de condición física" tras su estancia en Mallorca. Aunque todavía tienen que pasar muchas cosas antes de St. George, "ha sido una pieza importante en el rompecabezas para construir una base sólida, pero también producir algo de forma".

ARTÍCULOS RELACIONADOS