Entrenamientos / Lesiones de rodilla: qué hacer y cómo evitarlas

Lesiones de rodilla: qué hacer y cómo evitarlas

Practicar deporte a veces puede provocar caídas, movimientos bruscos o giros repentinos que llegan a derivar en lesiones en diferentes articulaciones, entre ellas, la rodilla.

Los tipos de lesión en la rodilla son múltiples, no obstante, si se tienen en cuenta algunas recomendaciones estas pueden evitarse, a pesar de que hagamos ejercicio con regularidad.

Deportes donde más se sufren lesiones de rodilla

Por lo general, cualquier deporte en el que movamos las piernas constantemente y hagamos movimientos complejos puede ser el detonante de una lesión de rodilla.

Sin embargo, se ha comprobado que hay ciertos deportes en los que las lesiones de rodilla son más habituales. ¿Cuáles son estos deportes?

Gimnasia de mantenimiento

La gimnasia de mantenimiento es un método de trabajo de impacto que ayuda a sobrellevar los esfuerzos cotidianos.

Se realiza con el objetivo de mejorar la condición física, favorecer la coordinación y reducir el estrés.

Sin embargo, a pesar de ser un deporte que se practica en un ambiente tranquilo, es muy frecuente que aquellos que lo practican sufran algún golpe, dolor e, incluso, lesión en la rodilla.

Esto generalmente ocurre por la incorrecta realización de un ejercicio o por hacer un sobreesfuerzo físico.

Fútbol

El fútbol es un deporte de contacto y en el que las piernas están constantemente moviéndose.

Las lesiones en el tobillo, ligamentos o rodilla son muy comunes y pueden producirse por diversas razones.

Un impacto fuerte, una mala caída o un sobreesfuerzo físico pueden provocar que los futbolistas sufran este tipo de lesiones.

Ciclismo

El ciclismo es sin duda un deporte en que las rodillas están en continuo movimiento, por lo que es muy importante hacer un buen calentamiento previo a la sesión.

Sin embargo, esto no nos libra de que podamos sufrir lesiones en esta articulación.

Además, hay que tener en cuenta que el ciclismo es un deporte muy exigente, en el que se pueden sufrir muchos contratiempos que fomenten las posibilidades de tener una lesión.

Carrera a pie

Durante la carrera a pie, los tirones en diferentes articulaciones de las piernas son muy comunes, sobre todo, si no se calienta ni se estira correctamente.

lesiones de rodilla
Foto: Envato Elements

Asimismo, si decidimos correr por terrenos pedregosos, esto implica movimientos complejos y difíciles que, en consecuencia, aumentan las posibilidades de sufrir lesiones o roturas en las rodillas.

¿Qué lesiones podemos sufrir en la rodilla?

Las lesiones que podemos sufrir en la rodilla dependerán principalmente del deporte que hagamos, entre ellas se encuentran las siguientes:

Esguince de rodilla

Se trata de la lesión de uno o varios ligamentos de la rodilla. Dicha articulación está compuesta por cuatro ligamentos; lateral externo, lateral interno, cruzado anterior y cruzado posterior.

La causa principal por la que uno de estos ligamentos sufre daños suele ser la flexión o la torsión de la rodilla cuando el pie está apoyado firmemente en el suelo.

lesiones de rodilla
Foto: Envato Elements

Los síntomas de un esguince de rodilla son:

  • Disminución del movimiento y rigidez.
  • Dolor constante.
  • Derrame articular con inflamación.

Lesión del menisco

Cualquier actividad en la que se tuerza o se gire la rodilla, especialmente cuando ponemos todo el peso sobre ella, puede producir una rotura en el menisco.

Los signos de esta lesión son:

  • Hinchazón.
  • Rigidez.
  • Bloqueo en el movimiento de la rodilla.
  • Dolor constante.

Para tratar esta lesión es importante mantenerse en reposo, aplicar hielo y tomar los medicamentos que nos recomiende nuestro médico.

Rotura del ligamento cruzado anterior

El ligamento que más tiende a lesionarse es el cruzado anterior. Este se desgarra muy a menudo cuando se realizan movimientos repentinos de torsión.

Deportes como el baloncesto o el fútbol tienen un riesgo muy elevado de lesiones en el ligamento cruzado anterior.

Este tipo de lesión no causa dolor como tal. En lugar de eso, la persona que la padece suele oír un claro sonido de ruptura, seguido del aflojamiento de la pierna al intentar parar.

Bursitis de rodilla

La bursitis en la rodilla es la inflamación de un saco pequeño lleno de líquido llamado bursa.

Esta lesión reduce la movilidad de la articulación y provoca irritación y dolor.

Los síntomas más habituales suelen ser:

  • Sentir la rodilla sensible e hinchada cada vez que se ejerce presión sobre ella.
  • Elevación de una bolsa de color azul-rojiza con el paso de los días.

Qué hacer si nos lesionamos la rodilla

En el caso de que hayas sufrido alguna lesión de rodilla lo mejor es que sigas los consejos de tu médico y de un fisioterapeuta.

No obstante, las medidas más populares ante una lesión son:

  • Guardar reposo.
  • Aplicar hielo y crema o pomada en la zona afectada.
  • Tomar la medicación recomendada.

En caso de sufrir una rotura en los ligamentos o rotura de rodilla se tiene que operar de inmediato y planificar un proceso de curación y de recuperación.

Cómo prevenir las lesiones de rodilla

Aunque no depende solo de nosotros, debemos tener en cuenta varios aspectos que nos van a ayudar a prevenir considerablemente las lesiones de rodilla.

Calienta y estira antes de cada ejercicio

Mucha gente se olvida de que antes de ponerse a hacer deporte hay que conseguir que los músculos entren en calor.

Por ello, es importante calentar y estirar de manera correcta, consiguiendo que tus articulaciones estén preparadas para una sesión de entrenamiento.

De no hacerlo, lo más probable es que tarde o temprano acabes sufriendo alguna lesión o rotura muscular.

Descansa y recupérate correctamente

No te obsesiones con entrenar y hacer deporte todos los días. Es importante que los músculos se recuperen y descansen.

Si no tomas esta medida, los músculos cada vez soportarán menos esfuerzos físicos, lo que terminará provocando una lesión.

Por tanto, procura descansar al menos dos días durante la semana para que tu cuerpo esté preparado para continuar haciendo deporte.

Haz una buena técnica en tus ejercicios

Una razón muy común por la que surgen las lesiones es por el hecho de hacer los ejercicios con una técnica incorrecta.

En caso de que tengas dudas, lo mejor es que consultes a un entrenador deportivo o al monitor de tu gimnasio.

Aquí, además de prevenir la lesión, conseguirás que las ejercicios tengan más efecto.

Protege tu rodilla si has sufrido lesiones anteriormente

Es importante que si anteriormente has tenido alguna lesión en tu rodilla la protejas con rodilleras o vendajes elásticos.

Estos soportes están hechos de espuma y material elástico para no reducir la movilidad. Su objetivo principal es controlar los movimientos de esta y estabilizarla.

Dependiendo de la lesión que hayas sufrido tendrás que usarla solo durante el deporte o de manera permanente. Para saber esto consulta a tu médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS