¿Va a llegar Lionel Sanders pasado de forma a Kona?
Foto: Instagram // Lionel Sanders
Actualidad / Triatlón / ¿Va a llegar Lionel Sanders pasado de forma a Kona?

¿Va a llegar Lionel Sanders pasado de forma a Kona?

De todos es sabido que Lionel Sanders es un deportista que no entiende de escala de grises: para él las cosas son blancas o negras, siendo capaz de cambiar radicalmente sus hábitos de la noche a la mañana sin apenas inmutarse: de vivir encerrado en su Caverna del dolor, donde prácticamente llevaba a cabo todos sus entrenamientos, a pasar a entrenar en exterior la gran parte de sus sesiones, y orgulloso de ello.

Hace unos meses le vimos cambiar la mayoría de su material ciclista tras su sonada derrota en Ironman 70.3 Oceanside frente a Jan Frodeno. El canadiense cambió el tamaño de sus bicicleta -aunque posteriormente ha vuelto a una talla M-, cambió el manillar y sustituyó sus pedales de toda la vida por unos Speedplay, tal y como le había visto utilizar al propio Frodeno.

Pero hay más: tras verse superado en Ironman Mont Tremblant por Cody Beals, ha modificado sus pautas de alimentación. El último cambio ha sido reconocer que de cara a 2019 va a contar con un compañero de entrenamiento para cada disciplina, tal y como hacen gran parte de sus rivales. Para ultimar su preparación para Kona se ha buscado un runner, consciente de que en el último de los segmentos tenía aún un amplio margen de mejora.

Y efectivamente, Corey Bellemore, el actual poseedor del récord de la milla de la cerveza, es posible que haya llevado la calidad de la preparación de Sanders a otro nivel. "Gracias por probablemente las dos mejores semanas de entrenamiento que he hecho jamás", le dedicaba en Instagram hace unos días. Nuestra duda es: a la intensidad que está entrenando, ¿no llegará pasado de vueltas a la cita del próximo 13 de octubre?

La intensidad, la clave

"Si haces tu mejor sesión de los últimos tres años a solo dos semanas de competir, es que no estás entrenando como debieras", decía Nacho Tomé, colaborador de Planeta Triatlón, tras ver el famoso 8x1000 que completó Sanders hace apenas semana y media. De la mano de Bellemore, el actual subcampeón del mundo de Ironman marcó para cada serie unos parciales a los que no nos tiene acostumbrados, entre 2:54 y 2:59, y posteriormente se jactó de que eran sus mejores tiempos de las tres últimas temporadas.

Conociéndole como le conocemos los aficionados, la presencia de Corey, un renombrado corredor, puede que le haya hecho incrementar los ritmos y los esfuerzos, y es más que probable que esté yendo un punto por encima de lo que necesita, bordeando peligrosamente los límites del sobreentrenamiento.

Unos volúmenes por encima de lo esperado para estas fechas

Pero es que además de la intensidad, los volúmenes que está asumiendo a pocos días de la gran cita también sorprenden. No es solo el Ironman que entrenó en solitario para testear si los cambios post Mont Tremblant iban por buen camino a menos de un mes de la gran cita: hace apenas cuatro días corría 35 kilómetros por la Queens K, cuando, prácticamente, ya debería estar en fase de tapering.

Las ansias de triunfar hacen que Sanders quiera ser cada vez mejor -lo cual es digno de elogio-, pero esperemos que no se pase de punto: cuanto mejor lo hagan cada uno de los favoritos, más atractiva será la carrera el sábado de la próxima semana.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS