Lucy Charles:
Actualidad / Triatlón / Lucy Charles: "no hago nada por el gusto de moverne, lo hago para ser la mejor"

Lucy Charles: "no hago nada por el gusto de moverne, lo hago para ser la mejor"

Despegó cuando consiguió el segundo puesto en su primera participación como profesional en Kona, en 2016. Desde entonces no ha dejado de volar y nadie sabe cuándo volverá a tocar el suelo. En lo que va de 2018 Lucy Charles ha ganado todo lo que ha corrido; hasta un 70.3 a relevos mixtos con sus padres y se postula como el mayor de los peligros para Daniela Ryf.

Algo que parece de locos si miramos hacia atrás y recordamos como la británica decidió dejar el deporte de alto rendimiento cuando vio frustrado su sueño de ir a unos Juegos Olímpicos. “Mi único objetivo cuando tenía ocho años era estar en unos Juegos Olímpicos para nadar, o para otra cosa”, explica en una entrevista con unos de sus patrocinadores, la marca de ropa deportiva Endurance.

En 2012, siendo nadadora del equipo de Gran Bretaña, Charles tomó una decisión cuando se quedó sin plaza para los juegos de Londres. "Cuando decidí que ya no quería nadar, casi me sentí culpable porque mis padres me habían dedicado toda mi educación a nadar y llevarme a la piscina", explica.

La británica abandonó el sueño olímpico y comenzó a trabajar en un zoológico. Sin embargo la verdadera Lucy no tardó en aparecer de nuevo: "Después de dos meses, pensé: ¿qué estoy haciendo con mi vida? Necesito algo más, necesito deporte".

Así fue como Charles fijó julio de 2014 como la fecha de su debut en Ironman. En el IM UK acabó segunda de su grupo de edad. Después llegó a sus oídos algo sobre Kona y el Campeonato del Mundo; más tarde la clasificación en 2015 y finalmente la victoria como en su grupo de edad de manera impresionante. Entonces lo tuvo claro: "Decidí 'OK', voy a ser profesional ahora".

De trabajadora en un zoológico a referente mundial

"Nunca puedo hacer algo por el gusto de solo moverme, quiero probar y ser la mejor", dice Charles. Esa misma actitud le llevó a ganar el Ironman de Lanzarote 2017. "Creo que ganar Lanzarote 2017 cambió mucho mi mentalidad. Empecé a pensar, 'de hecho eres bastante buena en esto' ya que salí de la bicicleta con una ventaja de veinte minutos".

Cuando entró por primera vez al triatlón Lucy pensaba que era inútil para el ciclismo, aquel día cuando terminó Lanzarote, su padre le dijo: "¿Sabes que rompiste el récord del recorrido en bicicleta?".

Poco después llegó a Kona con el único objetivo de acaba entre los diez primeros, algo que ya “era ambicioso”. Pero también estaba la “ambición secreta de querer estar en el podio”, reconoce la triatleta de Red Bull. Cuando cruzó la meta como segunda, Daniela Ryf le dijo que le había dado una de las carreras más difíciles de su vida.

Ahora, convertida en una de las mejores del mundo, la subcampeona de Kona sabe lo que quiere: "Mucha gente me dice: 'Oh, serás la próxima Chrissie Wellington', pero yo no quiero ser el próximo alguien, solo quiero ser yo y lo que quiero hacer. Quiero hacer cosas que nadie ha hecho antes. Nadie había usado cubrebotas nunca antes en un Ironman y después de hacerlo todo el mundo decía: 'Por supuesto, por qué no habíamos pensado en hacer eso antes' ".

ARTÍCULOS RELACIONADOS