La natación bilateral, el trasfondo de la lesión de Lucy Charles
Actualidad / Triatlón / La natación bilateral, el trasfondo de la lesión de Lucy Charles

La natación bilateral, el trasfondo de la lesión de Lucy Charles

Lucy Charles decía adiós a sus dos primeros grandes objetivos de temporada hace apenas dos meses: en plena preparación para el Campeonato del Mundo de IRONMAN, cuando todos sus rivales estaban compitiendo o trasladándose a Estados Unidos, ella mantenía un extraño silencio.

Ahí supimos que estaba lesionada, tal como ella contó en un vídeo en el que renunciaba tanto a acudir a St. George, como a estar en el Sub7Sub8, el proyecto de Pho3nix Foundation que se celebrará en unos días en tierras alemanas.

A partir de la confirmación de la rotura por estrés, comenzaba un proceso de recuperación que se auguraba largo, y del que la propia Lucy quería salir lo antes posible. Para eso se trasladaba a tierras austriacas, a las instalaciones de Red Bull, donde la marca energética ponía toda su tecnología a su disposición.

"He dejado que los expertos analicen cada detalle de mi forma de correr y han descubierto algunas cosas cruciales acerca de mis biomecánicas que podrían haber causado mi fractura y que nos advertían de que esto iba a ocurrir tarde o temprano", explica en su último video. "Al aumentar mi volumen de entrenamiento, mi forma de correr hizo que mi cadera izquierda sufriese una sobrecarga".

Según le explicaron, tres son los factores que influyen al aumentar el volumen de horas: "tus caderas bajan, tu rodilla se adelanta y entonces haces un pequeño cambio interno”.

Lucy Charles natación
Foto: Red Bull Content Pool

Las 30 horas de entrenamiento semanal en su época de nadadora, también influyen

No solo es la técnica de carrera la que ha supuesto la fractura por estrés de su cadera izquierda, como continúa relatando en el vídeo.

"El hecho de haber sido nadadora durante años podría haber contribuido a la fractura", explica. "En primer lugar, el dolor torácico y la ligera escoliosis de mi espina, que podría ser de nacimiento, aunque parece bastante improbable y creemos que se debe a que desde los dieciséis hasta ahora solo he respirado por un lado al nadar".

"Debería haber escuchado a un entrenador que tuve de joven que me decía que tenía que respirar por ambos lados. Si le hubiese escuchado hubiese sido una atleta mucho más equilibrada. Básicamente, a raíz de respirar solo de un lado, mi cuerpo quiere girar hacia ese lado y, cuando corro, mi tren superior está ligeramente girado".

Foto: PTO

Por otro lado, la biomecánica de carrera a pie indica que al correr, Lucy mete el pie izquierdo hacia dentro. "El derecho aterriza bastante bien, pero al girar el izquierdo giro también la rodilla y la cadera hacia dentro y esto hace que no absorba el impacto demasiado bien en el lado izquierdo".

"Esto significa que mi pie, en lugar de absorber la fuerza y distribuirla bien, la lleva directamente hasta mi cadera y la golpea con cada zancada. Después de un tiempo mis caderas se resienten, porque el kilometraje que hago como atleta de resistencia bastante fuerte y cuando hay algo recibiendo golpes constantemente es cuestión de tiempo que se rompa. Eso es lo que le ha pasado a mi cadera".

ARTÍCULOS RELACIONADOS