Foto: Jodey Hopcroft
Actualidad / Running / Un fallo en el GPS de una corredora en el maratón virtual de Londres le hace completar 78K

Un fallo en el GPS de una corredora en el maratón virtual de Londres le hace completar 78K

El pasado 4 de octubre se celebró el Maratón de Londres disputado solo para profesionales en las calles de la capital británica y que terminó con la victoria de Shura Kitata. El resto de corredores tenían la opción de participar en la prueba virtual de la 40 edición del Maratón de Londres.

Y eso es lo que hizo Jodey Hopcroft, que se puso a correr a las 4:45 de la mañana para afrontar lo que iba a ser su quinta maratón de Londres, esta vez en formato virtual. Pero esto solo sería el comienzo de una verdadera tortura para la protagonista de esta historia, que terminó corriendo durante 15 horas, además de empapada por la lluvia y llena de ampollas. Todo debido a un fallo del GPS de la aplicación en la costa de Norfolk, donde se encontraba Jodey.

La corredora, de 38 años, puso en marcha la aplicación virtual del Maratón de Londres en el parque vacacional donde trabaja en Waxham Sands, encomendándose exclusivamente a ella y sin llevar un segundo reloj con GPS que pudiera confirmar la distancia recorrida y el tiempo transcurrido. El objetivo era parar cuando hubiera completado los 42,195 kilómetros del maratón.

Hopcroft se dio cuenta a los pocos minutos de salir que la señal del GPS de su teléfono era intermitente, lo que significaba que la aplicación de la Maratón de Londres que registraba la distancia no funcionaba correctamente. No registró el primer kilómetro de su carrera, ahí empezaron los problemas.

Foto: Jodey Hopcroft

La corredora pensó que funcionaría bien cuando saliera al exterior, pero el GPS da muchos problemas en esa zona, especialmente cuando hay niebla y lluvia, así que ella misma reconoce su error y no haber puesto medidas para evitar los problemas: "La aplicación recomendaba a la gente usar un dispositivo secundario, pero me la descargué solo unos días antes y no tenía nada más que llevar, así que fui un poco ingenua".

Cuando llevaba ya unos 30 kilómetros entre correr y andar, la aplicación solo le había contabilizado 13 kilómetros, una situación desesperante cuando quieres acabar el maratón y que le hizo pensar en tirar la toalla: "Una vez que había empezado no podía parar, me habrían invalidado el maratón. No tenía un dispositivo secundario, así que tenía que seguir hasta que la aplicación registrara los 42,195 kms."

Cerca de las 7 de la tarde, después de atravesar arroyos y con ampollas en los pies, tras más de 15 horas de caminata, la aplicación marcó la distancia correcta. Solo después, cuando comprobó con un mapa su track, se dio cuenta de que había recorrido casi 80 kilómetros."

ARTÍCULOS RELACIONADOS