Marina Muñoz nos cuenta cómo logró uno de los oros españoles en Coimbra:
Fuente: Fetri
Actualidad / Triatlón / Marina Muñoz nos cuenta cómo logró uno de los oros españoles en Coimbra: "ni en mis mejores sueños"

Marina Muñoz nos cuenta cómo logró uno de los oros españoles en Coimbra: "ni en mis mejores sueños"

Los Campeonatos de Europa Multideporte de Coimbra no han parado de dar buenas noticias al triatlón español. Salimos de tierras lusas con un balance total de 11 medallas en las pruebas élite, de las cuales cinco son de oro; tres, de plata; y otras tres, de bronce.

Dentro de las medallas de oro, hay que destacar la victoria de Antonio Benito en la prueba reina de los campeonatos, el triatlón de media distancia. El de Tomelloso quiso reconocer el trabajo del equipo seleccionado para esa victoria: "muchas gracias a los técnicos de Fetri por hacernos todo más fácil: Emilio Martín, Pablo Lucero y Rubén Ruzafa, y a todos los compañeros por un finde top".

Entre las cinco preseas de oro hay una especial para Castilla y León, Segovia y la localidad de Cuéllar, sobre todo, como es la de Marina Muñoz en la disciplina de triatlón cross. Misma disciplina en la que, en el lado masculino, otro castellano y leonés, como Kevin Tarek Viñuela, se llevó la prueba. Nosotros hemos hablado con la triatleta para que nos cuente cómo se dio el triunfo.

"Me generaba agobio pensando si me iban a recortar o alcanzar"

Marina Muñoz no podía creerse la victoria tras cruzar la meta de Coimbra. Las emociones de la segoviana estaban a flor de piel: "sabía que podía estar ahí. Ni en mis mejores sueños me imaginaba ser primera. Muy contenta y emocionada", comentó la triatleta del Deporama Triatlón Soriano.

El triunfo de la reciente campeona continental se construyó, en gran medida, durante el segmento de ciclismo. Marina Muñoz explicó ese tramo de la carrera: "ya salí en cabeza de la natación con Margareta Bicanova, que luego en bici perdió bastantes puestos. Yo, en cambio, conseguí mantenerme ahí adelante".

Sin embargo, la parte sobre dos ruedas no fue fácil: "fui sola todo el segmento. Encima era un circuito sin referencias. Era como una contrarreloj constante, sin saber muy bien dónde estaban las demás y dónde estaba yo", detalló.

Marina Muñoz Almazán
Fuente: Instagram // @marinita_klp

Al llegar a la transición, la triatleta tenía una ventaja de aproximadamente un minuto y medio. A pesar de ello, la carrera a pie fue todo un desafío para ella: "pensaba 'madre mía, siete kilómetros de carrera a pie, bastante duros'. No había referencias constantes, lo que me generaba agobio pensar si me iban a recortar o alcanzar". Al final, su esfuerzo valió la pena, pues "saqué trece 'segunditos' más corriendo incluso".

El circuito de Coimbra presentó características únicas que Muñoz destacó con entusiasmo: "teníamos una parte de bosque bastante fácil. Llanita, aunque con algún sendero un poco más complicado", recordó. Sin embargo, la parte urbana fue su favorita: "los últimos cinco kilómetros de cemento en bicicleta eran por el casco urbano de Coimbra. Era muy complicado pero bastante guay. Nos metían por todas las calles turísticas de la ciudad, cortaron las calles y pusieron vallado".

¿Desde dónde nace su pasión por el triatlón cross?

La reciente campeona continental ahora tiene la mirada puesta en el Mundial de Australia. Sin embargo, no tiene un hueco asegurado: "ojalá me lleven porque sería el viaje soñado ir a competir en Australia", recalca la segoviana sobre la ilusión que le haría competir en las antípodas.

La pasión de Marina Muñoz por el triatlón cross viene de lejos: "siempre me ha gustado mucho la mountain bike. En mi pueblo, con la gente de mi club de siempre en Cuéllar, les gustaba y a mí siempre me ha enganchado", compartió.

Esta disciplina tiene un atractivo especial para ella: "el triatlón cross es totalmente diferente al triatlón normal de carretera. La bici tiene un peso diferente. No dependes tanto de cómo salgas del agua, sino de ti mismo y de cómo sea el circuito", señala como virtudes de la disciplina en la que se está labrando un nombre.

Para la triatleta del Deporama Triatlón Soriano, la técnica en la mountain bike es crucial: "aunque seas muy buen ciclista, si te ponen una parte técnica y no eres capaz de pasarla sin perder tiempo, realmente te caen segundos que se van acumulando", afirmó.

Marina Muñoz Almazán
Fuente: Instagram // @marinita_klp

Ella no se considera la mejor en este aspecto: "no me considero súper top en mountain bike con chicas que son profesionales del XTERRA, por ejemplo. Cuando vienen partes de pura técnica, pierdo tiempo y se nota mucho".

Muñoz observa una diferencia en la participación femenina en el triatlón cross: "en chicas es más difícil. No sé por qué, pero parece que las chicas tienden a tener más miedo a la mountain bike", señaló. En su experiencia, las chicas son más cautelosas: "a las chicas nos cuesta un poco más tirarnos a lo loco. Todavía falta un poco en el sector femenino".

La victoria de la cuellarana no pasó desapercibida para la federación de Castilla y León, ya que el oro vino a la par con el del leonés Kevin Tarek Viñuela: "la federación nos ha felicitado a ambos, lo pusieron en redes sociales", comentó. También la Fetri celebró el éxito de la delegación española: "comenzamos muy bien en duatlón con María Varo y Javi Martín. Luego en duatlón cross, Nacho Gálvez y Marta Cabello lo bordaron. Nosotros vinimos y lo rematamos", concluye la reciente campeona continental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS