Foto: Kelvin Trautman / Red Bull Content Pool
Salud y Nutrición / Tengo un metabolismo lento: ¿lo puedo acelerar?

Tengo un metabolismo lento: ¿lo puedo acelerar?

En más de una ocasión habrás escuchado, o lo has dicho tú mismo, lo de "tengo un metabolismo lento", en referencia a que te cuesta quemar calorías más que al resto. O que al menos, hay esa percepción.

Tenemos buenas noticias: existen métodos para acelerar nuestro metabolismo, aunque, desafortunadamente, también demasiados mitos sobre cómo realizar este proceso.

Los principales conceptos que vamos a desarrollar en este artículo son esenciales no solo para que comprendas mejor cómo funciona el metabolismo sino para que olvides esos mitos falsos de los que tanto habrás oído hablar y que, en caso de que quieras acelerarlo, lo hagas de una manera coherente y efectiva.

¿Qué es el metabolismo basal?

Antes de empezar a plantearnos la idea de acelerar o no nuestro metabolismo, tendremos que saber cómo calcular el valor de nuestro gasto energético y el control en la ingesta de calorías.

Para ello está el metabolismo basal, o gasto energético en reposo (GER), gracias al cual conocemos la cantidad de energía que necesitamos en reposo para mantener los procesos vitales.

Entre estos procesos vitales se encuentran la respiración, la circulación sanguínea, el control de la temperatura corporal, el crecimiento celular, la función cerebral y nerviosa y la contracción de los músculos.

Por tanto, podríamos afirmar dicho de una manera menos técnica, que es la energía que gasta el cuerpo tras vivir un día genérico de nuestra vida, sin contar el ejercicio o el trabajo que puedas realizar.

Cómo calcular el metabolismo basal

Una vez comprendido el concepto, es momento de saber cómo podemos calcularlo. Para plantear las fórmulas del metabolismo basal (GER) se tienen en cuenta cuatro variables diferentes: peso (p), edad (e), sexo y altura (h).

A pesar de que con estas variables no vas a obtener el resultado exacto del gasto energético total, te van a servir para determinar tus necesidades energéticas.

Existen diferentes fórmulas que se pueden realizar, como la utilizada por la OMS, la ecuación de Roza o la ecuación de Mifflin-Sant Joser aunque la más representativa es la de Harris y Benedict.

Para realizarla, tienes que aplicar las siguientes fórmulas:

HOMBRE: GER = 66,5 + (13,74 x P) + (5, 03 x H) – (6,75 x E)

MUJER: GER= 655,1 + (9,56 x P) + (1,85 x H) – (4,68 x E)

Factores que influyen en el metabolismo

Una vez que sabemos como calcular el metabolismo basal, algo esencial para saber si debemos o no acelerar nuestro metabolismo, debemos conocer qué factores son los que afectan a éste.

Seguramente te preguntes por qué si comes de manera equilibrada tu metabolismo no responde a las expectativas.

Si bien cada metabolismo es un mundo completamente diferente, seguramente haya factores en tu vida cotidiana que afecten al mismo y que no conozcas.

Cuántas veces comes al día

Lo primero que debes conocer es que uno de los factores que influye en tu metabolismo es la cantidad de veces que comes al día.

Una recomendación importante: en metabolismos lentos, lo mejor es fraccionar la dieta en pequeñas tomas a lo largo del día.

Por lo tanto, si estabas haciendo una dieta correcta, pero no obtenías los resultados esperados, tal vez aquí tengas una de las respuestas.

Musculatura, género y edad

La musculatura, el género y la edad son tres factores que influyen en el metabolismo de una persona.  Los hombres por lo general se benefician metabólicamente hablando ya que la complexión física permite consumir más calorías que a las mujeres.

A esto también se le suma la edad, ya que conforme se llega a la edad adulta o a la tercera edad, se produce una disminución en la masa muscular y por lo tanto quemar calorías se hace cada vez más complicado.

running
Foto: Envato Elements

Deshidratación

La deshidratación también es un factor a tener en cuenta. El agua natural aumenta el metabolismo de forma significativa ya que todos los procesos metabólicos necesitan del agua para funcionar adecuadamente.

Por tanto, si quieres acelerar tu metabolismo, olvida los refrescos y las bebidas azucaradas ya que éstas deshidratan al cuerpo y disminuyen el metabolismo.

Estrés

Por último, vamos a tratar el factor del estrés. El estrés es un factor de desequilibrio en nuestro cuerpo y, entre otros cambios que este provoca, están la subida de la presión arterial y el aumento de los niveles de glucosa.

De esta forma, el estrés lo que también provoca es que aumente el cortisol, una hormona vital de nuestro sistema interno de alarma, y, por lo tanto, debido a este aumento se almacena mucha más grasa en nuestro cuerpo.

Síntomas de tener un metabolismo lento

Si estás haciendo ejercicio y realizando una dieta equilibrada y no consigues los resultados esperados no te eches la culpa ni te martirices. Lo más probable es que sea tu metabolismo quien te esté dando tantos disgustos.

Vamos a realizar un repaso de los síntomas más evidentes de un metabolismo lento, ya que así podrás comprobar si es este tu problema a la hora de adelgazar.

Has engordado

Haces deporte con regularidad, comes bien, sano y equilibrado y has aumentado de peso. Bien, entonces es casi seguro que se trata de tu metabolismo.

Muchas personas lo asocian de manera errónea a la presunta sensación de aumento del apetito, sobre todo en las mujeres. La médica Mashika N. Alam afirma que “esto se asocia comúnmente con el hipotiroidismo, el cual ralentiza la tasa metabólica basal debido a la falta de hormonas tiroideas que son esenciales para las actividades metabólicas del cuerpo”.

Siempre estás cansado

Cuando tu cuerpo quema energía a un ritmo más ralentizado, te sientes fatigado con bastante regularidad.

Por tanto, si empiezas a notar que te encuentras constantemente cansado, aún si haber hecho muchos esfuerzos o sin haber hecho excesivo deporte, seguramente sea por tu metabolismo.

cansancio super league triathlon sobreentrenamiento entrenar de más
Foto: Barter Photography

Piel seca

Si tu metabolismo es lento, tus células no son tan activas como deberían, lo que quiere decir que no reciben el suministro de sangre adecuado. De esta forma se suda mucho menos de lo habitual, y como efecto, la piel se seca y queda agrietada.

Caída del pelo

Un metabolismo lento puede afectar a la capacidad de tu cabello para crecer y regenerarse. En el caso de tener un metabolismo lento, se produce una escasez de micronutrientes que provocan, entre otros efectos, la caída del cabello.

Frío constante

Si sientes que tienes habitualmente frío, aún habiendo temperaturas cálidas, es probable que tu tiroides no sea tan activa como debiera por lo que tu metabolismo tampoco lo es.

Además, ten en cuenta que el calor se genera con la actividad metabólica del cuerpo, así que, si estás constantemente con una sensación térmica de frío, se debe a que tu metabolismo es más lento de lo habitual.

¿Qué supone tener un metabolismo lento?

Si tienes un metabolismo lento no te desesperes. Vas a poder adelgazar si ese es tu objetivo y tanto el hacer ejercicio como tener una dieta equilibrada van a darte resultados.

Sin embargo, debes de tener en cuenta algunos factores a mayores que te van a ayudar a corregir en cierta medida tu metabolismo.

Uno de ellos es el que ya hemos mencionado antes, que consiste en comer en menos cantidad, pero más veces a lo largo del día. De esta forma animamos al organismo a aprovechar al máximo la energía que le damos a través de los alimentos.

Lo ideal sería que hicieses un desayuno, dos medias mañanas (pequeños almuerzos) una comida, dos medias tardes y una cena ligera.

Quema grasas moviéndote

Por mucha dieta que hagas, si no te mueves y tienes un metabolismo lento no vas a obtener los resultados que tanto ansías.

Si te mueves, tu metabolismo se activa ya que para desarrollar la musculatura se precisa un gasto energético.

Pongamos un ejemplo muy sencillo con un coche. Tú a un coche le echas gasolina y dependiendo de lo que hagas con él, la gasolina se queda ahí o bien va disminuyendo hasta el punto de que tienes que volver a echar. Todo depende de lo que muevas al coche y con tu cuerpo pasará exactamente lo mismo.

Practica deporte por la mañana

Hacer deporte es perfecto para mejorar tu metabolismo y, aún mejor, si lo practicas por la mañana en vez de por la tarde o por la noche.

sentadillas ejercicios isometricos
Foto: Envato Elements

El entrenador Marcos Florez, director de Estarenforma.com afirma que “el mejor momento para hacer deporte es cuando una vez hayas terminado, aún te queden horas y horas de actividad por delante”.

Por tanto, si puedes permitirte elegir entre hacer deporte por la mañana o por la tarde-noche, elige siempre la primera opción.

¿Se puede acelerar el metabolismo lento?

Viendo todos estos datos que hemos ido desarrollando, es evidente que hay ciertas formas de acelerar nuestro metabolismo.

Antes de que continúes leyendo, como bien hemos dicho al inicio de este artículo, olvídate de todos los mitos que hayas oído sobre el metabolismo ya que son muchos los que circulan por ahí y que, sin embargo, no tienen comprobación ni estudios médicos así que descártalos de tu lista.

  • Para acelerar tu metabolismo, en primer lugar, realiza actividad aeróbica diaria. Gracias a esto, el metabolismo va a estar constantemente en estado de activación permanente.
  • Consume una mayor cantidad de proteínas, ya que al procesarlas el cuerpo consume mayor cantidad de calorías. Para ello, aliméntate de carnes blancas, pescado y vegetales ricos en proteínas como la quinua o la soya.
  • Diferentes estudios afirman que es recomendable consumir una media de tres tazas diarias de té verde, ya que este aumenta el metabolismo.
  • Recuerda hidratarte de agua constantemente, y olvídate de bebida alcohólicas y de bebidas y refrescos azucarados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS