Actualidad / Triatlón / "Mi único miedo en la vida es que si me fuera, mis hijos no me recordaran"

"Mi único miedo en la vida es que si me fuera, mis hijos no me recordaran"

Jan Frodeno decía adiós el pasado 10 de septiembre a la competición profesional. Pese a que tomará la salida en un equipo de relevos en IRONMAN Israel, y que estará en California en su prueba de gravel, el alemán ha dicho adiós a la competición, y en estos momentos continúa con los actos de sus patrocinadores.

Uno de los últimos ha sido un nuevo vídeo para Bahrain Endurance, el equipo cuyos colores ha defendido en los últimos años, y en el que se sincera en los días previos a la disputa del Campeonato del Mundo de IRONMAN de Niza, al que llegaba como favorito.

Pese a que no pudo brillar a la altura esperada, terminando fuera de las posiciones de honor, Jan fue la gran estrella en la línea de meta, despidiéndose delante de aficionados, familiares y prensa.

El legado detrás del triatleta

El deseo de dejar una huella que ha tenido siempre es evidente, ya que ha sido un tema recurrente. "Legado es una palabra grande, pero sí, supongo que el objetivo es ser recordado", dice Jan en los primeros compases del vídeo. No se trata solo de reconocimiento o de trofeos, sino de un miedo más profundo y humano: "Honestamente, mi único miedo en la vida es que si me fuera, mis hijos no me recordaran".

Los vínculos familiares son cruciales para Frodeno. Sus hijos, aunque inicialmente no comprendían la exigencia del deporte y el agotamiento post-competición, ahora celebran cada éxito. "Al principio no les gustaba porque estaba agotado. Pero ahora lo entienden y les gusta. Recuerdo cuando hice la TriBattle y me caí, mi hijo se puso a llorar. Estaba preocupado porque pensaba que no ganaría y por lo tanto, no recibiríamos pizza, helado y un regalo".

Añade con una sonrisa, "Habíamos hecho un trato. Cuando gano, comemos pizza, tomamos helado y hay un regalo. Ahora sí les importan los resultados. La presión está ahí".

¿Cuáles eran las mayores dificultades de Niza?

Aunque el vídeo se ha presentado a posteriori de la celebración del Campeonato del Mundo de IRONMAN, se grabó antes, con lo que se puede escuchar a Jan hablando del circuito y qué le impone más respeto.

"Mi mayor amenaza en Niza es la montaña. Es una bestia. No soy naturalmente el mejor escalador". Pero para Jan, no solo se trataba de la montaña: "Niza en agosto suele ser un lugar popular y conseguir que no haya ningún accidente es probablemente la mitad de la batalla. Aunque me he caído un par de veces en los últimos años, estoy contento de estar aquí y de una pieza".

ARTÍCULOS RELACIONADOS