Nacho Gálvez apunta alto con su símil tras el oro en Coimbra:
Actualidad / Triatlón / Nacho Gálvez apunta alto con su símil tras el oro en Coimbra: "me dicen que soy el Van der Poel del triatlón"

Nacho Gálvez apunta alto con su símil tras el oro en Coimbra: "me dicen que soy el Van der Poel del triatlón"

Los Campeonato de Europa Multideporte de Coimbra no paran de darnos alegrías, medallas y motivos para ilusionarnos de todo lo que viene. Mañana es el plato fuerte con la prueba de media distancia en la que estarán varios de los nombres importantes del triatlón español como puede ser Fernando Zorrilla.

Dentro de ese futuro que ilusiona a todos los seguidores y expertos de este deporte está Nacho Gálvez quien con tan solo 23 años ya ha conseguido una medalla de oro (categoría élite) en la disciplina de Duatlón Cross.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con él para que nos cuente cómo se dio la prueba y qué futuro ve en una semana fantástica para él. Recordemos que venía de un subcampeonato de España en A Coruña en la modalidad de triatlón sprint. Las declaraciones del vigente campeón continental las puedes escuchar en nuestro episodio de podcast que hemos colgado en iVoox y Spotify.

"Aún ni me lo creo"

"Como ha sido todo tan de golpe, aún ni me lo creo", comenta Gálvez, resumiendo una semana vertiginosa que comenzó en ese campeonato nacional en Galicia. A la emoción del fin de semana le siguió la cita de Coimbra, donde el martes se coronó campeón de Europa Élite Duatlón Cross y campeón de Europa Sub-23: "estoy como flipando. He conseguido lo que quería desde pequeño, ¿sabes?", reflexiona el deportista.

La carrera en Portugal estuvo llena de intensidad y técnica: "Nos atrasaron una hora el inicio de la carrera porque estaba diluviando", recuerda. A pesar de las difíciles condiciones, el triatleta se mantuvo competitivo en una prueba que incluía un recorrido de 6.500 metros inicial, seguido de un desafiante trayecto en bicicleta.

Nacho Gálvez

"En la subida iba muy cómodo, pero en la bajada, que era de adoquines muy prolongada de 400 metros, me abrieron 15 segundos los belgas y un alemán", narra. Sin embargo, su estrategia y habilidad en la bicicleta le permitieron mantenerse en la lucha por el título: "me subí con ellos en la parte de bicicleta. Me fui con el belga, el campeón del mundo, Sebastien Carabin", detalla.

La prueba sobre dos ruedas demostró ser crucial: "la primera zona era muy incómoda. Nos metían por unas rocas, y la bici iba todo el rato para arriba y para abajo. No podías pedalear en ningún momento", explica. El madrileño tenía la estrategia clara para poder guardar sus opciones: "Decidí quedarme a rueda, comer, beber, y sabía que corría más que ellos. Si llegaba con ellos a la carrera a pie, sabía que me podía proclamar campeón de Europa", señala el del Cidade.

El sprint fue el momento clave para definir la victoria

El recorrido no solo fue físicamente exigente, sino que también requirió una gran concentración: "En los 21 kilómetros de la bicicleta, me quedé unas seis o siete veces del grupo, pero en las zonas técnicas volví a enganchar", cuenta el deportista.

La parte final de la prueba en bicicleta fue particularmente intensa: "en la última bajada me caí, cuando quedaban dos kilómetros. El adoquín resbalaba muchísimo por la lluvia", relata. "Me volví a subir a la bici. Tenía el manillar doblado y la rueda recta. Claro, no había momento de colocarlo. Seguí así hasta la transición", explica, demostrando el aguante que tiene el triatleta.

El madrileño también supo aprovechar sus fortalezas en los momentos clave. "Llegué a salir a la carrera a pie con ellos. El belga se quedó y el alemán me iba tensando todo el rato", recuerda. Nacho Gálvez supo respirar y mantener la calma para poder ejecutar su plan final.

En la zona exigente fue donde dio el callo: "estábamos en la zona dura, la primera carrera a pie era por un lado y la segunda por otro. No había podido reconocer la segunda carrera a pie y no sabía a lo que me enfrentaba", dice.

Finalmente, su habilidad para tomar decisiones rápidas se evidenció en los momentos finales de la prueba: "a falta de 800 metros, pensé que corro más que él. Que era más pequeño, el otro era gigante, al sprint le gano. Decidí cambiar el ritmo y le solté hasta la meta", relata. 10 segundos fue la diferencia con la que ganó a Fabian Holbach, más que suficiente para llevarse el oro.

¿Cuánta técnica exige la disciplina cross?

El del Cidade de Lugo Fluvial destaca la importancia de la técnica en el triatlón cross. "Sin técnica en triatlón cross te quedas atrás", afirma. Su experiencia en mountain bike desde pequeño le ha dado una ventaja significativa en este aspecto. "Desde pequeño monto en bici de montaña y entrenaba en Madrid con Dani Carreño, que era profesional del mountain bike y me enseñó muchísima técnica".

En su entrenamiento en Lugo, la técnica es primordial debido a las condiciones meteorológicas. "Aquí en Lugo, como llueve tanto, lo que más hacemos es mountain bike. Hasta febrero solo se puede hacer mountain bike porque si sales en carretera te la juegas con una caída o cualquier cosa", comenta.

"Ahora he llegado y de repente he hecho clic y mi cuerpo va como una moto", dice, evidenciando cómo su enfoque ha dado frutos en sus últimas pruebas. La dedicación y esfuerzo del madrileño son evidentes en sus logros y en su capacidad para recuperarse rápidamente entre eventos.

Triatlón Sprint A Coruña
Fuente: Fetri

Va a por todas a Balikesir

Mirando hacia el futuro, el vigente campeón continental se prepara para el Europeo de Balikesir de Triatlón Sprint, billete que selló en A Coruña, y el Campeonato de España Olímpico en Banyoles. "Voy a prepararme a tope para correr lo máximo posible esos 10.000 metros", señala. Además, Gálvez tiene en mente la clasificación para el Mundial sub-23: "si me clasifico al Mundial, bien. Si no, alguna Copa del Mundo o algo saldrá", añade, mostrando su enfoque pragmático y optimista.

La motivación del madrileño proviene tanto de su pasión personal como del apoyo de su familia y amigos. "siempre se lo he dicho a mi padre, y mi mejor amigo me lo dice. Me dice: 'tío, eres buenísimo porque se te da muy bien la mountain bike, el triatlón de carretera, el duatlón'", comparte.

La entrevista termina con el vigente rey de Europa del Duatlón Cross comparándose con uno de los grandes ciclistas del panorama actual. Gálvez se siente inspirado y determinado a demostrar su versatilidad en múltiples disciplinas.

Y no es un ciclista de bajo perfil con el que se compara: "creo que soy el Van der Poel del triatlón", afirma con confianza. Veremos qué hace este 'todoterreno' en las próximas pruebas, a quien le deseamos la mayor de las suertes para sus próximos retos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS