Nathalie Pohl consigue la Triple Corona de Natación en Aguas Abiertas
Actualidad / Natación / Nathalie Pohl consigue la Triple Corona de Natación en Aguas Abiertas

Nathalie Pohl consigue la Triple Corona de Natación en Aguas Abiertas

Nueva York no solo es Central Park, la Quinta Avenida y Broadway. También es el paraíso para los nadadores de aguas abiertas. 20 Bridges Swim es una prueba de 46 kilómetros de natación, llamada también Manhattan Island Marathon Swim, y es conocida como una de las pruebas de aguas abiertas más duras del mundo. Y la nadadora alemana Nathalie Pohl, de 23 años, ha vuelto a demostrar que es una de las nadadores de élite por excelencia, imponiéndose en la prueba. Ha completado la distancia en un tiempo total de 8:12:37 horas, convirtiéndose en el tercer mejor tiempo femenino en la prueba y también en la primera nadadora alemana en completar la Triple Corona de Natación en Aguas Abiertas.

Son muy pocos los nadadores que pueden presumir de este galardón, que concede la Asociación Mundial de Aguas Abiertas a nadadores que hayan completado las siguientes pruebas de natación de larga distancia: el Canal de la Mancha (33,7 kms), el Canal de Catalina (32,5 kms) y Manhattan Island Marathon Swim. La nadadora de 23 años ha dicho sobre la prueba: "¡Estoy absolutamente encantada! Sólo ganar la prueba es increíble, pero haber ganado la triple corona - ¡es más increíble! El duro entrenamiento ha valido la pena y he tenido la recompensa con uno de los paisajes más espectaculares que la natación en aguas abiertas puede ofrecerte.

Nathalie Pohl

Quince participantes y la máxima concentración

Unos 15 participantes, 15 barcos de apoyo y kayaks comenzaron el fin de semana pasado la más que exigente travesía alrededor de la famosa Estatua de la Libertad. La natación en aguas abiertas tiene una larga tradición en Nueva York. Desde el siglo XIX se han celebrado competiciones en las vías fluviales de la ciudad porque las duras condiciones ya sabemos que son el mejor reclamo para los deportistas de hoy en día. El río Hudson separa el corazón de la ciudad de Nueva Jersey y une el Atlántico con los Grandes Lagos. El East River discurre entre Manhattan y el Bronx en el norte, y Brooklyn y Queens en el sur. Los diferentes afluyentes de los ríos provocan cambios bruscos en la corriente, haciendo que la travesía sea de dominio exclusivo para los profesionales, requiriendo una inmensa fuerza y concentración.

Además, la red de canales se utiliza constantemente, lo que hace que la calidad del agua sea bastante mala, ya que la zona portuaria de Nueva York/Nueva Jersey es una de las más grandes de todo Estados Unidos. Este fue también un cambio importante para la nadadora de Marburgo, que está acostumbrada a competir en mar abierto. "Con barcos y barcos por todas partes, Nueva York no sólo era físicamente exigente, sino también, y sobre todo, un desafío mental para mí. Incluso una pequeña distracción podría ser suficiente para perder completamente la concentración", explica Nathalie. Para superar esto, es necesario prepararse bien, pasando muchas horas en el agua cada día y con un entrenamiento específico a cargo de su entrenador Joshua Neuloh. Además, ha contado con el apoyo del nadador Adam Walker, que le ha estado animando desde el barco de apoyo.

Esta experiencia le servirá, sin duda, a Nathalie para su próximo objetivo en agosto, una de las pruebas más exigentes que tiene por delante, "Ocean's Seven", o lo que es lo mismo, los siete mayores desafíos en mar abierto. Nathalie cruzará el estrecho de Tsugaru, de 20 kilómetros de longitud, entre las islas de Honshu y Hokkaido, en Japón. La nadadora se muestra optimista: "La prueba aquí en Estados Unidos ha dejado claro que realmente puedo lograr mi objetivo si me esfuerzo lo suficiente. Estoy deseando que llegue el gran desafío de Japón".

Fuente: nathaliepohl

ARTÍCULOS RELACIONADOS