Foto: Lidl
Materiales / Nike llega a Lidl con 8 básicos de ropa deportiva masculina

Nike llega a Lidl con 8 básicos de ropa deportiva masculina

Primero fueron las famosas zapatillas deportivas con las que arrasó en toda Europa y luego en España con reventas que llegaron hasta los 500 euros.

Lidl, la cadena de supermercados de descuento de origen alemán que opera en 29 países y forma parte del grupo Schwarz, uno de los mayores grupos de distribución de Europa, es consciente de que su apuesta por la ropa deportiva ha venido para quedarse y da un paso más.

Esta vez ha apostado por un valor seguro, una colección básica de Nike, marca deportiva favorita para mucho de su público objetivo.

Esta semana, la cadena de supermercados ha empezado a vender una serie de prendas básicas masculinas de Nike exclusivamente a través de su canal online, que ya están prácticamente agotadas.

Ver todas la ropa y zapas de Nike rebajadas

El secreto, llevar el precio low cost también en el caso de Nike, con descuentos de hasta diez euros sobre otros canales de venta.

Y la oferta de productos muy limitada y dirigida al gran público masculino con una sudadera con cremallera, sudadera con capucha, camiseta de manga corta y pantalones largos de chándal, todos ellos con disponibilidad de talla hombre y júnior, con precios que van desde los 11,99 euros a los 39,99 euros.

El catálogo incluye también una mochila disponible en rojo y azul a un precio de 19,99 euros.

¿Por qué comienza Nike a vender en Lidl?

La decisión de aliarse puede chirriar, si tenemos en cuenta que Nike decidió hace algo más de un año salirse de Amazon para tratar de controlar al máximo su cadena de suministro.

En este contexto, tal como dicen algunos minoristas, resulta extraña la decisión: "nos quita el producto a los especialistas para dárselo al Lidl, no hay quien lo entienda", decía este sábado un conocido propietario de una tienda de deportes de Valladolid.

La idea que subyace, más allá de que pueda chocar, es la búsqueda por parte de Nike de agrupar al máximo posible sus distribuidores, minorando el número de interlocutores y players dentro de la cadena de valor.

Teniendo en cuenta que Lidl es la mayor superficie europea de distribución, con más de 89.000 millones de dólares facturados en 2019, esta decisión tiene lógica. Si además añadimos que es uno de los vendedores de moda más importante -el sexto por unidades vendidas en España-, resulta más claro pensar que Nike les ceda el negocio low cost.

El low cost es un área de la distribución que exige mucha rotación para ser rentable, y teniendo la idea de Nike de concentrar distribuidores, todo apunta a que sea normal que quiera, dicho llánamente, quitárselo de encima y dárselo a un tercero de renombre. Y este es, sin duda, Lidl.

ARTÍCULOS RELACIONADOS