Foto: Lionel Sanders / YouTube
Actualidad / Triatlón / El sirope de arce, "la nueva arma" en la nutrición de Lionel Sanders

El sirope de arce, "la nueva arma" en la nutrición de Lionel Sanders

Lionel Sanders ha sido, tradicionalmente, un triatleta llamado "a inventar". Fruto de su interés por encontrar la piedra filosofal del triatlón, el canadiense ha buscado a lo largo de los últimos años técnicas nuevas tanto de entrenamiento, como de nutrición, como de fisiología.

En unas ocasiones la apuesta ha salido bien, y en otras mal, como cuando eliminó la recarga de carbohidratos previa a IRONMAN Mont Tremblant y lejos de cargar las reservas, las redujo al mínimo.

Aunque aparentemente en los últimos años ha calmado estas ansias de probar y probar, siempre queda resquicio para que, sin poner en peligro toda la preparación, trate de lograr alguna ventaja sobre sus rivales.

¿Cómo va el entrenamiento en altura?

"Ya he pasado dos semanas entrenando en altura y una de las cosas que he notado y que creo que se debe tanto a estar en altura como a estar en un clima más seco es que definitivamente es necesario hidratarse más", ha explicado en su último vídeo en su Canal de Youtube.

Trasladado a Flagstaff, tratando de emular a Gustav Iden y Kristian Blummenfelt, el de Canyon ha descubierto que durante las sesiones de entrenamiento pierde del orden de litro y media por hora, pese a que durante el resto del día llega a consumir hasta diez litros de líquido.

"Me parece una diferencia fascinante con respecto a lo que hacía en casa, en Tucson".

Además, está aprendiendo cómo afecta a su cuerpo entrenar a más de dos mil metros de altura. Desde su punto de vista, este tipo de entrenamiento puede que no sea necesario ascenderlo a tantos metros, ya que lo que prima es "el tipo de competición que estés preparando".

Lionel Sanders
Foto: Lionel Sanders / YouTube

"Estoy preparando media distancia, y aunque la altura ha reducido la intensidad a la que entreno, mi ritmo de carrera sigue siendo el mismo que aplico en media distancia". Según argumenta, si en vez de a dos mil metros de altura estuviese a más, sobre los 2.600, su ritmo de carrera se vería afectado, acercándose más al de larga distancia.

"Creo que en ese contexto sería un problema reducir la altura en fechas próximas al de la prueba y tratar de correr a esa altura, ya que no habría entrenado nada a ese ritmo".

Según analiza, sería forzarse a más intensidad, "pero sin la resistencia necesaria a la fatiga muscular en esa intensidad".

La nutrición, un avance más

Según cuenta a lo largo del vídeo, donde más está incidiendo estas semanas en altura es, también, en el tema de la nutrición. Si hace unos días veíamos a Frederic Funk narrar cómo llegaba hasta 6.000 calorías de ingesta al día, ahora Sanders comparte con sus usuarios cómo afronta dos horas de entrenamiento de ciclismo "con unos 70 minutos de entrenamiento de umbral".

"Estos son los entrenamientos para los que más importa tomar los carbohidratos necesarios, porque si no tomas los carbohidratos adecuados durante el entrenamiento acabas quemando básicamente todas tus reservas de carbohidratos y al día siguiente estarías completamente agotado, porque no habrías tenido la oportunidad de reponer esos carbohidratos".

Según explica, va a consumir unos 115 gramos de sirope de arce, "que contienen unos 75 gramos de carbohidratos".

Lionel Sanders
Foto: Lionel Sanders / YouTube

Además, consumirá "dos botellas de mezcla para hidratación de Skratch, que continene 40 gramos de carbohidratos cada una, lo que me deja en unos 150 gramos. Además, tomaré dos hidrogeles de Maurten, con lo que consumiré en total unos 200 gramos de carbohidratos".

A esta ingesta -muy en la línea de tratar de llegar a los 120 gramos de carbohidratos por hora-, hay que añadir los líquidos, que serán unos dos y medio a lo largo de las dos horas.

"Aunque parece sencillo, no lo es tanto cuando estás en medio de un entrenamiento", explica.

¿Por qué sirope de arce?

"Lo bueno del sirope de arce es precisamente que es muy fácil de consumir: me lo puedo tomar de dos tragos y eso son 70 gramos de carbohidratos, lo que equivale, aproximadamente, a lo que consumiría en una hora".

Según comenta, este concentrado dulce "ha sido todo un descubrimiento".

"Me permite tomar de manera sencilla 100 o 200 gramos de carbohidratos cuando estoy en medio de una carrera". Además, lo combina con citrato sódico, tratando de minimizar los problemas estomacales. "Mi objetivo es acompañar estos 0 o 75 gramos de carbohidratos con un litro de líquidos".

ARTÍCULOS RELACIONADOS