Pata de ganso: ¿qué es?
Salud y Nutrición / Pata de ganso: ¿qué es?

Pata de ganso: ¿qué es?

Las roturas de tendón de Aquiles son una de lesiones más temidas dentro del mundo deportivo. En concreto, esta lesión puede dejar al atleta de élite durante todo un año sin competir. Aparte de la completa rotura del tendón, existen molestias de una gravedad inferior pero que obligan a tomar un reposo al deportista como es la pata de ganso.

Esta lesión es muy dolorosa y limitar significativamente la capacidad de un atleta para la máxima competición o simplemente ejercitarse. Los deportistas de resistencia suelen ser las víctimas de estas afecciones.

pata de ganso
Fuente: Envato Elements

¿Qué es la pata de ganso?

Esta afección se produce cuando el tendón de Aquiles se estira o se rompe. Este tendón se trata de una banda fibrosa que conecta el gemelo con el hueso del talón y es responsable de que el pie pueda estirarse.

Las causas habituales de la pata de ganso son numerosas como por ejemplo:

  • Sobrepeso: El exceso de peso aumenta la tensión del tendón de Aquiles lo que el riesgo de lesión es alto.
  • Edad: A mayor edad la probabilidad de sufrir una lesión es alta. Los tendones son una de las partes que más se resienten con el paso del tiempo.
  • Falta de flexibilidad: La falta de flexibilidad en los músculos de la pantorrilla aumenta la tensión en el tendón de Aquiles y el riesgo de lesiones.
  • Cambios bruscos en la actividad física: El pasar de una vida sedentaria a realizar ejercicio casi todos los días va a provocar una excesiva tensión, debido a la poca costumbre que tiene el tendón de practicar ejercicio.

Los síntomas de esta lesión tiene como foco principal la parte posterior del tobillo. Esta región del pie se encontrará con dolor, hinchazón, debilidad...

¿Cómo la curo?

El primer paso es igual que en cualquier otra lesión: parar y tomar el tiempo necesario de inactividad para no sentir ninguna molestia. Una vez se ha decidido descansar, el hielo tendrá que ser aplicado en la zona afectada para reducir el dolor y la inflamación.

Acudir a un fisioterapeuta también será de ayuda. Los ejercicios que te recomiende el profesional serán necesarios para un correcto fortalecimiento de los músculos de la pantorrilla y mejorar la flexibilidad. No solo te vendrá bien para recuperar la lesión actual sino para futuros problemas que te puedan surgir.

Los analgésicos y antiinflamatorias sirven para aliviar el dolor y la hinchazón de toda la zona posterior al tobillo. En casos graves de pata de ganso, tu cuerpo necesitará de inyecciones de esteroides o, incluso, una operación para reparar o reconstruir el tendón de Aquiles.

Prevención de la pata de ganso

Los estiramientos y calentamientos previos a la actividad física, aparte de los ejercicios de fortalecimiento que hemos comentado anteriormente, son de ayuda para la prevención de la pata de ganso.

Es importante recordar que si se sospecha de una lesión en el tendón de Aquiles, se debe buscar atención médica para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. También es necesario seguir un plan de tratamiento a largo plazo y evitar volver a las actividades físicas intensas hasta que la lesión esté completamente curada.

La pata de ganso es una lesión que es muy dolorosa y limita significativamente la capacidad de un atleta para competir o simplemente ejercitarse, pero con el tratamiento y la prevención adecuados, se puede recuperar completamente y volver a tener una vida activa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS