Foto: Envato Elements
Actualidad / Running / Ola de positivos de COVID-19 tras los Campeonatos de Europa de atletismo de Totun

Ola de positivos de COVID-19 tras los Campeonatos de Europa de atletismo de Totun

Hasta ahora, una de los grandes reclamos a la hora de organizar pruebas deportivas eran las burbujas de seguridad sanitaria en que se celebraban. Por desgracia, este argumento apunta a no ser ya el arma perfecta para asegurar la viabilidad de la competición.

Según apunta desde Athletics Weekly, decenas de atletas y personal de apoyo que acudieron a los últimos Campeonatos de Europa de pista cubierta habrían dado positivo en los tests de vuela a sus países de origen.

Por el momento, serían más de treinta positivos, que afectarían a hasta seis países distintos.

Todo comenzó con el equipo polaco de 4x400

A lo largo de los Campeonatos, disputados del 4 al 7 de marzo, el equipo masculino polaco de 4x400 metros se vio obligado a retirarse durante la competición tras el positivo de alguno de sus miembros.

No fueron los únicos locales que tuvieron que terminar la competición antes de tiempo: Ewa Swoboda, aspirante a los 60 metros, dio positivo la víspera de su competición.

Al poco de celebrarse los campeonatos Inside the games informó de más casos: dos de las ucranianas que corrieron en el relevo de 4x400 metros, la medallista de plata europea en 400 metros vallas Anna Ryzhykova y Katerina Klymyuk, y la miembro de reserva del relevo Alina Lohvynenko, dieron positivo el domingo por la noche y de nuevo a la mañana siguiente.

La velocista belga Eline Berings, por su parte, criticó los procedimientos de control tras tener que retirarse de las semifinales de los 60 metros tras lo que, según ella, fue un falso positivo.

A partir de ahí, a la vuelta a los países de origen comenzó la ola de positivos: al menos diez miembros del equipo británico, que tuvieron que aislarse al regreso al Reino Unido, ocho atletas holandeses y otros tantos alemanes, y hasta quince en el italiano.

Además, un caso en el equipo francés, otro en el irlandés y otro en el danés.

Por el momento en el equipo nacional español no se han localizado casos entre los deportistas participantes o el equipo de apoyo.

Críticas a la organización

Todo apunta a que desde la organización de la prueba no se pudo cumplir el estricto protocolo que se exigía para sacar la prueba adelante.

Como apuntan desde la Asociación Europea de Atletismo, que se ha visto obligada a emitir un comunicado al respecto, este protocolo incluía una prueba PCR antes de viajar a Polonia, dos pruebas LAMP (una al llegar y otra a partir del quinto día), y varias PCRs más durante la estancia.

"Todos los atletas, además de todo el personal de las federaciones miembro, los invitados, los voluntarios, los proveedores técnicos y el personal del evento, un total de 1920 personas, se sometieron a las pruebas según este protocolo" se puede leer en la noticia de Athletics Weekly.

Desde la propia Asociación achacan a la falta de rigor en el cumplimiento de la normativa fuera del estadio, focalizando en dos hoteles en particular el brote del virus: "Desgraciadamente, la investigación también descubrió que el estricto protocolo sanitario antes mencionado, que también debería haberse seguido en los hoteles de los equipos, no siempre se respetó plenamente".

"Por ejemplo, en algunos hoteles no se respetó el uso obligatorio de mascarillas en todo momento, excepto durante las comidas y mientras los atletas competían. Este fue el caso, en particular, de la noche en que terminó la competición y antes de la salida a casa de muchos equipos".

ARTÍCULOS RELACIONADOS