Foto: Envato Elements
Materiales / Ciclismo / Lo que viene: subidas del precio de las bicicletas de hasta un 12%

Lo que viene: subidas del precio de las bicicletas de hasta un 12%

Hace unos meses, cuando llegó el desconfinamiento, llegó el boom de las bicicletas: tras agotarse los rodillos para aquellos que ya disponían de una, pero nunca habían entrenado indoor, llegaban las prisas de aquellos que no tenían bicicleta por entrenar y sentirse libres de nuevo.

El resultado: nada de stock en las tiendas y los ecommerces, y listas de espera que hablan, en algunos casos, de hasta marzo o abril de 2021.

Pero no todo son buenas noticias para los fabricantes. Según anunciaba ayer road.cc algunas marcas habrían incrementado los precios de la mayoría de sus bicicletas de 2021 a causa del incremento del coste de la cadena de suministro.

Este incremento estaría afectando tanto a carretera como montaña, aunque según anuncian desde el portal británico los minoristas van a intentar no repercutir los costes adicionales al cliente final.

bicicleta ciclismo
Foto: Envato Elements

"Hemos visto un crecimiento increíble en la demanda de bicicletas en los últimos meses", se puede leer en el artículo a Kirsty Woodcock, responsable de Marketing de Specialized en Gran Bretaña.

"Si bien es muy bueno para nuestro deporte, nos ha llevado a afrontar varios desafíos: nuestra cadena de suministro se enfrenta a dificultades sin precedentes, lo que conlleva una mayor complejidad y un aumento de los costes".

"Esto nos ha llevado a ajustar alguno de nuestros precios", concluía.

China, en el punto de mira

Revisando nuestro comparador, es cierto que no se ven tantas ofertas como hace unos meses, y que la disponibilidad continúa siendo muy reducida.

Hay que tener en cuenta que gran parte de las marcas fabricantes de cuadros y material ciclista tienen sus centros de producción en China, que estos días cumple un año desde que estallase el primer brote de COVID-19 en la localidad de Wuhan.

A partir de este bloqueo, y de las dificultades para traer la producción desde allí, este incremento en el coste para los mayoristas puede entenderse lógico, aunque también choca con la situación del incremento de las tasas de paro que invita a pensar que, en esta segunda oleada, la incidencia en el consumo va a ser mucho más fuerte.

En este escenario de tensión entre una oferta baja y a precio alto y una demanda también baja, parece improbable que los minoristas puedan no repercutir el incremento de los costes al precio final. Por el momento, en España no hay información al respecto, aunque no tardará en llegar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS