Qué pasaría (realmente) si Michael Phelps nadase junto a un tiburón blanco
Foto: Discovery Channel
Actualidad / Natación / Qué pasaría (realmente) si Michael Phelps nadase junto a un tiburón blanco

Qué pasaría (realmente) si Michael Phelps nadase junto a un tiburón blanco

Hace unas semanas, el canal norteamericano Discovery Channel simuló una carrera entre el 28 veces medallista olímpico Michael Pheps y un gran tiburón blanco. El documental fue todo un éxito a nivel televisivo: además de hacerse viral a través de internet, sentó a más de cinco millones de espectadores delante del sofá, convirtiéndose en el segundo programa más visto del día, solo detrás de Juego de Tronos.

Lamentablemente, como hemos dicho, fue una carrera simulada frente a un tiburón generado por ordenador, lo que decepcionó bastante a sus seguidores y a los espectadores, que los días previos habían llegado a creer, gracias al trailer, que el de Baltimore realmente se bañaba junto a uno de los depredadores más feroces del planeta. Las redes se llenaron de críticas al programa y al nadador. Al final él mismo tuvo que responder: "A todo el mundo le gusta quejarse", dijo. "Me lo he pasado genial compitiendo con un tiburón y viendo a esos animales de cerca. Si alguien realmente quiere meterse al agua y nadar pegado a un gran tiburón blanco, adelante".

¿Qué hubiera pasado si realmente si hubieran nadado juntos?

George Burgess, director del Programa para la investigación sobre tiburones del Museo de historia nacional de Florida, y colaborador de SharkFest, explica qué hubiera ocurrido en caso de que Phelps hubiera estado junto al tiburón: "Partiendo de la premisa de que no querrías estar dentro del agua si vieses un tiburón, si hubiera sido cierto, le hubiera hecho añicos. Incluso el mejor nadador de todos los tiempos cuando se mete al agua está en un ambiente que no es el suyo. No hay mejor atracción para un tiburón que las patadas de pies y las salpicaduras de un tiburón".

Según los expertos, es prácticamente imposible hacer que un tiburón nade en línea recta cuando ha visto una presa. Su comportamiento se basa en dar vueltas alrededor, hasta en un momento dado, atacar. Continúa Burgess: "Eso sí: Michael está en buena forma. No tiene mucha grasa. Así que lo que se iba a encontrar el tiburón eran muchos músculos y tendones. Alguien como yo sería mejor comida porque tengo más donde coger".

Aunque no está confirmado, la principal razón de los ataques de tiburones a humanos cerca de las costas tiene que ver con sus neoprenos: los escualos confunden a los buceadores, nadadores y surfistas con focas o leones marinos. Finaliza Burgess no exento de humor: "Un escenario mucho más interesante habría sido, de todas las maneras, dar a Michael unos metros de ventaja y poner al gran tiburón blanco detrás. Ahí sí que hubiéramos visto qué rápido es Michael realmente". En este sentido hay que tener en cuenta que aunque su velocidad media es de 3 kilómetros por hora, en momentos de ataque los tiburones blancos pueden llegar a alcanzar los 40 kilómetros hora, velocidad inalcanzable para el mejor nadador de todos los tiempos.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS