¿Qué tapering hacen los PROs?
Foto: Activ' Images
Trucos y curiosidades / Triatlón / ¿Qué tapering hacen los PROs?

¿Qué tapering hacen los PROs?

Hemos hablado en alguna ocasión sobre el tapering en un ironmanpero, por si se os pasó por alto, recapitulamos: el tapering en triatlón hace referencia a ese periodo previo a la competición que busca la supercompensación para mejorar el rendimiento.

En dicho periodo se busca una reducción considerable del volumen de entrenamiento con el fin de lograr que el cuerpo pueda recuperarse de toda la carga y llegar en la mejor de las condiciones y lo más descansado posible a la carrera objetivo.

El tapering depende mucho del nivel de cada uno y suele ser bastante diferente entre triatletas amateurs y triatletas élites, los cuales apenas "descansan". Es el caso del tapering de dos PROs antes de Kona: Ben Hoffman y Jesse Thomas. Los datos fueron recopilados por otro triatleta, Thomas Gerlach, a través de la aplicación Strava y corresponden a los 10 días previos antes de Kona 2016.

Sin descanso

Del triatleta del Bahrein Endurance no hay datos sobre sus sesiones de natación, que no aparecen en Strava. Si podemos ver los entrenamientos de carrera a pie y ciclismo de Hoffman, que dedicó unas 30 horas semanales al entrenamiento, llegando hasta las 40 en semanas de mucho volumen. En el caso de Jesse Thomas las semanas de menos carga no bajaron de las 20 horas.

Estos datos son importantes para entender el tapering. Si observamos los últimos 10 días antes de enfrentarse al Ironman de Hawaii quizá nos sorprenda ver que ni Hoffman ni Thomas se permiten una sola jornada de descanso.

Entonces, ¿dónde está el tapering? Bien, si analizamos el volumen al que se someten estos dos triatletas en estos días lo entenderemos mejor.

Ben Hoffman

La semana previa a Kona ya observamos como el volumen se reduce considerablemente. En la última salida en grupo de bici (a falta de una semana para el Campeonato del Mundo) Hoffman no pasó de los 105 kilómetros.

Teniendo en cuenta que hablamos de un triatleta de larga se trata de una salida muy liviana. Eso sí, hubo un bloque de 40 minutos a 337 vatios. Ese mismo día el estadounidense realizó una transición de 8 kilómetros sobre 4:00 minutos el kilómetro antes de partir para la Isla.

Ya en Kona, en la semana de la prueba, aunque no descansó ni si quiera en los dos días previos, el del Bahrein acumuló poco más de ocho horas totales de entrenamiento (a falta de las sesiones de agua).

A pie el entrenamiento más largo fue de poco menos de 14 kilómetros fáciles, sobre 4:20 el kilómetro. Si tenemos en cuenta que más arriba hablábamos de unos 30 horas de entreno semanales puede que empezamos a entender el concepto.

Jesse Thomas

El ganador del Ironman Lanzarote pasó los 10 días previos a Kona en la Isla. Al igual que Hoffman la última salida "larga" de Thomas (justo una semana antes de la prueba) apenas superó los 100 kilómetros. Después no haría ningún entrenamiento de más de 35 kilómetros antes de la carrera.

Foto: Ironman // Diego Santamaría
Foto: Ironman // Diego Santamaría

La salida más larga a pie fue de poco más de 11 kilómetros a ritmo de 4:28. Respecto a la natación, la sesión más larga fue de 3.000 metros continuos a un ritmo cómodo de 1:24. El total de horas de entrenamiento, incluidas las tres disciplinas, en la semana previa a Kona, fue de sólo seis horas, cuando la semana de menos carga había sido de 20 horas para Thomas.

Tapering en triatlón: misma frecuencia, menos volumen e intensidad

Aunque Hoffman y Thomas mantienen la cantidad de sesiones, doblando incluso en algunos días, la diferencia la marca principalmente la reducción del volumen. Lo que también baja es la intensidad, que aunque puede parecer alta en algunas sesiones, no son más que zonas bajas y los "esfuerzos" a ritmo de carrera no superan los 10 minutos (sesiones con 2x10 minutos a ritmo IM en bici).

El último entrenamiento serio de Ben Hoffman fue el sábado anterior a la carrera: un total de cuatro horas con 105 kilómetros de bici y una transición de ocho kilómetros a pie. En otras circunstancias una jornada de este tipo hubiera suspuesto más de ocho horas para el triatleta, por lo que hablamos de una reducción del 50% del volumen.

Si hablamos del bloque de 40 minutos a 337 vatios tampoco nos asustamos, un triatleta como Hoffman puede mover 370 vatios durante una hora.

ARTÍCULOS RELACIONADOS