Foto: RaceRanger
Actualidad / Triatlón / Así funciona RaceRanger, el "policía" que acaba con el drating

Así funciona RaceRanger, el "policía" que acaba con el drating

Hace tan solo unas horas World Triathlon anunciaba su asociación con RaceRanger "para una nueva era en el desarrollo y avance del triatlón" gracias a una "nueva y revolucionaria tecnología específica de triatlón contra el drafting".

¿Qué es RangeRanger?

RaceRanger es un sistema de sensores electrónicos diseñado para vigilar el problema del drafting en el segmento ciclista de los triatlones sin drafting. Y es que, tal y como han advertido PROs como Lionel Sanders, "la regla de los diez metros no sirve nada".

Tal y como explica la federación internacional en su comunicado, "hasta ahora, la determinación de las distancias de drafting por parte de los atletas y de los oficiales técnicos que las vigilan se hace actualmente con juicios subjetivos a simple vista". Algo que cambia con la llegada de RaceRanger.

Este producto, desarrollado por dos triatletas neozelandeses, James Elvery y Dylan McNeice, consta de dos unidades electrónicas que todo triatleta (en prueba sin drafting) debe colocar en sus bicicletas, una en la parte delantera y otra en la trasera.

Estas unidades realizan mediciones muy precisas de la distancia entre los triatletas durante el recorrido y son capaces de emitir diferentes señales luminosas en función de la situación.

El dispositivo trasero cuenta con una señal luminosa que proporciona información al ciclista de atrás respecto a su distancia. El sistema detecta cuando se producen infracciones, avisando con parpadeos al corredor y a través de una aplicación a los jueces de carrera.

RaceRanger
Foto: RaceRanger

Los oficiales pueden seguir todo lo que sucede en carrera desde una distancia de 5 kilómetros y evaluar las diferentes situaciones a través de una tablet. Con ella también pueden enviar las amonestaciones que consideren oportunas a los participantes.

Los triatletas cumplirán los penalty box sin necesidad de supervisión

Otra de las características destacables es que los deportistas no podrán escaparse del penalty box y no necesitarán quien los controle de manera directa.

Con RangeRanger toda la información queda registrada informáticamente y los atletas recibirán en sus dispositivos la señal que les obliga a parar.

Una vez llegados a la altura de la carpa habilitada para el penalty, estos verán una pantalla con su nombre y el tiempo que están obligados a cumplir, que ira decreciendo conforme el GPS detecte la parada.

RaceRanger se probará en competición próximamente

Según explica World Triathlon, "RaceRanger eliminará gran parte de la subjetividad en torno a las reglas de drafting, mejorando la experiencia del día de la carrera para todos los atletas en esos eventos".

El dispositivo, desarrollado durante los últimos cinco años en colaboración con World Triathlon, y con el apoyo de la Universidad de Canterbury, se probará inicialmente en competición en pruebas seleccionas durante el verano neozelandés, con oficiales técnicos de la federación neozelandesa.

"Tras el periodo de prueba, el sistema RaceRanger será revisado, y su uso y desarrollo futuros se alinearán e integrarán con los futuros ajustes de las reglas de competición del World Triathlon según sea necesario", apunta la antigua ITU.

Si quieres ver un vídeo explicativo sobre todas las características y funcionamiento de RaceRanger, puedes hacerlo en su pagina web.

ARTÍCULOS RELACIONADOS