Foto: FinisherPix
Actualidad / Rudy von Berg: "lo que más me sorprende es la irracionalidad de la gente"

Rudy von Berg: "lo que más me sorprende es la irracionalidad de la gente"

Ya hemos hablado largo y tendido de la crisis del coronavirus y de cómo está afectando la pandemia a la población de todo el mundo: confinamientos obligatorios o cierre de los establecimientos que no sean de primera necesidad son algunas de las medidas que se están llevando a cabo en España y otras partes del mundo.

Pero, ¿cuáles son las posibilidades que tiene un triatleta de élite de entrenar ante este panorama?

Rudy von Berg, tercer clasificado del Campeonato Mundial de IRONMAN 70.3 de 2019 y vencedor de IRONMAN 70.3 Buenos Aires por delante de Pablo Dapena, ha ofrecido una entrevista a Slowtwich donde explica cómo ha afectado esta crisis a su proyecto de temporada y su visión al respecto.

Cómo afecta el coronavirus a sus entrenamientos

Aunque en América la situación no es tan alarmante como en España, cada vez se está agravando más, y con ella las medidas para intentar hacerla frente.

No en vano, la entrevista es de hace menos de una semana y en ella aclara que las piscinas aún no estaban cerradas pero que lo harían en breve. Y según hemos podido comprobar en sus propias redes sociales, este cierre ya es efectivo por lo que se ha tenido que buscar otra forma de entrenar la natación.

"Con las piscinas cerradas por todas partes, decidí ir hasta Texas para nadar en un lago", afirma el triatleta en Instagram.

"Esto me está afectando cada vez más. Pronto cerrarán los gimnasios y las piscinas pero sigo sacando la bicicleta y corriendo", afirmaba el americano.

Pero hay algo que, como sucede en la gran mayoría del mundo, ya no puede hacer: competir.

Las cancelaciones y aplazamientos de las carreras que se iban a disputar estos meses cada vez son más y precisamente por esto, los deportistas deben cambiar su modo de entrenamiento. "Por eso ahora me interesa más el trabajo de base que el trabajo específico de carrera", explica el deportista.

Aunque no se sabe cuándo se celebrarán las competiciones aplazadas, von Berg afirma que sería una buena noticia fuera cuando fuera ya que "si podemos reanudar las carreras, querrá decir que la pandemia ha desaparecido".

Como todos los establecimientos destinados para el entrenamiento acabarán cerrando tarde o temprano, la alternativa que se plantea es la de la preparación en exterior, con los riesgos que eso conlleva: "seguiremos corriendo y con la bicicleta fuera".

Y el propio triatleta es el primer consciente de estos peligros. "He visto artículos que dicen que no debemos salir a correr porque si tenemos un accidente agravaríamos la saturación médica", afirma el deportista.

Pero, tal y como afirma, "ahora mismo esto me parece un poco extremo porque es raro que me estrelle con la bicicleta pero en el peor de los casos podría ocurrir y deberán priorizar quien recibe la atención médica".

Sus precauciones contra el coronavirus

Como deportista que sigue entrenando tanto en exterior como en los gimnasios y piscinas cuando estaban abiertos, cualquier precaución es poca. Precisamente por eso, el americano toma medidas de precaución: "me lavo las manos y si alguien tose, me alejo.. Voy al gimnasio solo lo básico y lavo todas las manillas y superficies antes de tocarlas".

Su opinión sobre la enfermedad

El deportista opina que deportivamente la propagación del virus no le va a afectar porque, si todo va bien, sí podrá competir en el gran objetivo de temporada, el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3.

Donde sí puede ver que el COVID-19 puede afectarle es a título económico: "son tiempos difíciles y debo ser optimista", afirma. "La economía está parada y la bolsa cayendo en picado. Tengo alguna inversión a largo plazo, no estoy aún preocupado, pero esto va a durar mucho más que un par de meses".

En cuanto a la reacción de la población ante el virus, declara que lo que mas le sorprende es "la irracionalidad de la gente. Son unos egoístas comprando montañas de comida y papel higiénico".

ARTÍCULOS RELACIONADOS