Foto: Planeta Triatlón
/ Triatlón / Lionel Sanders, seis semanas para preparar un IRONMAN

Lionel Sanders, seis semanas para preparar un IRONMAN

Parecía algo imposible pero Lionel Sanders aun puede clasificarse para Kona 2019. La fractura de sacro que se provocó hace unos meses al caerse junto a una fuente en la que se paró a beber agua, le ha apartado del deporte durante tres meses. Ahora, a seis semanas de IRONMAN Mont Tremblant, ha informado en sus redes sociales que regresará allí buscando un slot el Campeonato del Mundo IRONMAN.

La cita canadiense es la última prueba que concederá la clasificación a sus ganadores, en un fin de semana, el del 17 y 18 de agosto, que se prevé apasionante: además de Mont Tremblant tendrán lugar IRONMAN Kalmar -con participación únicamente masculina- y IRONMAN Copenhagen -con solo femenina-. Está previsto que todos aquellos que no hayan logrado el pase para Kona en pruebas anteriores, acudirán a estos tres eventos. En tierras suecas, por ejemplo, gastará su última bala Gustavo Rodríguez.

Mont Tremblant, recuerdos agridulces para Sanders

A principios de temporada Mont Tremblant no estaba marcado en el calendario de Sanders como prueba clave, pero probablemente si hubiera tomado la salida en el IRONMAN que más cerca de casa tiene. En 2018 se hizo con la victoria en la prueba 70.3 y unas semanas después recibió un varapalo que dejó los primeros síntomas de lo que terminó ocurriendo en el Campeonato del Mundo: que la planificación y el entrenamiento estaban siendo un craso error.

Cody Beals, que debutaba por entonces, le superó en línea de meta tras una muy mala gestión nutricional por parte de Sanders. El de Skechers quedaría tocado emocionalmente -como en cada derrota- y enfocaría Kona con muchos cambios.

No obstante, este año todo apuntaba a que la visión del entrenamiento y la estrategia iban a ser distintas: trasladado a Estados Unidos para entrenar en exterior y buen tiempo, la lesión del sacro ha sido todo un imprevisto que amenaza con dejarle fuera de Kona. De hecho no compite desde el pasado 9 de diciembre de 2018, cuando se hizo con la victoria en IRONMAN 70.3 Indian Wells La Quinta.

Una temporada marcada por la lesión

La temporada del canadiense ha sido una de las peores de toda su carrera. Su primera carrera de la temporada iba a ser IRONMAN 70.3 Oceanside donde era el principal favorito pero unos problemas físicos no le permitieron tomar salida. Lo mismo sucedió unos días después con IRONMAN Texas. Tras diversas semanas de parón y pruebas médicas se descubrió que se había roto el hueso sacro. Todo se había producido por un accidente de lo más tonto. "Me caí de espaldas con una fuente por la humedad. Me levante y me fui en bici rápido, sentía más vergüenza que dolor" explicó sobre cómo se había lesionado.

Los médicos estimaron que en tres o cuatro meses no podría ni siquiera entrenar pero Sanders ha sacado fuerzas para intentarlo. Sanders fue el último de una lista muy larga de grandes ilustres caídos en desgracia debido a esta lesión. Ben Hoffman o el reciente ganador en Frankfurt, Jan Frodeno, también padecieron este traumatismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS