Foto: Challenge Family
Actualidad / Triatlón / Sara Pérez, Campeona del Mundo de Challenge Family: "Ahora mismo estoy en un sueño"

Sara Pérez, Campeona del Mundo de Challenge Family: "Ahora mismo estoy en un sueño"

Hace apenas unas semanas Sara Pérez daba un golpe de autoridad logrando su primera gran victoria de relevancia internacional. La discípula de Jaime Menéndez de Luarca se imponía en ANFI Challenge Mogán Gran Canaria, por delante de Els Visser y Lucy Buckingham.

Lo que se atisbó el 2021, con sus participaciones en Challenge Miami -cuarta- y The Championship -segunda-, era ya una realidad: que Sara pasa por ser uno de los nombres llamados a liderar la media distancia internacional durante los próximos años.

El siguiente escalón en la escalera mecánica que lleva al TOP10 del ranking de la PTO pasaba, de nuevo, por Samorin. Ya en su fecha habitual, Challenge Family celebraba un nuevo Campeonato en el que Sara tenía que enfrentarse a nombres como el de Fenella Landrige, Emma Pallant, Ashleigh Gentle o la vigente ganadora, la propia Lucy Buckingham.

La empresa parecía difícil, pero hoy por hoy Sara no tiene techo: la de 226ers se ha impuesto en meta, con un tiempo de 4h08'19", con casi dos minutos de ventaja sobre toda una Emma Pallant, una de las mejores clasificadas en el ranking PTO, y medio minuto más sobre Lucy Buckingham, que se ha visto superada por su compatriota a apenas 600 metros de meta.

Campeona del Mundo de Challenge Family

"Ahora mismo estoy en un sueño", reconocía a pie de meta, en una carrera en la que ha liderado la carrera con rotundidad. Saliendo del agua a pies de Buckingham, tal como estaba previsto, los 92 kilómetros de ciclismo han sido de ensueño. "Si tenía previsto ir sobre 240 vatios medios, he ido a 250", reconocía.

Sobre el kilómetro 70, a apenas veinte de la T2, con Sara primera, Lucy a veinte metros y Sarissa de Vries y Fenela Landrige a algo más de un minuto, han surgido las dudas: "Iba superpasada", reconoce a colación de los vatios, más de cuatro vatios por cada kilo de peso. "Si voy a estos vatios, dudo que me pueda bajar a correr".

Sara Pérez
Foto: Challenge Family

Sin embargo, ha podido. Y tanto que ha podido. La británica y Sara se bajaban juntas, y tal como ocurriese en Gran Canaria, ha bastado apenas un kilómetro para que las distancias se marcasen entre ambas: abría un colchón de seguridad cercano a los cuarenta segundos, que Elias, su pareja, le iba metódicamente cantando, y comenzaba la gestión de las diferencias.

"Cuando me he bajado a correr, he salido a todo lo que daba", recuerda. "Cuando llevaba como unos cuatro kilómetros he tenido que parar un par de veces al baño, me ha adelantado Lucy, pero con sangre fría he vuelto a correr, intentando hacer los siguientes kilómetros fuertes para meter un poco de distancia e irme sola".

Con Fenella y Sarissa perdiendo tiempo, quedaba la incógnita de saber qué ocurriría con dos aventadas corredoras como Ashleigh Gentle y Emma Pallant. Mientras la australiana, que para llegar a Samorin ha viajado más de treinta horas, demostraba que no era su día, la excompañera de Pablo Dapena sí conseguía paulatinamente reducir distancias.

De los siete minutos en la T2 pasábamos a tres y medio en el ecuador de la carrera. Todo apuntaba a que Pallant podría remontar, pero Sara ha sido capaz de gestionar bien los tiempos, y con una media maratón final de 1h22'12, ha logrado hacerse con un título que la alza a los primeros nombres de la media distancia, y cambia por completo sus aspiraciones en el corto plazo. "Ya empiezo a pelear de tú a tú con esta gente", afirmaba de vuelta al hotel, camino de la rueda de prensa.

Sara Pérez
Foto: Challenge Family

"Todos nos hacemos pajas mentales"

Ayer, al irse a la cama, un resultado así sí pasaba por su cabeza. "Por supuesto", reconoce, "porque pajas mentales nos hacemos todos".

No obstante, fiel a su humildad y su temple, a posteriori prefiere pensar ya en un futuro en el que quiere mirar más arriba -aún-, con retos exigentes. "Tengo que empezar a creerme que tengo su nivel, y tengo que ser un poco más exigente". En su cabeza, buscar aún una evolución más en el segmento ciclista, "y aprender a sufrir los últimos cinco kilómetros".

ARTÍCULOS RELACIONADOS