Foto: Instagram // rockyarroyophotography
Trucos y curiosidades / Triatlón / ¿Qué sacrificios hay que hacer para ser triatleta PRO?

¿Qué sacrificios hay que hacer para ser triatleta PRO?

Hace unos cuantos años, al hacerse con su quinto título de Campeón del Mundo de triatlón, Javier Gómez Noya reconocía en una entrevista que lo único que no le había dolido entrenando "eran las pestañas".

Nadie niega que ser deportista profesional de éxito puede traer muchas alegrías, además de buenos contratos publicitarios, pero también es obvio que dista de ser un camino plagado de rosas. Más bien todo lo contrario.

Chelseo Sodaro y Sarah Piampiano, dos de las mejores triatletas del momento en media y larga distancia, así lo han reconocido en una de las últimas entrevistas de PTO Hub.

Sarah Piampiano, una historia de superación

A Sarah Piampiano le dedicamos un artículo hace unos años porque, sin duda alguna, su historia personal es digna de contar.

Empleada de un banco de inversión, en 2009 no practicaba ningún tipo de deporte y fumaba media cajetilla de tabaco al día. Un día, tomándose un vodka en un bar con un amigo, surgió una apuesta, acabar un triatlón olímpico.

"No puedes ganarme" le dijo él. "Estás enganchada al tabaco y nunca entrenas".

Pese a que la prueba era apenas un mes después, Piampiano fue capaz de cambiar sus hábitos y sacó a su amigo más de veinte minutos en meta.

Todas las renuncias que supone centrarse en triatlón

Lo cierto es que ser profesional en cualquier disciplina deportiva tiene un coste que no todo el mundo está dispuesto a pagar.

Para Piampiano ese coste pasaba por dejar atrás una vida profesional exitosa que le garantizaba una solvencia económica todos los meses. 

"No tuve mucho apoyo por parte de mis padres cuando empecé en este deporte" comenta.

"Yo tenía un buen trabajo en el que ganaba bastante dinero y la gente de mi alrededor pensaba que estaba loca por querer dejarlo todo por el triatlón. Me decían era muy arriesgado porque todo se podía ir al traste si me lesionaba".

chelsea sodaro
Foto: James Mitchell

Chelsea Sodaro, en triatlón de rebote

Chelsea Sedaro, cuarta clasificada en el último Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, llegó al triatlón de rebote.

Pese a su curriculum inmaculado -seis podios en siete pruebas disputadas en media distancia-, hasta 2016 no conocía este deporte, en el que combina las pruebas ITU con el circuito IRONMAN 70.3. "Mi marido fue el que me animó y creyó en mí desde el primer momento".

"Empezó a trabajar en tres trabajos distintos para que yo pudiera centrarme únicamente en correr", comenta la británica, compañera de Pablo Dapena en el BMC Vifit.

"Un par de meses más tarde gané mi primer campeonato nacional que fue premiado con 12.500 libras", recuerda. "Pasé de no aportar nada económicamente en casa a llevar esa cantidad de dinero y me creía rica".

Como veis, las historias inspiradoras de triatletas profesionales están sustentadas en mucho trabajo y sacrificio. Nunca es demasiado tarde para empezar en el triatlón y tampoco es imposible llegar a ser profesional siempre que estés dispuesto a dar todo lo que este deporte te exige. 

¿El secreto del éxito? Chelsea Sodaro piensa que está en centrarte en lo que realmente quieres ser e ir a por ello sin excusas.

Tal y como uno de sus entrenadores de ciclismo, Paul Buick, le repetía antes de cada entreno, "no entrenes para ser la atleta que ya eres, sino la atleta que quieres llegar a ser".

ARTÍCULOS RELACIONADOS