Sebastian Kienle tiene un grave accidente en una competición de gravel
Actualidad / Triatlón / Sebastian Kienle tiene un grave accidente en una competición de gravel

Sebastian Kienle tiene un grave accidente en una competición de gravel

Una de las leyendas de los últimos años de este deporte y que se retiró hace menos de un año, Sebastian Kienle, ha tenido un grave accidente en una competición de gravel. El incidente ocurrió cuando Kienle colisionó a unos 45 kilómetros por hora con un automóvil que cruzaba inesperadamente el recorrido de la carrera.

El accidente tuvo lugar este fin de semana y resultó en una rápida evacuación al hospital universitario RWTH Aachen, donde el deportista fue atendido de emergencia. A pesar del violento choque, el extriatleta sólo sufrió la fractura de algunos huesos de su mano derecha. Un final que, considerando la velocidad del impacto, podría haber sido mucho más grave.

"Solo ha sido una fractura en la mano"

"Estoy muy agradecido de que solo haya sido una fractura en la mano", comentó Kienle desde su cama en el hospital en la publicación de Instagram. El triatleta también hizo un especial reconocimiento a las primeras personas que lo atendieron en el lugar del accidente, destacando la profesionalidad y el cuidado que recibió.

"Literalmente, estuve en buenas manos. Especialmente, gracias a la dama de la foto que conoce su trabajo", dijo. El triatleta agradeció también a los doctores de las clínicas Arcus y a la Dra. Astrid Stienen, quien acudió al hospital después de ser contactada por la esposa de Kienle.

Sebastian Kienle IRONMAN Taupo
Foto: Sebastian Kienle / Instagram / Graeme Murray

El suceso pone de manifiesto la importancia de medidas de seguridad rigurosas para proteger a los corredores. El propio Kienle, quien ha logrado una carrera distinguida de más de una década al máximo nivel, ha mostrado su resilencia en numerosas ocasiones, y este incidente es otro testimonio de que volverá más fuerte aunque no esté ya en el profesionalismo.

Demasiados incidentes en los últimos tiempos

El ciclismo profesional está viviendo ciertos episodios bastante negativos en el aspecto de seguridad y el problema de Kienle no es uno más. En el pasado mes de abril, el drama continuó en la Itzulia, la carrera vasca conocida por su dureza.

Una de las etapas más complicadas, una caída múltiple en el descenso del puerto de Olaeta implicó a algunos de los nombres más grandes del ciclismo. En esa caída estaban implicados Jonas Vingegaard, Primoz Roglic y Remco Evenepoel. Vingegaard, quien había evitado caídas en las etapas previas, se vio forzado a abandonar la carrera tras ser evacuado en ambulancia.

El episodio más negro es el pasado mes de junio, donde el joven ciclista Gino Mader del equipo Bahrain falleció. El ciclista no pudo sobrevivir a las lesiones sufridas en una caída durante el descenso en la Vuelta a Suiza. A los 26 años, Mader era visto como un talento emergente con un futuro prometedor. Estas circunstancias subrayan los peligros que enfrentan constantemente los ciclistas profesionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS