Sebastian Kienle aún tiene una bala en la recámara
Foto: Challenge Family
Actualidad / Sebastian Kienle aún tiene una bala en la recámara

Sebastian Kienle aún tiene una bala en la recámara

El pasado mes de noviembre, los aficionados al triatlón recibíamos una noticia que, pese a ser esperada, causaba gran tristeza: Sebastian Kienle anunciaba su retirada.

"Necesitaba marcar una fecha para decir adiós. Y esa fecha será al final de 2023", declaró el alemán en ese entonces. Tras su último paso por el Campeonato del Mundo de IRONMAN, el celebrado en St. George, el de Powerbar tomó la decisión de despedirse de su entrenador, Philip Seipp, y entrenar por libre.

2023 sería un año diferente, con carreras en lugares donde nunca había competido, un recorrido de despedida que arrancaría el 18 de febrero y que en principio le llevaría hasta el Norseman, donde hace unas semanas terminó segundo.

Sebastian Kienle
Foto: Sebastian Kienle // YouTube

Reflexiones tras la prueba noruega

Fue precisamente en la disputa del último de los segmento de Norseman donde Kienle tuvo tiempo para recapacitar sobre cómo estaba acabando su carrera. El de Orca, en su última publicación de Instagram, ha reconocido que fue consciente de que se estaba mintiendo a sí mismo.

"Corriendo por Zombie Hill en Norseman estaba en tierra de nadie. No podía creer que aún pudiera ganar la competición", ha explicado a sus seguidores. "Sabía que terminaría segundo (como tantas veces), si continuaba. Y avanzaba muy despacio. Cuando tu cuerpo se debilita, intentas convencerlo de seguir adelante. Llegué a la conclusión de que sería mi última competición de larga distancia".

Pero, como otras tantas veces nos ha pasado a los populares, no era cierto: "Durante un larga distancia es probable que te convenzas de cosas que tal vez no sean ciertas. Pero logré que muchas de esas cosas sucedieran, así que aprendí a creer".

Y remató con un anuncio sorpresa, "quiero hacer una última competición sabiendo que es la última antes de empezarla. Así que haré una más, que será la última".

kienle ciclismo
Foto: Challenge Family

Una despedida aún pendiente

Así, el de HEP tiene aún una última bala en su recámara, una competición final con la que despedirse por todo lo alto. Es un sentimiento compartido por muchos en el mundo del triatlón, el deseo de ver a Sebbi en su máxima expresión una última vez.

¿Dónde ocurrirá? La incógnita está por resolver. Una de las opciones podría ser IRONMAN Israel, donde ya compitió en la edición inaugural de 2022. Dentro de la franquicia también están IRONMAN Cozumel, prueba que ganó en 2017, y IRONMAN Western Australia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS