Sebastian Kienle sobre su St. George:
Foto: Kevin Sawyer // Red Bull Content Pool
Actualidad / Triatlón / Sebastian Kienle sobre su St. George: "Tenía un plan, no reventar en la bici"

Sebastian Kienle sobre su St. George: "Tenía un plan, no reventar en la bici"

Este sábado Sebastian Kienle se enfrentaba a su penúltimo Campeonato del Mundo de IRONMAN. Tras más de veinte años practicando triatlón, el teutón dirá adiós a la competición oficial en 2023, aunque este próximo y último año solo será de reencuentro con pruebas especiales, nada de Kona.

Así que esta cita del pasado 7 de mayo era especial para él, tal como hemos podido ver a lo largo de los vídeos que ha compartido cada día hasta la celebración de la prueba, llegando a emocionarse en algún momento.

En meta terminó decimocuarto, lejos de la pelea por los puestos de privilegio. "Creo que junto a 2018, mi peor resultado en un Campeonato del Mundo de IRONMAN", reflexiona en su crónica. En su haber, además del título de 2014, un segundo puesto, dos terceros y dos cuartos.

No obstante, pese al resultado, no está decepcionado, tal como sí estaba en 2018, donde el Aquiles le llevó a abandonar por primera vez en un larga distancia. "Creo que preparé la carrera para un resultado mejor".

Sebastian Kienle

Todas las noticias

Natación esperada, bicicleta tratando de recuperar

"Bastante decente, especialmente con neopreno", reconoce al pensar cómo fue el primero de los segmentos. "No tenía sentido que forzase nadando, porque hubiera salido en tierra de nadie".

"Lamentablemente, salí con Cameron, y ya sabemos a qué ritmos se mueve en bici, y es a lo que fue. Yo sin embargo tenía un plan, y era ser conservador y no reventar".

Mientras Wurf sí consiguió avanzar puestos, y llegar a la T2 cerca de los puestos de cabeza, la estrategia de Sebastian Kienle era otra: "dejé que fuese el grupo el que tirase, pero creo que, analizándolo ahora, sí hubo momentos en los que sí estaba por encima de mis posibilidades".

Otra figura importante a lo largo del segmento ciclista fue Sanders, que dio alcance al grupo cuando ya se llevaba gran parte del parcial completado. "Tengo que darle la enhorabuena", afirma Kienle. "Muchas veces la gente se flipa con que hagas una bici espectacular, pero si luego llegas a la T2 y no te queda nada, no sirve de nada. Con él no fue así".

"Intenté ir con él un rato, pero al mismo tiempo no forzar, pero era imposible. Hubo cuatro o cinco minutos en los que tuve que darme un calentón, y entonces decidí que si no quería reventar, tenía que dejar que se fuese. Da igual, porque reventé de todas las maneras".

Sebastian Kienle St. Polten Kona aero ciclismo acoplado
Foto: Graeme Murray // Red Bull Content

Desde su punto de vista, el segmento ciclista del sábado fue de los mejores vistos nunca, ya que había diversos grupos, cada uno con sus estrategias, y con nombres de relevancia en todos ellos. "Nunca antes vi una carrera como ésta, en la que faltan nombres que en cualquier otra carrera verías en cabeza, y es simplemente porque tuvieron que rodar en solitario, fuera de grupos".

"La gente se escapaba, luego volvía a cogerlos, se escapaban de nuevo...", continua relatando el de Orca. "Entonces decidí bajar un poco, unos 35 vatios, más o menos, porque me daba cuenta de que no tenía fuerzas en las piernas, y empecé a pensar que iba a ser un día muy duro".

La carrera a pie, cuestión de supervivencia y pensar en la familia

"Llegué a la T2 pensando que el TOP5 aún era posible", comenta. "Creía que al menos un par de los de delante reventarían, pero sorprendentemente no hubo mucha gente sufriendo de verdad".

Llegaron Ben y McNamee, pero no pude seguirles. Entonces ahí, se dio cuenta de que no era viable tratar de forzar. "Sabía que no era el día, así que ¿qué podía hacer?".

sebastian kienle kona running
Foto: James Mitchell // Red Bull Content Pool

A partir de ahí, trató simplemente de alcanzar la meta, y pensar en su familia y todos los sacrificios que han hecho para llegar lo mejor posible a la cita del sábado.

"La preparación, como he dicho, fue buena, y mentalmente también me encontraba bien, así que me está costando saber qué pudo ocurrir. Está claro que tu cabeza insiste en darle vueltas, y te criticas a ti mismo, pero por otro lado están los números, que aunque no eran espectaculares eran buenos, y todo parece estar en su sitio, y creo que podía estar en el TOP5, pero no fue así".

Sanders, la gran figura del sábado

Pese a que el ganador de la carrera fuese Kristian Blummenfelt, para Kienle el nombre del día no es otro que el de Lionel Sanders. "No estuvo porculeando en la rueda de prensa, e hizo exactamente lo que dijo que iba a hacer, ser conservador".

"Os veía ahí al grupo", le explicaba él mismo en meta, tras la ceremonia del podio, y decía "no puede ser, no puede ser".

"Creo que tuvo la paciencia suficiente, y que supo marcar el ritmo en esta carrera, y que se mereció esa remontada".

ARTÍCULOS RELACIONADOS