Sebastian Kienle vislumbra un futuro incierto para el triatlón
Foto: PTO
Actualidad / Triatlón / Sebastian Kienle vislumbra un futuro incierto para el triatlón

Sebastian Kienle vislumbra un futuro incierto para el triatlón

La noticia del dopaje de Collin Chartier ha dejado una profunda huella en el mundo del triatlón de media y larga distancia.

La sustancia detectada en su organismo fue EPO, lo que le ha llevado a recibir una sanción de tres años. Aunque Chartier no tendrá que devolver -a priori, los 100.000 dólares ganados en Dallas, el futuro de su carrera y del deporte en sí mismo se ve amenazado por esta situación.

"No puedo seguir así"

Sebastian Kienle, el que fuera ganador del Campeonato del Mundo de IRONMAN en 2014, ha sido de los que de manera más firme ha expresado su preocupación y frustración en torno a este caso de dopaje.

En sus declaraciones, afirmó que ha escrito en su mente este mensaje al menos veinte veces, con versiones enfadadas y tristes. En uno de sus comentarios, Kienle expresó: "La única cosa que está clara, es que no puedo seguir así".

El alemán también mencionó que, aunque ha pasado mucho tiempo en las redes sociales, no todo ha sido una pérdida de tiempo y fuente de enfado. "Ha sido también una fuente de esperanza. Leyendo los comentarios de Ben Hoffman, Josh Amberger, Lionel Sanders y de muchas personas después del podcast de How they train", declaró.

Sebastian Kienle ciclismo Kona
Foto: Instagram / Sebastian Kienle / Micha Rauschendorfer

¿Silencio o acción?

"Los comentarios en redes sociales no cambian nada. No estoy tan seguro de eso", dijo Sebbi, añadiendo que lo peor que le puede pasar a un deporte es el silencio. "Muchas personas, que se preocupan por el deporte, hacen las preguntas correctas. ¿Qué podemos cambiar? ¿Por qué no pudimos prevenir este caso?".

Kienle reflexiona sobre cómo el deporte y las partes involucradas pensaron que, debido a la falta de casos de dopaje importantes, no había un problema real. "La cosa es que te hacen creer que no hay problema; de lo contrario, no puedes continuar", confesó el de Orca. Sin embargo, sí hay un problema, con una pérdida de credibilidad que no solo afecta al entorno de Chartier -que ya ha salido a protestar enérgicamente-, sino en el caso de todos los triatletas de primer nivel.

Basta con ver los comentarios del vídeo que colgamos en Planeta Triatlón analizando el caso: "No está haciendo nada diferente al resto, no sé por qué criticarlo tanto", "No existe deporte limpio, solo gente que comete errores y pita" o "Estoy seguro que nos vamos a llevar nuevas sorpresas" son algunas de las declaraciones que se pueden leer entre los aficionados.

Un futuro incierto para el triatlón

Kienle, por su parte, recordó que no continuará después de este año, lo que podría permitirle no preocuparse por el tema. Sin embargo, no querría que fuese así. "Me han contactado bastantes atletas en los últimos días con buenas ideas. Nuevamente, estas ideas ya existían antes, pero probablemente no había suficiente presión para implementarlas. Ahora la hay", afirmó.

Por su parte, Ben Hoffmann también mostró su indignación y frustración, exigiendo acciones y cambios significativos para combatir el dopaje en el deporte. "No basta con disculparse. Si realmente lo sientes, gana mi perdón y demuéstralo: devuelve el dinero robado de premios y patrocinios, pide disculpas personales a otros atletas, trabaja para marcar la diferencia en la lucha antidopaje y, desde luego, cuenta toda la verdad", afirmó el norteamericano.

ben hoffman
Foto: Meg Oliphant // Getty Images for IRONMAN

Ante esta situación, el mundo del triatlón se enfrenta a un dilema: quedarse en silencio y permitir que el dopaje siga erosionando la esencia del deporte o alzar la voz y luchar por un futuro sin dopaje.

La postura de Sebastian Kienle y Ben Hoffmann es clara: no se puede permitir que el silencio se apodere del deporte, y es necesario preguntarse cómo se puede mejorar y prevenir situaciones como la de Collin Chartier.

ARTÍCULOS RELACIONADOS