6 señales que confirman que eres un triatleta feliz
Foto: James Mitchell // PTO
Trucos y curiosidades / Triatlón / 6 señales que confirman que eres un triatleta feliz

6 señales que confirman que eres un triatleta feliz

Esto del triatlón nos hace un rato felices. No sabemos qué es lo que tendrá, pero cuando se prueba engancha de tal manera que ya no hay forma de salir de él. Ya sea por su naturaleza competitiva o por su estilo de vida saludable pero tiene cada vez más adeptos y cada día hace feliz a más gente. Pero, ¿por qué? ¿Cuáles son esos signos que demuestran que eres un triatleta feliz?

Puedes comer lo que quieras sin sentirte culpable

Los tutes de entrenamiento que nos pegamos son de consideración, con lo que el consumo calórico es, cada día, importante. Pese a ello la mayoría de las veces, si cae un atracón de comida, nos sentimos culpables. Lo que tantas veces hemos dicho: "somos triatletas de élite embutidos en el cuerpo de populares". En cambio, llega un momento en tu vida, cuando realmente eres un triatleta feliz, en el que disfrutas comiendo y entrenando a partes iguales, y desaparece todo resto de culpabilidad. En ese momento, amigo, estás en otra fase.

cena saludable perder peso
Foto: Envato Elements

No gastas demasiado

Quietos parados que este punto es importante. El triatlón es un deporte caro, no vamos a negarlo: compra un pulsómetro de alta gama compra un casco aero, compra, compra, compra... Sin embargo, una temporada concreta -que puede ser la segunda como la vigésimo tercera- te das cuenta de que con el material que tienes te sobra y basta, que para qué comprar nada nuevo. Y de pronto en lo único que inviertes es en dorsales y te sientes completamente feliz.

Tienes el apoyo de tu familia

Puede que haya días en que la pereza te venza, es cierto, pero la mayoría de las veces estás deseando que llegue el momento de calzarte las zapatillas, ponerte las gafas de natación o subirte a la bicicleta. Es tu momento, tu rato de regalo tras una larga jornada de trabajo, de estudios, o de finiquitar tareas, lo que sea. Además, y esto también es un punto importante, lo haces con el apoyo de tu familia, ya sea tu pareja, ya sean tus hijos. Entrenas de tal manera que el tiempo que empleas no afecta a la rutina familiar, te organizas con ellos y tienes consensuadas cuáles son las pruebas en las que competir. Todo cuadra, es un círculo virtuoso.

Tienes grandes amigos dentro del triatlón

En triatlón, nos encontramos con gente nueva de diferentes estilos de vida. Tenemos diferentes grupos de entrenamiento, equipos, amigos de grupos de edad, o la gente habitual que vemos en las tiendas de bicicletas a las que somos asiduos. Conocemos a gente, lejos de nuestro círculo social habitual, que comparten los mismos intereses que nosotros. Esperamos con ganas los días de entrenamiento para conocer más a estas personas y ayudarnos entre nosotros a superar nuestros límites cada vez que entrenamos juntos.

cameron wurf patrick lange running puños
Foto: Nils Nilsen // Getty Images for IRONMAN

Compites contra ti mismo

Al principio de llegar a este deporte, todos esperamos ansiosos las clasificaciones para revisar si hemos quedado quincuagésimo sextos o septuagésimo terceros -lo ponemos en letras para que parezca un poco más ridículo de lo que es-. Hasta que te das cuenta de que las clasificaciones les sirven a los diez primeros, a los que se juegan los cuartos y las fotos. Al resto, nos deberían dar igual. Y llega un momento en el que es así, en el que tu track del Garmin ya te es suficiente para saber si lo has hecho bien o mal, porque en el fondo, con quien compites es contigo mismo. No hace falta ganar a nadie. Basta con el hecho de superarnos día a día e ir un paso más adelante en cada entrenamiento y competición.

Te sientes lleno de energía

Comes lo que quieres, lo quemas, y te sientes directamente poderoso. Tienes un porcentaje de grasa reducido, no te cansas, podrías trepar hasta muros por las calles. Para ti todos los días, llueva, haga frío o nieve, son de puro sol.

ARTÍCULOS RELACIONADOS