Así queda la 'start list' de IRONMAN Cairns tras la decisión de Sam Long
Actualidad / Triatlón / Así queda la 'start list' de IRONMAN Cairns tras la decisión de Sam Long

Así queda la 'start list' de IRONMAN Cairns tras la decisión de Sam Long

Las IRONMA Pro Series sigue su curso y ya 'quedan muy lejos' las victorias de Ellie Salthouse y Trevor Foley en IRONMAN 70.3 Boulder. El Campeonato IRONMAN de Asia-Pacífico 2024 en Cairns marca la octava parada del calendario de la franquicia, el tercer triatlón de distancia completa (tras Texas y Hamburgo) y la primera vez que IRONMAN Pro Series visita Oceanía.

Este evento vuelve a ser designado como el campeonato continental ofreciendo a los triatletas profesionales una bolsa de premios de 150.000 dólares y cuatro 'slots', por género, para el Campeonato del Mundo IRONMAN 2024, que tendrá lugar en Niza el 22 de septiembre para las mujeres y en Kona, Hawái, el 26 de octubre para los hombres.

Kylie Simpson quiere el triplete

En la categoría femenina, la bicampeona de IRONMAN Cairns, Kylie Simpson, regresará para defender su título y mejorar el récord que estableció el año pasado. Simpson, que actualmente ocupa el sexto lugar en la clasificación de la Serie Profesional IRONMAN, busca un buen resultado para seguir arriba.

Otras atletas destacadas en la clasificación general que buscan sumar puntos importantes en Cairns son Lotte Wilms, Hannah Berry, Rebecca Clarke y Lauren Brandon, que ocupan los puestos 13, 14, 37 y 53, respectivamente. Además, Radka Kahlefeldt, segunda en IRONMAN Cairns el año pasado, hará su debut en la Serie Profesional IRONMAN.

Kylie Simpson
Fuente: Instagram // @kyliesimpson1983

Braden Currie quiere brillar 'en su casa'

Para ser exactos hay unos 3.800 kilómetros y un trozo de océano de por medio entre Cairns y el lugar originario de Braden Currie: nació en Methven, Nueva Zelanda. Sin embargo, es la única prueba en Oceanía de las IRONMAN Pro Series has que en diciembre empiece ese tour final con IRONMAN 70.3 Western Australia y el Campeonato del Mundo IRONMAN 70.3 en Taupo (Nueva Zelanda).

En la carrera profesional masculina, el triple campeón de IRONMAN Cairns, Braden Currie, se destaca como el triatleta a seguir. El campeón defensor estableció un nuevo récord el año pasado. Aprovechará que ya se conoce el lugar para obtener la máxima cantidad de puntos y situarse en una buena posición.

La conocida ausencia de Sam Long abre el abanico de posibles rivales que pueda tener Currie para no llevarse el triunfo. El británico Joe Skipper es uno de los que intentará poner las cosas difíciles quien está encantado con las vistas que tiene la carrera a pie, como se puede ver en su última publicación en Instagram: "¿tiene que estar a la altura de uno de los mejores recorridos de IRONMAN?", se hace la pregunta.

Otros nombres relevantes forman una profunda lista de talentos internacionales, incluyendo a Arnaud Guilloux, Mike Phillips, Gregory Barnaby, Henrik Goesch y Ben Hamilton, todos ellos serias amenazas internacionales. Al mismo tiempo, los favoritos locales como Nick Thompson, Josh Amberger, Tim van Berkel y Matt Burton liderarán la carga para los australianos.

"Parece que me estoy adaptando"

Braden Currie tiene un objetivo en mente al que es importante llegar bien preparado como es el Campeonato del Mundo de IRONMAN en Kona a finales de octubre. De hecho, el neozelandés está haciendo una serie en su canal de YouTube titulado "Single track to Kona".

El triatleta de AG1 eligió Boulder por segunda vez como su base de entrenamiento, aprovechando los beneficios de la altitud para optimizar su rendimiento: "estamos tratando de sacar el mayor provecho del efecto de la altitud y no perder esa ventana", comenta Currie. La combinación de terrenos técnicos y un clima impredecible añadió una capa adicional de dificultad, pero también de enriquecimiento a su preparación.

Junto a su esposa, Currie aprovechó cada momento para entrenar intensamente: "fui a Aspen durante cuatro días y luego a Boulder por unos diez días... La altitud realmente me afectó, pero parece que me estoy adaptando", añade Currie. Sus sesiones incluyeron desde entrenamientos suaves de carrera a pie hasta bloques a ritmo de carrera y ciclismo en grava, demostrando su versatilidad y compromiso.

Uno de los momentos más duros que comparte Currie es su experiencia en Texas, donde tuvo que abandonar la carrera debido a calambres y problemas físicos: "a los 140-150 km simplemente exploté... mis glúteos comenzaron a fallar, los flexores de la cadera se acalambraron y mi estómago estaba mal", recuerda con frustración.

braden currie raceranger
Foto: Felt // Instagram // Hamish Collie

A pesar de los obstáculos, Currie sigue adelante con un espíritu renovado y una perspectiva positiva. Con la mirada puesta en el IRONMAN Cairns y otras competencias futuras, Currie se concentra en la recuperación y la variación en sus entrenamientos para mantenerse en la cima de su forma física: "tenemos uno de los entornos de entrenamiento más increíbles del mundo... Es inspirador entrenar aquí", afirma con entusiasmo.

Currie también destaca la importancia de recordar por qué ama este deporte. "Encontrar maneras de recordarme por qué lo hago. Por qué amo el desafío. Por qué me gusta estar en forma, saludable y fuerte... es crucial para mí", reflexiona.

ARTÍCULOS RELACIONADOS