¿Puede Strava ayudar a mejorar nuestro rendimiento?
Foto: Strava
Trucos y curiosidades / Triatlón / ¿Puede Strava ayudar a mejorar nuestro rendimiento?

¿Puede Strava ayudar a mejorar nuestro rendimiento?

Desde su lanzamiento en 2009, Strava ha traído muchas cosas buenas a la vida de los aficionados al deporte y la actividad física. Con el paso de los años, esta red social, muy enfocada en corredores, ciclistas o triatletas, ha ido evolucionando y trayendo consigo cada vez un mayor abanico de posibilidades.

La app de la compañía de San Francisco (EE.UU) ofrece a día de hoy una extensa gama de funcionalidades a la comunidad deportiva. Una de actualizaciones más recientes ha incorporado a Strava los puntos de interés: ahora el mapa te muestra desde cafeterías hasta fuentes, baños y farmacias cercanas.

ciclismo café
Foto: Unsplash // Roman Bozhko

Esta red social no ha parado de crecer (en 2021 España registró 1.800 millones de actividades) y cada vez son más usuarios los que buscan sacarle partido en su día a día como deportistas.

Facilidades a la hora de entrenar, crear y buscar rutas, registrar datos y analizar entrenamientos, compartir experiencias con una comunidad, unirse a retos, seguir el día a día de tus ídolos y mucho más. Pero, ¿qué hay en cuanto a nuestro desempeño? ¿Puede Strava ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento?

Más que una red social

Que Strava es una gran herramienta para conectar con otros aficionados al deporte que disfrutan de nuestra misma pasión es algo obvio. Y no sólo eso, la esta red social también permite brindar apoyo con sus kudos que, dicho sea, siempre da gusto recibir.

Strava también permite descubrir otras rutas -disfrutando incluso de las fotos que comparten sus usuarios-, flipar con los datos de entrenamiento de Kristian Blummenfelt o Gustav Iden o disfrutar compartiendo ideas y entrenamientos.

Pero, de un tiempo para acá, la red social del logo naranja está jugando un buen papel en el rendimiento de sus usuarios. Esta labor se acentuó con la llegada de la pandemia y las cancelaciones de pruebas.

Beacon
Foto: STRAVA

Muchos deportistas encontraron en los segmentos o los retos la aplicación su fuente para mantener la motivación en una época complicada para el deporte. Incluso hay grupos de amigos que, en alguna ocasión, hacen quedadas para asaltar un segmento como si de una competición se tratase.

Por otro lado, sesiones como las que acostumbran a dejarnos ver los Noruegos o las "locuras" de Pello Osoro pueden ser un chute de energía que invite a mucha gente a salir ahí afuera y exigirse un poquito más de sí mismos.

¿Acaso no te has sentido nunca en ese "compromiso" de entrenar más duro después de ver la sesión de algún amigo? Strava nos ayuda a empujarnos los unos a los otros, a exigirnos, a probar cosas nuevas y a tratar de mantener el ritmo cuando ya nos podemos más.

Strava un arma de doble filo en el rendimiento

Sin embargo, como casi todo lo bueno en esta vida, en cuestiones de rendimiento, Strava también es un arma de doble filo.

Algunos deportistas se dejan llevar demasiado por "las pasiones" y acaban tirando por la borda un entrenamiento que debería haber sido fácil. Strava es una gran herramienta que invita a los deportistas a ser mejores, pero quedar atrapado en ese espíritu competitivo puede ir más contra tu progreso que a favor de él.

Abrir gas en cuando llegas a un segmento puede ser una buena opción para que el cuerpo aprenda a ir más rápido, pero no puedes convertir un entrenamiento en una competición en la que persigues los PRs de otros o los tuyos propios.

Lo más sensato es que todas estas posibilidades formen parte de tu planificación y vayan en sintonía con ella. Si tienes un test en subida, aprovecha la motivación de mejorar tu PR en un segmento determinado o superar a otros para sacar lo mejor de ti.

Pero si tienes un día fácil, lo mejor es olvidarse por completo de los segmentos.

Recuerda, aprovecha siempre Strava para motivarte, crear una comunidad a tu alrededor, captar ideas para nuevos entrenamientos o ver qué les funciona a otros y descubrir nuevas rutas y lugares donde entrenar.

Y ten cuidado con ir demasiado fuerte con demasiada frecuencia persiguiendo unos números, va contra tu propio progreso; y con la presión social, muchos la sufren y es algo muy insano.

Pero, sobre todo, nunca olvides divertirte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS