Foto: Super League Triathlon
Actualidad / Triatlón / Super League Triathlon y la polémica final de NEOM: "Es una decisión controvertida, pero es una oportunidad única de derribar barreras"

Super League Triathlon y la polémica final de NEOM: "Es una decisión controvertida, pero es una oportunidad única de derribar barreras"

La cuarta temporada de Super League Triathlon llegó a su fin el pasado mes de octubre con la disputa de la Final de sus Championship Series. Tras su paso por Londres, Múnich, Malibú y Toulouse, la liga de triatlón más prestigiosa del mundo se dirigió a NEOM (Arabia Saudí) para la disputa de su última etapa.

Tras el último de sus eventos, que acabó coronando a Hayden Wilde y Georgia Taylor-Brown como campeones de esta temporada y decidiendo el reparto completo de los 1.4 millones de dólares que había en juego este año (150.000 dólares más que en 2021), el CEO y co-fundador de la competición, Michael D'hulst, ha querido reflexionar sobre lo acontecido en este 2022.

D'hulst, uno de los empresarios más exitosos del mundo del triatlón, ha valorado positivamente la "consistencia" de la liga que fundó año atrás junto a Leonid Boguslavsky, otro empresario ruso cuya fortuna se estima en 5.000 millones de dólares.

"Somos un disruptor y un equipo que continúa rompiendo barreras, para crecer y superarse. Expandirnos a ocho eventos durante el año, y cinco en Championship Series, es un gran paso y no dejaremos de traspasar los límites", apunta el CEO.

Si bien es cierto que Super League Triathlon se ha convertido en uno de los referentes internacionales, poniendo en escena formatos muy atractivos, importantes premios económicos y una gran inversión en sus retransmisiones, así como demostrando una fuerte apuesta por la profesionalización del deporte, en este 2022 la organización parece haber tomado una decisión desacertada.

Super League Triathlon
Foto: Super League Triathlon

"Uno de los valores centrales de Super League es que somos impredecibles, por lo que necesitamos diferentes formatos y necesitamos diferentes lugares; algunos fríos, algunos calurosos, algunos llanos, algunos montañosos, algunos con olas, algunos sin olas", explica D'hulst.

Y es que, tras recibir numerosas críticas, el máximo responsable de SLT ha tenido que justificar la llegada de la competición a NEOM. Uno de los más duros con esta sede ha sido Brad Culp, prestigioso columnista de Triathlete, quien valoró la decisión de Super League como "un error que puso a los atletas en una posición terrible".

"Muchos de ellos no pueden decir que no a este tipo de dinero, especialmente ahora que hay un componente de equipo a considerar. Y muchos se comprometieron con la serie antes de saber que el final tendría lugar en una extraña ciudad de tiendas de campaña en un Reino con una brújula moral muy cuestionable", escribía Culp en su columna.

Culp y otras personalidades del deporte no han podido pasar por alto el hecho de que Arabia Saudí y su Reino hayan estado envueltos en numerosas violaciones de los derechos humanos. La última de ellas estuve precisamente relacionada con la nueva "megaciudad" donde se disputó la Final de SLT. El Reino condenó a muerte a tres hombres que se negaron a salir de sus casas para dejar paso a las nuevas construcciones.

El CEO de Super League ha reconocido que "ir a NEOM es una decisión controvertida", pero defiende la decisión como "una oportunidad única de ser los primeros en derribar barreras".

"Si en la vida tienes diferentes posiciones, puedes reconocer eso y trabajar para acercarlas a donde quieres estar, o te mantienes firme y continúas aislándote, lo que no veo que vaya a mejorar una situación", apunta D'hulst.

Para el directivo, la llegada de su competición al país árabe lanza un mensaje importante: "Hemos sido muy claros sobre lo que representa el deporte y lo que estamos allí para lograr, que es la igualdad para hombres y mujeres".

¿Cómo? A través de un reparto económico equitativo, una misma exposición mediática en televisión y el hecho de salir a entrenar y mostrarse en público con la misma ropa que usan en cualquier otro lugar.

Super League Triathlon
Foto: Super League Triathlon

"Fuimos a las comunidades en Jeddah y nos comprometimos. Tuvimos a nuestros profesionales entrenando a niñas y niños en edad escolar, inspirándolos, mostrándoles los valores de nuestro deporte y la igualdad, y trabajamos con la Federación Saudita de Triatlón para hacer crecer el deporte", explica el máximo responsable.

"También tuvimos el hito de tener al primer israelí en participar en un evento deportivo saudita, rompiendo otra barrera".

Para D'hulst, el paso de Super League Triathlon es mucho más que una cuestión económica -como tantos han señalado-. "Estamos empujando los límites para generar cambios", afirma. Y, para logarlo, el CEO apuesta por este "enfoque mucho más fuerte y constructivo", antes que aislarse y oponerse.

ARTÍCULOS RELACIONADOS