¿Qué sustancias reducen tu apetito?
Salud y Nutrición / ¿Qué sustancias reducen tu apetito?

¿Qué sustancias reducen tu apetito?

El déficit calórico es uno de los conceptos que ha irrumpido en la sociedad y está presente en la boca de todo el mundo cuando preguntas las claves para perder peso. Aunque, es un término bastante sencillo de explicar: tú tienes que consumir más calorías de las que ingieres. Simple y llanamente. Un correcto déficit calórico no pasa por restringirse comidas y catalogar algunos productos como prohibitivos. Todo alimento es saludable, en su justa medida.

Aunque lleves una dieta estricta y correcta, pues no estar consiguiendo los resultados esperados en el tiempo propuesto. Y es que uno de los principales enemigos a la hora de combatir la grasa son los típicos "picoteos" entre horas, que saciamos cuando aparece la sensación de hambruna. En este artículo, podemos observar una serie de productos con los que conseguir disminuir tu apetito y no ingerir más calorías de las debidas.

Té verde

Esta bebida contiene innumerables beneficios para conseguir una reducción del apetito. Según diferentes estudios, los polifenoles (grupo de sustancias químicas que se encuentran en determinadas plantas) tienen la capacidad de disminuir la secreción de leptina, hormona conocida por producir la sensación de hambre. El té verde no solamente actúa en la reducción de la leptina, sino que también tiene un efecto en los receptores que les hace más sensibles a ella, por lo que su producción no será tan notoria para producir la sensación de hambre.

Algunos experimentos científicos aseguran que un consumo de unos 700 miligramos (752, para ser más exactos) de galato de epigalocatequina (EGCG), uno de los componentes más importantes del té verde genera una sensación de saciedad hasta una hora y media después de la ingesta en comparación con placebo.

Capsicum anual, más conocido como guindilla

Los recientes estudios elaborados explican que los capsaicinoides, compuesto activo común en las guindillas, tenían un efecto reductor del apetito, a parte de aumentar la termogénesis (capacidad de generar calor en el organismo debido a las reacciones metabólicas) y el metabolismo. Una ingesta de 0,15 miligramos de nonivamida (un análogo de la capsaicina) disminuye la sensación de hambre durante dos horas. Para conseguir este efecto, también vale la ingesta de 3 gramos de chile tojo o 1 de cayena.

Aunque, esta clase de productos deben ser consumidos con moderación ya que las molestias intestinales pueden ser altamente perjudiciales para aquellas personas sensibles al picante.

Café

El común de los mortales tomamos una taza de café, recién hecho, al levantarnos. Ya sea en el propio hogar o en cualquier cafetería del barrio. Y, según en términos de reducción de apetito, es una costumbre que no debemos perder. Varios estudios afirman que el ingerir una taza de café caliente justo después de despertarnos.

Los autores de los diferentes estudios afirman que consumir al menos 800 miligramos de extractos de grano de café verde descafeinado son útiles para la reducción del apetito. La taza de café al despertarse, citada anteriormente, y una media hora antes de comer conseguirás reducir en un tercio (35%) del apetito de todo el día. Además, se han descubierto que el café favorece la digestión por el incremento de la producción de saliva y enzimas digestivas.

Otras sustancias importantes: Cafeína, picolinato de cromo o fibra

A parte de estas tres sustancias, existen otras tener en cuenta para conseguir una reducción de las ganas de comer. Entre las diferentes sustancias destacan las siguientes:

  • Cafeína: No solo el café es el producto que contiene cafeína. Si no eres un admirador de este brebaje, puedes consumir refrescos, guaraná o yerba mate que también te proporcionarán los beneficios, en cuanto a apetito, que el café.
  • Picolinato de cromo: Este suplemento es bastante utilizado en las dietas hipocalóricas con el fin de perder peso. No solo se utiliza como reductor del apetito. Este producto es esencial para la mejora del rendimiento de los deportistas o puede ayudar a frenar los síntomas de una depresión leve.
  • Fibra: Alimentos como productos integrales o fruta tiene un alto porcentaje de fibra, indispensable en cualquier patrón alimenticio que tenga como fin la pérdida de grasa. Las propiedades de la fibra forman una especie de gel en el estómago y retrasan el proceso digestivo de los alimentos, lo que aumenta la saciedad entre comidas

A parte de las sustancias citadas en estos párrafos, otra forma de modular la sensación de apetito es el ejercicio físico. Esto sucede, sobre todo, con las rutinas HIIT (rutinas de ejercicio de alta intensidad) que tan de moda se han puesto en los últimos tiempos. Esto se debe a la inhibición de la producción de ghrelina, la hormona responsable del apetito.

ARTÍCULOS RELACIONADOS