Foto: ITU
Actualidad / Triatlón / Dos compañeras de Choi Suk-hyeon confirman los abusos y palizas en el equipo

Dos compañeras de Choi Suk-hyeon confirman los abusos y palizas en el equipo

El pasado 6 de julio, los miembros de los organismosdeportivos surcoreanos celebraron una rueda de prensa en Seúl comprometiéndose a hacer una exhaustiva investigación sobre la muerte de la triatleta de 22 años Choi Suk-hyeon. Choi, medallista de bronce junior en los Campeonatos Asiáticos de Triatlón de 2015, se suicidió el 26 de junio tras afirmar que había sido maltratada por su entrenador, por el fisioterapeuta del equipo y otros miembros del equipo. En su último mensaje a su madre, Choi pidió "que se pusieran al descubierto los abusos" de los culpables , en una referencia a sus supuestos abusadores.

La noticia hizo estallar la indignación de la opinión pública tras conocerse que Choi había puesto en conocimiento de las autoridades competentes los hechos, pero ni los organismos deportivos ni gubernamentales habían sido capaces de actuar a tiempo e impedir la muerte de la deportista surcoreana.

Kim Gyu-bong, entrenador principal del equipo de triatlón de Gyeongju, ha sido acusado de haber abusado física y verbalmente de la joven triatleta surcoerana. El pasado 6 de julio tuvo que prestar declaración ante el comité disciplinario de la Federación Coreana de Triatlón.

Kim Gyu-bong. Foto: Yonhap

Dos compañeras de equipo confirman los abusos generalizados

Dos de las antiguas compañeras de equipo de la difunta triatleta que se quitó la vida después de soportar años de supuesto abuso afirmaron este lunes que el acoso verbal y físico dentro del club era generalizado.

En una conferencia de prensa en la Asamblea Nacional, las dos triatletas, cuyas identidades fueron ocultadas por seguridad, confirmaron las acusaciones hechas anteriormente por Choi Suk-hyeon, con quien habían competido en el equipo de Gyeongju.

En los meses anteriores a su fallecimiento, Choi había afirmado que fue golpeada repetidamente por su entrenador, el fisioterapeuta del equipo y dos compañeros de equipo más mayores que ella. Uno de los castigos que le infligieron, entre otros muchos, fue el de estar tres días sin comer por no haber conseguido mantener su peso. También había sido obligada a comerse 150 euros en pasteles como castigo por pedir un refresco durante una comida del equipo.

Compañeras de equipo durante la declaración. Foto: Yonhap

Las dos compañeras de equipo afirmaron tener miedo por la repercusión de sus declaraciones, pero se armaron de valor para apoyar a Choi y descubrir la verdad. Se disculparon con la familia de Choi por no haber actuado antes y haberla apoyado en la búsqueda de cargos criminales contra los supuestos abusadores.

"Nuestro equipo de triatlón de Gyeonggju era un imperio para el entrenador y unos pocos atletas selectos", dijeron. "Los abusos físicos y verbales eran algo común. El entrenador nos golpeaba constantemente, y el capitán del equipo también era un matón".

Más víctimas además de Choi

"Nos golpearon más de 10 días en tan solo un mes, mientras competíamos en Gyeongju", añadieron. "Espero que estos abusadores admitan su culpa y reciban el castigo debido".

En los meses anteriores a su fallecimiento, Choi había presentado cargos por abuso contra su entrenador, el fisioterapeuta del equipo y dos compañeros mayores en Gyeongju. A finales de mayo, la policía de Gyeongju remitió el caso de Choi a la fiscalía y recomendó una acusación por abuso y extorsión. No fue hasta el jueves pasado que la Oficina del Fiscal del Distrito de Daegu dijo que había estado investigando el caso y pronto interrogará a los acusados de abuso.

En abril, Choi también presentó una petición a la Federación Coreana de Triatlón y al Comité Olímpico y Deportivo Coreano (KSOC), pidiendo castigo para sus supuestos abusadores. Ninguna de las organizaciones tomó medidas.

La tragedia de Choi es la última imagen de una cultura deportiva profundamente jerárquica, de "ganar a toda costa", en Corea del Sur, donde se sabe que los entrenadores o los compañeros de equipo de mayor edad han recurrido a comportamientos abusivos contra los atletas más jóvenes con el fin de sacarles el máximo provecho.

Fuente: Yonhap News Agengy

ARTÍCULOS RELACIONADOS