Foto: Envato Elements
Trucos y curiosidades / 7 trucos para entrenar en vacaciones

7 trucos para entrenar en vacaciones

Entrenar en vacaciones puede resultar una tarea difícil debido principalmente a las altas temperaturas a las que nos vamos a enfrentar. Si a eso le añadimos lidiar con la familia y los compromisos, hay muchas posibilidades de que digamos "mejor otro día", y estemos hasta la vuelta sin subir una sesión a Strava.

Sin embargo, las vacaciones no tienen por qué significar un parón a la hora de continuar con nuestras rutinas de entrenamientos y actividades físicas.

Existen diferentes tipos de ejercicios y trucos que harán que entrenar en verano no sea una actividad tan costosa como puede parecer.

Trucos para entrenar durante tus vacaciones

Durante las vacaciones viajamos, intentamos desconectar y procuramos evitar el intenso sol.

Como resultado de todo esto, en ocasiones nos olvidamos de hacer deporte y de continuar con nuestro entrenamiento.

No obstante, existen multitud de ejercicios y rutinas que se pueden realizar en estas fechas, aunque ello conlleve modificar nuestra forma de entrenar y de ejercitarnos.

Realiza entrenamientos cortos y rápidos

Una gran opción es realizar entrenamientos intensos como el HIIT (High Intensity Interval Trainging), el HIFT (High Intensity Interval Trainging) o el tabata.

Este tipo de ejercicios son de corta duración (apenas 20-25 minutos) pero son muy eficientes.

Se tratan de entrenamientos divididos en intervalos de alta intensidad los cuales no te quitarán mucho tiempo de tus vacaciones y conseguirás que tu cuerpo se mantenga en forma sin necesidad de entrenar durante horas.

Recuerda también que es importante, a pesar de que realices ejercicios breves, que calientes tanto antes como después de cada entrenamiento para evitar lesiones y dolores musculares.

Levántate temprano

Sabemos que no es fácil madrugar y menos aún en vacaciones. Sin embargo, una de las formas de evitar el sol y el intenso calor, es realizando deporte durante las primeras horas de la mañana.

Ya hemos observado en otros artículos que entrenar a media mañana o durante las primeras horas de la tarde es muy peligroso. Son las horas en las que más intenso es el sol y podemos sufrir mareos o incluso insolaciones.

Intenta ponerte un horario para tus entrenamientos a ser posible a una hora temprana, en la que evitarás las altas temperaturas y no tendrás que preocuparte del sol.

Adáptate a tu lugar de vacaciones

Normalmente se veranea en zonas de costa, donde podemos encontrar un montón de playas. Aprovéchalo.

Vas a poder realizar entrenamientos muy diferentes a los que estás acostumbrado y vas a estar constantemente en contacto con el agua por lo que el calor no será un problema.

Actividades como la natación, el surf o el paddle surf, son muy eficientes y divertidas y en el caso de estas dos últimas tan solo necesitas alquilar una tabla, un remo y lanzarte al mar.

No sólo vas a conseguir mantenerte en forma, sino que vas a probar una nueva experiencia a la hora de hacer ejercicio.

Rutas de montaña

En el caso de que hayas decidido pasar tu período vacacional en la montaña, también puedes realizar un montón de actividades y ejercicios.

El senderismo suele ser la actividad más demandada. Existen muchas rutas de montaña que puedes realizar y que no solo harán que te mantengas en forma, sino que disfrutarás de unas maravillosas vistas.

En el caso de que seas de los que no puede despegarse de la bicicleta ni si quiera en vacaciones, también tienes un montón de rutas de montaña que podrás hacer bajo dos ruedas.

ciclismo
Foto: Pixabay

Lo más importante, es que las realices a ser posible mediante un guía en el caso de que no las conozcas, y vayas siempre con un dispositivo a mano con el que se te pueda localizar para evitar cualquier tipo de susto.

Planifica tus entrenamientos con anticipación

Si estás entrenando para una maratón o una competición importante, seguramente tengas miedo de perder la forma durante las vacaciones.

Está claro que no es sencillo tratar de hacer una carrera de 18 kilómetros estando fuera de casa así que un consejo útil es que planifiques tus entrenamientos con antelación teniendo en cuenta esa semana de vacaciones en las que no harás tanto ejercicio.

La idea, es tener un plan sobre cómo se integra tu capacitación en tu programa de vacaciones.

Por tanto, procura entrenar las semanas previas a las vacaciones de tal forma que puedas permitirte estar unos días de descanso.

Entrena en un gimnasio de la zona

Si hace demasiado calor y no quieres hacer ejercicio en el exterior, prueba a trabajar y entrenar en un gimnasio.

Trabajar en cinta, realizar actividades como bike, o hacer ejercicios con peso, es una forma excelente de mantenerte en forma y además, al ser en interior, podrás hacerlo a la hora que más te apetezca.

Ten cuidado con la comida

Es muy fácil despistarse con la comida en aquellas semanas en las que estamos de vacaciones.

Sin embargo, otra manera de mantenerte en forma a parte de realizar ejercicio es equilibrar las comidas y mantenerse hidratado.

El agua es vital para nuestro rendimiento deportivo ya que una pérdida de agua de tan solo el 2% del peso corporal, reduce el rendimiento hasta en un 30%.

Lo idóneo es que tomes tanto agua como bebidas isotónicas, estas últimas sobre todo durante tus entrenamientos.

Evita también tomar bebidas alcohólicas y refrescos azucarados, y procura no comer demasiados alimentos difíciles de digerir.

Las comidas que más recomiendan tanto médicos como nutricionistas para épocas de tanto calor son alimentos frescos como las ensaladas (amplia variedad como la ensalada de arroz, de pasta o de verduras), los gazpachos o los zumos de frutas.

Un consejo a mayores que te planteamos es la idea de que hagas turismo sin la utilización de autobuses, taxis o tu propio vehículo.

Procura caminar y conocer la ciudad haciendo ejercicio, aunque intenta para ello ir con un calzado adecuado y lleva siempre contigo una botella de agua y una gorra con la que taparte la cabeza ya que seguramente estés durante horas bajo el sol.

Conclusiones

Como puedes observar, las vacaciones, el sol y el intenso calor no son una amenaza para tus entrenamientos y ejercicios.

Si bien hay que tomar precauciones, tenemos una infinidad de actividades que podemos realizar y con las cuales vamos a conseguir mantenernos en forma.

Los aspectos que más debes de tener en cuenta son no entrenar en horas muy calurosas, ir siempre bien equipado (gorra, gafas de sol, camiseta deportiva…) y mantener una dieta equilibrada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS