Foto: Envato Elements
Entrenamientos / Natación / Velocidad crítica de nado: el dato que te ayudará a mejorar en aguas abiertas

Velocidad crítica de nado: el dato que te ayudará a mejorar en aguas abiertas

A la hora de la carrera y del ciclismo contamos con métricas y datos que nos ayudan a programar entrenamientos. Hoy vamos a hablar de la velocidad crítica de nado (Vcrit), un dato que nos ayudará a conocer nuestras zonas de entrenamiento en natación.

Si practicas ciclismo o triatlón seguro que te suena el umbral funcional de potencia o FTP: este dato representa la potencia promedio alta que un ciclista puede soportar en un tiempo determinado moviendo unos vatios.

Si nos vamos a la piscina, saber a qué velocidad debemos nadar es sin duda uno de los datos más importantes para evitar quemarnos durante el entreno y mejorar.

Lo bueno de calcular esta información a través de la velocidad crítica de nado es que es fiable, no cuesta dinero y no es invasiva en nuestro entrenamiento.

Vamos a ver cómo sacar el máximo rendimiento a la velocidad crítica de nado:

¿Qué es la velocidad crítica de nado?

Medir parámetros en natación siempre ha sido una tarea costosa, tanto de tiempo como de dinero. La velocidad crítica de nado, también conocida como Vcrit rompe con estos patrones y nos propone una forma sencilla de conocer nuestras velocidades óptimas.

El término se dio a conocer de la mano de Kohji Wakayoshi en el año 1993 a través de este estudio.

Se desarrolló a raíz de la potencia crítica de Monod y Scherrer y es una forma sencilla de conocer la capacidad aeróbica del nadador.

La velocidad crítica de nado es la velocidad máxima que puede mantener un nadador durante un periodo de tiempo determinado sin llegar al agotamiento.

En teoría esa velocidad se corresponde con la velocidad a máximo estado de lactato estable.

El máximo estado estable de lactato se define como la concentración de lactato en sangre y la carga de trabajo más elevadas que pueden ser mantenidas a través del tiempo sin acumulación continua de lactato en sangre.

El cálculo de este dato se ha hecho tradicionalmente nadando estilo crol, ya que ofrece mayor cantidad de distancias en competición y el periodo de tiempo ronda los 20-25 minutos.

lucy charles natación piscina
Foto: James Mitchell // Red Bull Content Pool

¿Para qué sirve la Velocidad crítica de nado?

El cálculo de Vcrit se ha convertido en una forma asequible de conocer las zonas de entrenamiento en natación. Su cálculo es relativamente fácil y no requiere de equipamientos costosos ni de procedimientos intrusivos.

Conociendo la velocidad crítica podremos saber cuáles son nuestras zonas de entrenamiento. Esto nos será de gran ayuda a la hora de programar nuestras sesiones.

Vamos a ver la clasificación que llevo a cabo Ginn en 1993: indicó que el Vcrit tiene cierta correspondencia con la velocidad en algunas distancias de competición.

Por ejemplo, comenta que la velocidad crítica representa el 80-85% de la velocidad en 100 metros y el 90-95% en 400 metros. Basándose en la velocidad crítica por medio de protocolos de dos y tres distancias estableció 5 zonas de entrenamiento en 400 metros.

En estas zonas el 100% de la velocidad crítica coincide con la zona 4, que es ir al 100% en 400 metros. La zona 5 es ir al 110% de la velocidad crítica y a un 105% en los 400 metros.

Natación aguas abiertas
Foto: Facebook // Marnatón

¿Cómo se calcula la Velocidad crítica de nado?

Uno de los puntos a favor de este dato es que es fácil de conocerlo. Existen varias formas de calcularlo, pero hoy nos centraremos en la más sencilla, el protocolo de las dos distancias.

Para calcular la velocidad crítica debemos nadar, al menos, dos distancias entre 200 y 2000 según propone Pelayo y col., 2000. Lo óptimo es realizar pruebas en días distintos para no notar fatiga en ninguna de ellas, si no se puede realizar en dos días es necesario un buen descanso entre pruebas.

En niños la primera de las distancias estaría entre 50 y 200 metros mientras que la segunda 400 u 800 metros.

Una vez hemos nadado restamos las distancias y los tiempos entre sí. Hecho esto dividimos el resultado de las distancias entre la diferencia del tiempo.

La fórmula quedaría tal que así: Vcrit: (D2-D1)/(T2-T1)

Para minimizar el error que pueda dar utilizar solamente dos distancias se llevan a cabo también protocolos de 3 o más distancias. En estos protocolos cobra mayor relevancia el descanso y se recomienda realizar, por ejemplo, dos pruebas un día y al siguiente la distancia restante.

Ajustes de la velocidad de natación

Es posible que la velocidad crítica se encuentre por encima de las velocidades en umbral de lactato y del máximo estado estable de lactato. Por encima del umbral de lactato la fatiga y cansancio aparece de forma acelerada.

Esto puede venir de la mano de realizar distancias cortas con un componente aeróbico menor, como los 400 metros. Estas suelen ser las distancias que se toman como referencia a la hora de establecer las zonas de entrenamiento.

Para entrenar en lo que Maglischo (2009) denomina umbral anaeróbico individual sugiere incrementar el Vcrit en 2 o 3 segundos por cada 100 metros.

Pelayo y col. (2000) y Dekerle y col. (2002) proponen a su vez una corrección entre el 1,4% y 3,2% para compensar la estimación alcista de la velocidad crítica.

Hay que tener en cuenta las características de cada nadador para establecer las zonas de entrenamiento, prestando atención a la edad, sexo, altura, peso entre otros rasgos.

Como siempre comentamos es mejor contar con personal cualificado a la hora de programas los entrenamientos. Con la ayuda de un profesional evitarás aseguras la calidad del programa y evitas lesiones por una mala gestión de los entrenamientos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS