Vicente Hernández sigue con su evolución en la Copa de Europa de Melilla y nos lo cuenta en exclusiva:
Actualidad / Triatlón / Vicente Hernández sigue con su evolución en la Copa de Europa de Melilla y nos lo cuenta en exclusiva: "un podio que me sabe a gloria"

Vicente Hernández sigue con su evolución en la Copa de Europa de Melilla y nos lo cuenta en exclusiva: "un podio que me sabe a gloria"

Qué complicado es regresar a la competición de una lesión. Cientos son los casos de deportistas que no consiguen volver al estado de forma previo a la lesión. Ahora poneos en el caso de que esa lesión (y recaídas) se ha prolongado durante cuatro años, más complicado sería el regreso. Pues no es el caso de Vicente Hernández que se ha subido al podio de la Copa de Europa de Melilla del pasado fin de semana.

El canario completó la carrera en 50:48 minutos, quedando a dos segundos de la plata y a nuevo de la victoria que se llevó el británico Cameron Main. En Planeta Triatlón hemos podido hablar con el triatleta sobre qué se siente al subir a uno de los tres puestos del cajón en una carrera que "siempre la recordará con una sonrisa", como ha dicho él mismo en su última publicación de Instagram.

"Me sabe a gloria"

"La carrera fue intensa y a última hora del día", comenzó a relatar el triatleta canario sobre su participación en la Copa de Europa de Melilla. A diferencia de otros eventos, esta prueba tiene una peculiaridad que marca la diferencia desde el comienzo: "Es una prueba diferente ya que hay que correr unos 80 metros antes de lanzarse al agua".

Este inicio, que no suele ser lo habitual en la mayoría de pruebas, marcaría la tónica el tono para lo que vendría después. "Tuve una natación creo que limpia, sin demasiados problemas y pude llegar al primer grupo en bici", una mejora notable respecto a su actuación hace unas semanas en Quarteira.

vicente hernandez miyazaki
Foto: ITU Media // Delly Carr

El momento crucial llegó durante la carrera a pie, donde el triatleta canario se encontró en posición de liderazgo junto a otros tres competidores. "Al terminar la primera vuelta de carrera, ya pude llegar a cabeza con otros tres chicos y, al final, a falta de un kilómetro y algo, Cameron Main atacó bastante fuerte".

A pesar de no llegar a contactar con el grupo que luchaba por el primer puesto, sus sensaciones fueron positivas: "Estoy contentísimo, no sabía tampoco bien qué esperar, porque todavía son pruebas en las que estoy cogiendo sensaciones. Un podio pues me sabe a gloria".

Unos resultados bastante competitivos para un regreso después de cuatro años

El olímpico en Río 2016 no esperaba la racha de éxitos que ha estado teniendo. "Para nada me esperaba estos resultados conseguidos desde noviembre. Me estoy sorprendiendo yo también", admitió. "Creo que es el premio a la constancia que he tenido estos años y a no haber parado", subrayó.

La trayectoria del olímpico en Río 2016 es testimonio del compromiso con su pasión y la convicción en su capacidad para volver. La importancia de no perder la continuidad en el entrenamiento, incluso en los momentos más desafiantes, ha sido clave en su estrategia de preparación. "Ahora no me está resultando sencillo, pero quizás me ha ayudado tener una base de entrenamiento, sobre la que poder ir construyendo ahora poquito a poco", comentó.

Mirando hacia el futuro, el triatleta se muestra optimista y entusiasmado por las oportunidades que su reciente éxito le brinda. "En el futuro, si estas pruebas me dan acceso a otras, ojalá pues pueda ir sumando buenas experiencias en carrera", expresó con esperanza.

Vicente Hernández
Fuente: Instagram @vicentehdez

Una evolución progresiva que seguiremos viendo en IRONMAN 70.3 Valencia

Al profundizar en el análisis de su rendimiento, el triatleta se muestra ilusionado por ver sus resultados en Quarteira y Melilla. Esta introspección le permite identificar áreas específicas de mejora y reconocer los avances ya logrados. "Por lo que he visto también en otros deportistas que vienen de lesiones largas, lo habitual es que haya un periodo largo en el que terminas encontrándote en competición", comenta.

El segmento de natación en Melilla destaca como un punto de inflexión para él. "Respecto a Quarteira, pues la mejora que he sentido es que he podido dominar más la natación", afirma. Dominar la situación en el agua es lo que más le esperanza: "mis sensaciones fueron mejores. Tenía la oportunidad de pasar a gente cuando quería y cuando no, pues quedarme a los pies", explica.

Sin embargo, el análisis no se detiene en la natación. El triatleta es consciente de que cada segmento de la competición es vital para el resultado final. "En la bici sí que noto que estoy bien, pero me gustaría estar mejor", reconoce el canario.

Las transiciones son otro de los desafíos que tiene que abordar. "Me falta hacer más transiciones entrenando, que al final es algo lesivo y no estoy haciendo a menudo", revela, señalando la importancia de acostumbrarse a las sensaciones de correr en estados de fatiga. "Tengo que acostumbrarme a las sensaciones de correr en fatiga, sobre todo… Sí que estoy pudiendo correr, pero las sesiones en fatiga las estoy introduciendo de forma progresiva", concluye.

"Estas dos pruebas (Melilla y Quarteira) me han dado acceso a hacer una Copa del Mundo a mediados de mayo", reveló sobre sus próximos pasos. Además, su agenda incluye el IRONMAN 70.3 Valencia, un evento que asume con una actitud positiva y como recompensa a su esfuerzo: "Me lo voy a tomar como un premio la verdad a estos meses de continuidad y es una prueba que me apetece disfrutar por la proximidad más que nada".

ARTÍCULOS RELACIONADOS