Dieta para la ferritina alta
Salud y Nutrición / Triatlón / Dieta para la ferritina alta

Dieta para la ferritina alta

La ferritina alta, también conocida como hiperferritinemia, es una afección en la que los niveles de ferritina en sangre son demasiado altos. La ferritina es una proteína presente en los glóbulos rojos que se utiliza para almacenar hierro. Por eso es importante mantener niveles saludables mediante una dieta equilibrada y un seguimiento regular con un médico, especialmente mediante una dieta para la ferritina alta.

El hierro es esencial para el transporte de oxígeno y la producción de energía en el cuerpo. Sin embargo, niveles elevados de ferritina pueden causar problemas de salud, como dolor abdominal, náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso, dificultad para respirar, dolores de cabeza y problemas hepáticos.

La dieta es una forma efectiva de controlar los niveles de ferritina en el cuerpo. Incluir alimentos ricos en hierro en la dieta y evitar aquellos que pueden causar un aumento de los niveles de ferritina puede ayudar a prevenir y tratar la hiperferritinemia.

¿Qué es la ferritina y por qué es importante?

La ferritina es una proteína presente en los glóbulos rojos que se utiliza para almacenar hierro. El hierro es esencial para el transporte de oxígeno y la producción de energía en el cuerpo.

Sin embargo, niveles elevados de ferritina pueden causar problemas de salud, como dolor abdominal, náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso, dificultad para respirar, dolores de cabeza y problemas hepáticos. Por eso es importante mantener niveles saludables de ferritina mediante una dieta equilibrada y un seguimiento regular con un médico.

También nos encontramos con que la ferritina baja, también conocida como hipoferritinemia, puede causar problemas de salud. Una ferritina baja puede causar anemia y debilidad, y también tiene que ser tratada.

ferritina baja
Foto: Canva

Alimentos ricos en hierro para incluir en la dieta

Los alimentos ricos en hierro son esenciales para mantener niveles saludables de ferritina. Algunos ejemplos incluyen:

  • Carnes rojas: La carne roja es una excelente fuente de hierro. Por ejemplo, un filete de ternera de 100 gramos contiene aproximadamente 2.5mg de hierro. Además, la carne roja es rica en proteínas, vitaminas B12 y B6, y minerales como el zinc y el selenio.
  • Frutos secos: Los frutos secos son una excelente fuente de hierro y son recomendables para aquellas personas con un alto riesgo de carencia de hierro. Por ejemplo, una porción de 30 gramos de nueces contiene aproximadamente 1.4mg de hierro. Además, los frutos secos son ricos en proteínas, fibra, vitaminas E y B y minerales como el magnesio y el zinc.
  • Lentejas: Son una excelente fuente de hierro y son especialmente beneficiosas para aquellas personas con un alto riesgo de carencia de hierro. Por ejemplo, 100 gramos de lentejas cocidas contienen aproximadamente 3.3mg de hierro. Además, las lentejas son ricas en proteínas, fibra, vitaminas B y minerales como el hierro, el zinc y el magnesio. Una porción de 100 gramos de lentejas cocidas puede cubrir el 30% de las necesidades diarias de hierro recomendadas para un adulto.
  • Espinacas: Las espinacas son otra excelente fuente de hierro, contienen aproximadamente 2.7mg de hierro por cada 100 gramos de espinacas cocidas. Además, las espinacas son ricas en vitaminas A y K, calcio y folato.
  • Tofu: El tofu es un alimento vegetal rico en hierro, con aproximadamente 2.7mg de hierro por cada 100 gramos de tofu cocido. Además, el tofu es una excelente fuente de proteínas vegetales y es rico en calcio, magnesio y ácido fólico.
  • Agua osmosis de calidad: Beber agua de ósmosis inversa, como la ofrecida por Aquainstala, puede ser ligeramente beneficioso en dietas para controlar la ferritina alta, aunque su impacto es limitado en comparación con la gestión de la ingesta de hierro a través de la dieta. Este tipo de agua es conocida por su pureza y por la eliminación de minerales, incluido el hierro. Sin embargo, la cantidad de hierro en el agua generalmente no es significativa para los niveles de ferritina en el cuerpo.

Es importante tener en cuenta que el cuerpo absorbe mejor el hierro presente en los alimentos de origen animal que en los alimentos de origen vegetal. Por eso es recomendable combinar alimentos ricos en hierro con alimentos ricos en vitamina C, ya que esta vitamina ayuda a mejorar la absorción del hierro.

Por ejemplo, se puede combinar una porción de carne roja con una ensalada de espinacas y tomate, o disfrutar de una taza de té con una porción de frutos secos.

También es importante mencionar que algunos alimentos y bebidas pueden interferir con la absorción de hierro, como el té, el café, los productos lácteos y las legumbres ricas en fitatos. Por eso es recomendable evitar consumirlos al mismo tiempo que los alimentos ricos en hierro.

Alimentos a evitar para reducir los niveles de ferritina

Además de incluir alimentos ricos en hierro en la dieta, es importante evitar aquellos que pueden causar un aumento de los niveles de ferritina. Algunos ejemplos de alimentos a evitar incluyen alcohol, alimentos procesados y alimentos ricos en grasas saturadas.

El alcohol es conocido por dañar el hígado, lo que puede causar acumulación de hierro y aumento de los niveles de ferritina.

Según un estudio publicado en el Journal of Hepatology (Federico, A., et al., 2014), el consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de hiperferritinemia.

Además, los alimentos procesados y ricos en grasas saturadas pueden contribuir a un aumento de los niveles de ferritina debido a su contenido calórico y poco valor nutricional.

Suplementos de hierro y su uso en casos específicos

En algunos casos, puede ser necesario tomar suplementos de hierro para mantener niveles saludables de ferritina. Sin embargo, es importante hablar con un médico antes de tomar cualquier suplemento ya que un exceso de hierro en el cuerpo puede ser perjudicial.

Según un estudio publicado en la revista Blood (Beutler, E., et al., 2010), los suplementos de hierro deben ser utilizados bajo supervisión médica en personas con una hiperferritinemia debido a la carencia de hierro.

ensalada comida alimentación dieta para la ferritina alta
Foto: Envato Elements

Ejemplo semanal de dieta para la ferritina alta

Tengamos en cuenta, antes de comentaros nuestra propuesta, que no hemos incluido apenas carbohidratos, basándonos en que el porcentaje diario dependerá de la carga de entrenamiento que hayáis llevado a cabo, y de la fase de la temporada en la que os encontréis.

Lunes:

  • Desayuno: una taza de avena con leche de almendras, frutas secas y una cucharada de miel, una taza de té verde.
  • Comida: ensalada de espinacas con trozos de tofu, nueces y una vinagreta de limón y aceite de oliva, una porción de frutas.
  • Cena: un filete de pollo a la plancha con verduras al vapor, una porción de lentejas cocidas.

Martes:

  • Desayuno: un batido de mango, espinacas y leche de almendras, una rebanada de pan integral con queso fresco y jalea de frutas.
  • Comida: sopa de lentejas con vegetales, una porción de frutas.
  • Cena: una porción de carne de res con brócoli y arroz integral.

Miércoles:

  • Desayuno: un tazón de yogur con frutas secas y una cucharada de miel, una taza de té verde.
  • Comida: ensalada de espinacas con trozos de salmón ahumado, nueces y una vinagreta de limón y aceite de oliva.
  • Cena: una porción de pollo a la plancha con brócoli y arroz integral.

Jueves:

  • Desayuno: una taza de avena con leche de almendras, frutas secas y una cucharada de miel, una taza de té verde.
  • Comida: ensalada de espinacas con trozos de tofu, nueces y una vinagreta de limón y aceite de oliva, una porción de frutas.
  • Cena: un filete de pescado con verduras al vapor, una porción de lentejas cocidas.

Viernes:

  • Desayuno: un batido de mango, espinacas y leche de almendras, una rebanada de pan integral con queso fresco y jalea de frutas.
  • Comida: sopa de lentejas con vegetales, una porción de frutas.
  • Cena: una porción de carne de cerdo con brócoli y arroz integral.

Sábado:

  • Desayuno: un tazón de yogur con frutas secas y una cucharada de miel, una taza de té verde.
  • Comida: ensalada de espinacas con trozos de salmón ahumado, nueces y una vinagreta de limón y aceite de oliva.
  • Cena: una porción de pollo a la plancha con brócoli y arroz integral.

Domingo:

  • Desayuno: una taza de avena con leche de almendras, frutas secas y una cucharada de miel, una taza de té verde.
  • Comida: ensalada de espinacas con trozos de tofu, nueces y una vinagreta de limón y aceite de oliva, una porción de frutas.
  • Cena: un filete de pescado con verduras al vapor, una porción de lentejas cocidas.

Como puedes ver, esta dieta incluye una variedad de alimentos ricos en hierro, como carnes rojas, pescado, tofu, lentejas y espinacas. Además, también se incluyen frutas y verduras como fuente de vitamina C y otros nutrientes esenciales.

También se incluye el uso de alimentos ricos en fibra como frutos secos y cereales integrales para ayudar en la absorción del hierro.

comida sana ferritina alta
Foto: Canva

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las necesidades individuales pueden variar, por lo que es recomendable consultar a un especialista antes de comenzar cualquier cambio en la dieta.

Cada persona tiene necesidades nutricionales únicas y es importante trabajar con un nutricionista para establecer un plan alimentario personalizado que se adapte a sus necesidades individuales.

Además, cualquier cambio en la dieta o en el estilo de vida debe ser supervisado por un profesional de la salud.

Consejos generales para una dieta saludable y equilibrada para evitar la ferritina alta

Además de seguir las pautas mencionadas anteriormente, es importante seguir una dieta saludable y equilibrada en general para evitar la ferritina alta. Esto incluye consumir una variedad de frutas, verduras, proteínas magras, granos enteros y líquidos adecuados. También es importante evitar el consumo excesivo de alcohol y evitar el tabaquismo. Según un estudio publicado en la revista Nutrition (Botezatu, A., et al., 2018), una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable son fundamentales para prevenir y tratar la hiperferritinemia.

En resumen, mantener niveles saludables de ferritina es esencial para evitar problemas de salud. Una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en hierro y evite aquellos que pueden causar un aumento de los niveles de ferritina, junto con un estilo de vida saludable, puede ayudar a prevenir y tratar la hiperferritinemia.

Es importante trabajar con un médico para determinar la causa subyacente de la ferritina alta y el mejor plan de tratamiento, incluyendo la posibilidad de tomar suplementos de hierro bajo supervisión médica.

Además, es importante tener en cuenta que la hiperferritinemia puede ser causada por diferentes problemas subyacentes como enfermedades hepticas, inflamatorias, tumores, entre otras. Por eso es importante hacer una investigación médica completa para descartar cualquier problema subyacente, y no solo tratar la hiperferritinemia con una dieta específica.

Cabe mencionar una cita famosa sobre la ferritina, "La ferritina es el indicador más preciso de los depósitos de hierro en el cuerpo humano" de Elmer Beutler, MD, MD (H), profesor de medicina en la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos.

En resumen, es importante tener en cuenta la importancia de tener niveles saludables de ferritina en el cuerpo, para evitar problemas de salud, y una dieta adecuada y balanceada puede ayudar a mantener estos niveles. Sin embargo, es importante trabajar con un médico para determinar la causa subyacente y el mejor plan de tratamiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS