¿Qué significa tener la ferritina baja?
Foto: Canva
Salud y Nutrición / ¿Qué significa tener la ferritina baja?

¿Qué significa tener la ferritina baja?

Como deportistas, sabemos de la importancia de llevar a cabo un chequeo médico de vez en cuando. Si estás bajo las órdenes de un entrenador, es probable que en algún momento de la temporada -probablemente en pretemporada- te haya recomendado hacerte una analítica completa. Esto no sólo nos permite detectar carencias, como una ferritina baja, o posibles desequilibrios nutricionales, sino que también es un marcador de nuestra progresión que nos ayuda a optimizar el rendimiento.

¿Qué es la ferritina y por qué es importante?

De entre todos los valores que puede medir una analítica, la ferritina es uno de los más interesantes en deportistas. Se trata de una proteína responsable de almacenar el hierro en las células y es ahí donde radica su importancia.

El hierro es necesario para la producción de glóbulos rojos de la sangre -concretamente forma parte de la hemoglobina, una de sus proteínas-, que a su vez son los encargados de transportar el oxígeno de los pulmones hacia el resto del cuerpo. También es constituyente de la mioglobina, otra pequeña proteína capaz de transportar oxígeno, presente en el músculo cardíaco y en otros músculos.

ferritina baja
Foto: Canva

Además, este mineral también es necesario para mantener una salud adecuada en nuestros músculos, así como un correcto funcionamiento de la médula ósea y los órganos.

Como vemos, dado que el hierro desempeña una amplia lista de funciones en nuestro organismo, y unos niveles bajos de esta sustancia pueden tener como consecuencia efectos negativos tanto en el rendimiento como en la salud, la ferritina se ha convertido en un parámetro de referencia, llegando incluso a ser detonante de decisiones nutricionales o de entrenamiento.

¿Qué pasa si la tengo baja?

Si una analítica da como resultado un nivel de ferritina por debajo de los valores considerados como adecuados (12 a 300 ng/mL en hombres y 12 a 150 ng/mL en mujeres) significa que las reservas de hierro de nuestro cuerpo están bajas. Es decir, existe una deficiencia de este mineral en nuestro organismo.

Los niveles de ferritina más altos de lo normal podrían indicar la presencia de una afección que provoca un exceso de hierro, enfermedad hepática, artritis reumatoide u otras afecciones inflamatorias.

Por su parte, la ferritina baja puede ser síntoma de una anemia: se trata de una disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre, una proteína de los glóbulos rojos para cuya producción el cuerpo necesita hierro. La ferritina baja puede estar provocada por diversos factores:

  • Falta de hierro en la dieta
  • Sangrado profuso debido a una herida
  • Sangrado menstrual profuso
  • Absorción deficiente de hierro de los alimentos, los medicamentos o las vitaminas
  • Sangrado en el esófago, estómago o intestinos
  • Hipotiroidismo 

La falta de hierro tiene consecuencias negativas para nuestra salud y bienestar. Como deportistas, el principal problema de esta patología es el cansancio, fatiga y diminución del rendimiento que general.

Ferritina baja y rendimiento deportivo

Tal y como explican Domínguez y Mate-Muñoz (2014), en lo que al hierro respecta, destacan sus funciones relacionadas con el transporte de oxígeno, debido a que forma parte constituyente de la hemoglobina y la mioglobina.

dormir poco rendimiento
Foto: Canva

"Es por ello que un rendimiento óptimo dependerá de un correcto estado de todos los parámetros relacionados con el metabolismo del hierro, debido a su directa relación con el VO2máx", señalan los autores. Entre los efectos negativos de la ferritina baja en el rendimiento deportivo Domínguez (2013) señala:

  • Fatiga
  • Intolerancia al ejercicio
  • Irritabilidad
  • Pérdida de la percepción visual
  • Mala función inmune
  • Mala regulación de la temperatura corporal en ambientes fríos
  • Disminución de la capacidad para adaptarse a altitud

ARTÍCULOS RELACIONADOS