¿Son caras las fotografías que nos ofrecen en los triatlones?
Foto: Korupt Vision
Trucos y curiosidades / Triatlón / ¿Son caras las fotografías que nos ofrecen en los triatlones?

¿Son caras las fotografías que nos ofrecen en los triatlones?

Si pudiera decirlo con palabras, no iría todos los días cargado con mi cámara”, dijo Lewis Hine.

Hay cosas que sólo una foto puede explicar. Por eso, para muchos deportistas son todo un tesoro: la única forma de inmortalizar algunas de las experiencias más gratas que jamás hayan vivido y de poder compartirlas con todos los que no estuvieron allí.

Hoy día, en una sociedad donde las redes sociales y la imagen han cobrado mucha importancia, los organizadores de pruebas deportivas han tomado buena nota y velan porque el deportista pueda llevarse su recuerdo a casa.

Aquellos más pequeños lo hacen sin pedir nada a cambio, invirtiendo en fotógrafos como una parte más de los servicios de su prueba. Mientras que los grandes contratan a empresas especializadas que después brindan a los atletas la posibilidad de adquirir un paquete con sus fotos por una determinada cuantía económica.

¿Qué opinan los triatletas de los precios?

Si has corrido un maratón importante o un IRONMAN quizá te suenen nombres como FinisherPix o Marathon Photos. Se trata de páginas web en las que, con poner tu nombre de dorsal y los datos de tu tarjeta de crédito, puedes llevarte a casa unos cuantos recuerdos de tu paso por la prueba en cuestión.

Son muchos los deportistas que cuestionan los precios de estas empresas, que en 2020 llegaron a facturar 19 y 13 millones de dólares trimestrales, respectivamente.

En un hilo reciente en el famoso foro Slowtwitch, aunque los usuarios se muestran receptivos con el hecho de pagar por este servicio siempre y cuando sea de calidad, son varios los que señalan el precio como el principal inconveniente a la hora de decidirse.

En Planeta Triatlón hemos hablado con varios triatletas españoles de grupos de edad, habituales en pruebas de larga distancia y sus opiniones apuntan en la misma dirección: "El precio es caro" y por eso muchas veces no se compran.

La gran mayoría reserva este capricho para determinadas ocasiones. "Yo solo compro en pruebas especiales para mí o si considero que me han sacado varías (bastantes) fotos buenas. En muchas ocasiones hay muchas fotos de relleno, además de ser muy caras".

"Yo suelo comprar en competiciones importantes, pero si que es verdad que más de una vez no las he comprado porque los precios me parecían abusivos", explica otro deportista al que hemos preguntado.

Y esa es la historia que se repite. "De todos los IRONMAN que llevo habré comprado dos o tres veces sólo. El precio es muy elevado y si ya tengo alguna foto de algún amigo me vale…", dice otro triatleta.

Algunos señalan que sólo han comprado "cuando ha habido un motivo del porque dejarlo fotografiado", como "el primer IRONMAN".

También hay consenso en el hecho de que "la calidad es bastante buena", y por eso algunas veces se acaba pasando por caja. "La prueba también lo es, y si nos lo pintan bien lo pagamos sin pensar mucho en el precio", apunta uno de los atletas consultados.

Pese a ello, los triatletas creen que el enfoque de este servicio debería ser diferente. "Si costarán 5 euros en baja resolución para las redes sociales. Se comprarían más. En la mayoría de los casos resultan caras". Incluso hay quien apunta a algo que sí ofrecen otros organizadores menores. "Deberían entrar con la inscripción, que ya no es poco", dice otro atleta.

¿Cuánto cuestan los paquetes de fotos?

Depende del formato, de la prueba y del continente. Pero pueden ir desde los 49.99 dólares de un CLASH Daytona o los 59.08 dólares de IRONMAN 70.3 Turquía, pasando por los 71.76 dólares de IRONMAN Australia o 76.81 dólares de Cascais, hasta los 99.99 dólares de IRONMAN Cozumel.

En nuestro país, las fotos de eventos como IRONMAN Barcelona, ya ascendían a los 64 euros en 2017. Mientras que en 2021, el precio de las fotos del Medio Maratón de Valencia fue de 24.95 y del Maratón de 39.95 euros.

Foto: Medio Maratón de Valencia

El valor de la historia

"Los fotógrafos no hacemos fotos, paramos la historia en un fotograma y nos encargamos que el espectador tenga un recuerdo para toda la vida de ese momento", apunta Diego Escobedo, de EscobedoHeart.

Para este fotógrafo y videografo sevillano "no vale gastar miles de euros en material, y unos pocos en tu historia, en tus recuerdos, en lo que permanecerá y emocionará a tu corazón".

"Todos llegamos a casa de nuestros padres y nos gusta ver la caja de zapatos llena de fotos de cuando eras niños, o de nuestros padres", dice Escobedo.

Algo que sucederá en un futuro cuando veamos las fotos de un triatlón. "¿Cuántas veces no te ha mandado alguien una foto que ni recordabas y te ha emocionado verla de nuevo y recordar ese momento?", se pregunta.

´Los triatletas gastamos muchísimo dinero den material: bicis, casco, zapatillas, relojes...productos carísimos de los cuales, dicha sea la verdad, nos suele gustar presumir en redes. "¿Cómo lo harán en un triatlón si no hay nadie allí para captar todo ese material en escena?", cuestiona este profesional que ha trabajado con Norseman o Hispaman.

Asegura Escobedo que "un paquete de los que ofrecen algunas empresas, supone un 1% de lo que la gran mayoría lleva gastado (no invertido ya que pierde valor por días) en material para este deporte".

Siendo realistas, 60 o 70 euros no es ninguna locura comparado con "los dinerales que todos sabemos que valen las bicis, material, hoteles, inscripciones y el larguísimo etcétera".

De hecho, en el hilo de Slowtwitch antes mencionado, algunos usuarios apuntaban que el precio del paquete fotográfico, aunque se pague de manera independiente, forma parte de su presupuesto de inscripción y se contempla como un gasto habitual más.

El trabajo de un fotógrafo

Para Diego Escobedo, otra de las razones por las que no se debería cuestionar los precios de las fotografías es el propio trabajo que hay detrás.

"Nadie debe decir lo que vale el trabajo de esos fotógrafos (ni de nadie). Mientras los deportistas están disfrutando de un evento, los fotógrafos están trabajando".

Tal y como explica este sevillano hay muchas horas de trabajo y material muy caro detrás de todo esto. "Un domingo expuestos al sol, al frío, a la lluvia...Y luego las horas de ordenador", señala.

fotografías triatlones
Foto: Diego Escobedo

"Y muchas veces con un talento que la gran mayoría de los que van en una bici no tienen, que es el de saber parar el tiempo en el instante decisivo".

Respecto a los usuario que se puedan quejar de la calidad de las fotos, Diego sabe que "hay fotos que no estarán a la altura de lo que el fotografiado espera", pero tratar de que todas las fotos sean grandes fotos pasa por hacer un trabajo más "selectivo y buscado" y "evidentemente eso tendría un coste mayor".

Escobedo se despide con una reflexión: "Cuando acabas una prueba, llegas a tu casa y te metes en la cama super orgulloso de lo conseguido, ¿qué es lo primero que buscas, lo bonita que están las zapatillas con placa de carbono junto a tu cama o las fotos en las redes sociales del evento para verte? Ahí ves si es caro o no un recuerdo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS