Ejercicios para mejorar la producción de hematíes
Foto: Canva
Salud y Nutrición / Ejercicios para mejorar la producción de hematíes

Ejercicios para mejorar la producción de hematíes

La producción de glóbulos rojos o hematíes es esencial para mantener una buena salud. Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos y órganos del cuerpo, y mantener una cantidad adecuada de estas células es esencial para una buena salud.

Sin embargo, hay muchos factores que pueden influir en sus niveles, incluyendo la nutrición, la edad, la genética, los niveles de actividad física y las condiciones médicas subyacentes.

El objetivo de este artículo es proporcionar información sobre los diferentes ejercicios para mejorar hematíes para que puedas poner barreras a esta patología. Pero antes, debemos explicar algunas cosas.

Factores que influyen en la producción de glóbulos rojos

Si crees que tienes los hematíes bajos, o si te lo ha confirmado un análisis médico, debes saber que esto puede producirse por diversos motivos:

Nutrición

La nutrición es un factor importante en la producción de glóbulos rojos. Una dieta equilibrada que incluya suficientes niveles de hierro, vitamina B12 y ácido fólico es esencial para una buena producción de hematíes.

aumentar niveles hematíes
Foto: Canva

Edad

La edad también puede influir en la producción de estas células. Con la edad, la capacidad del cuerpo para producir hematíes disminuye, por lo que es importante mantener una buena nutrición y un estilo de vida activo para ayudar a mantener una buena producción.

Genética

La genética también puede jugar un papel en la producción de glóbulos rojos. Algunas condiciones genéticas, como la anemia drepanocítica, pueden afectar.

ejercicios hematíes bajos
Foto: Canva

Niveles de actividad física

Los niveles de actividad física también pueden influir en la producción. El ejercicio regular ayuda a estimular la producción de glóbulos rojos, mientras que un estilo de vida sedentario puede disminuir los niveles de hamatíes.

Condiciones médicas subyacentes

Finalmente, existen ciertas condiciones médicas que pueden afectar la producción. Enfermedades como la anemia ferropénica, la anemia por deficiencia de vitamina B12 y la anemia perniciosa pueden disminuir los glóbulos rojos.

Es decir, los ejercicios para mejorar los hematíes pueden ser una gran herramienta siempre y cuando no hay ningún problema o deficiencia sin corregir. Si tu alimentación es deficiente o existe un problema médico, el ejercicio no será una medida suficiente.

No obstante, sea como fuere, el deporte siempre es una herramienta aconsejable en estos casos.

¿Cómo ayuda el ejercicio a la producción de hematíes?

El ejercicio tiene un gran impacto en la salud, tanto física como mental. Es algo que hemos visto ampliamente en Planeta Triatlón. Entre la ventajas que el deporte nos aporta encontramos algunas como:

  1. Mejora la salud cardiovascular: ayuda a fortalecer el corazón y las arterias, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  2. Regula el peso: puede ayudar a controlar el peso al quemar calorías y aumentar la masa muscular.
  3. Mejora la salud mental: puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y la ansiedad. También puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y la concentración.
  4. Fortalece los huesos y músculos: puede fortalecer los huesos y músculos, lo que puede prevenir lesiones y enfermedades relacionadas con la edad, como la osteoporosis.
  5. Mejora la flexibilidad y la postura: puede mejorar la flexibilidad y la postura, lo que puede reducir el riesgo de lesiones y dolores de espalda y articulaciones.

En lo que a los glóbulos rojos respecta, el ejercicio también ayuda mejorar la producción de hematíes de diferentes vías.

running vitamina d deporte atardecer
Foto: Envato Elements

Aumento de la demanda de oxígeno

Durante el ejercicio, los músculos requieren más oxígeno para funcionar, lo que aumenta la demanda de glóbulos rojos para transportar el oxígeno a los tejidos corporales. Al aumentar la demanda de oxígeno, también aumenta la producción de glóbulos rojos para satisfacer dicha exigencia.

Esto puede ayudar a mejorar la función cardiovascular y respiratoria y a mantener una salud adecuada de los tejidos y órganos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el ejercicio excesivo puede tener un impacto negativo en la producción de glóbulos rojos, por lo que es importante hacer ejercicio de manera equilibrada y con una frecuencia adecuada para la salud individual.

Estimulación de la médula ósea

El ejercicio físico puede estimular la médula ósea y ayudar a mejorar la producción de glóbulos rojos. La médula ósea es el tejido blando en el interior de los huesos que es responsable de producir células sanguíneas, incluyendo los hematíes. El ejercicio físico ha demostrado ser un estimulante efectivo para la producción de células sanguíneas en la médula ósea, lo que puede ayudar a mejorar la producción de glóbulos rojos.

Un estudio publicado en "The Journal of Strength & Conditioning Research" en 2009 encontró que los atletas de alto rendimiento tenían una producción más alta de células sanguíneas en la médula ósea en comparación con los individuos sedentarios. Además, otros estudios han encontrado que la actividad física regular puede mejorar la función de la médula ósea y aumentar la producción de células sanguíneas.

Aumento de la producción de eritropoyetina

La eritropoyetina es una hormona producida por los riñones que estimula la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

El ejercicio físico ha demostrado aumentar la producción de eritropoyetina en el cuerpo, lo que puede ayudar a aumentar la producción y mejorar la función de la médula ósea. Un estudio publicado en "Medicine & Science in Sports & Exercise" en 1999 encontró que el ejercicio moderado y regular puede aumentar la producción de eritropoyetina y mejorar la función de la médula ósea.

Alistair Brownlee ciclismo
Foto: Instagram // Will Draper

Ejercicios para mejorar los hematíes

Como hemos visto, el ejercicio ayuda a mejorar la producción de glóbulos rojos de varias maneras: aumentando la demanda de oxígeno, estimulando la médula ósea y mejorando la producción de eritropoyetina, hormona responsable de estimular la producción de glóbulos rojos.

Si indagamos en los diferentes ejercicios para mejorar los hematíes encontramos tres grupos: el ejercicio aeróbico, el ejercicio de fuerza y los estiramientos.

Ejercicio aeróbicos

Los ejercicios aeróbicos, como correr, ciclismo o natación, ayudan a estimular la producción de glóbulos rojos al aumentar la demanda de oxígeno en el cuerpo. Según un estudio publicado en el "Journal of Exercise Science & Fitness" en 2012, el ejercicio aeróbico regular puede ayudar a aumentar la producción de glóbulos rojos en un 11% en un período de 12 semanas.

Otra investigación publicada en el "Medicine & Science in Sports & Exercise" en 2013 encontró que los participantes que realizaron ejercicios aeróbicos de alta intensidad durante 8 semanas experimentaron un aumento en la producción de glóbulos rojos.

Fortalecimiento muscular

Pero el entrenamiento aeróbico no es el único que puede hacer algo por ti. Entre los ejercicios para mejorar hematíes también podemos recurrir al entrenamiento de fuerza. Los ejercicios de fortalecimiento muscular, como levantar pesas y hacer flexiones, también pueden ayudar a mejorar la producción de glóbulos rojos.

Un estudio publicado en el "European Journal of Applied Physiology" en 2008 encontró que los atletas que realizaron ejercicios de fortalecimiento muscular tuvieron un aumento significativo en la producción de glóbulos rojos en comparación con un grupo de control.

Otra publicación en "Plos One" en 2017 observó que los participantes que realizaron ejercicios de fortalecimiento muscular durante 12 semanas experimentaron un aumento en la producción de glóbulos rojos en comparación con un grupo de control.

Además, no sólo mejoran nuestros niveles de hematíes. La ciencia ha encontrado una larga lista de beneficios en el entrenamiento de fuerza:

  • Mejora la inflamación crónica
  • Aumenta el tejido adiposo marrón
  • Aumenta la oxidación de grasas y reduce la grasa visceral
  • Mejora las enfermedades autoinmunes y degenerativas
  • Mejora la memoria, la capacidad cognitiva y la depresión
  • Mejora la caquexia y la calidad de vida en el cáncer
  • Mejora la densidad ósea
  • Aumento de la masa muscular y la fuerza
  • Mejora el estrés oxidativo y la capacidad antioxidante
  • Mejora la biogénesis y la función ribosomal
  • Aumenta la autofagia
  • Mejora el entorno hormonal (GH, IGF-1, testosterona)
  • Mejora el perfil lipídico y la tensión arterial
  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Aumenta ECOPE y el metabolismo basal
fuerza
Fuente: Envato Elements

Estiramiento

Los ejercicios de estiramiento, como yoga y tai chi, también están dentro de los ejercicios para mejorar hematíes. Estos contribuyen a una mejorar producción de glóbulos rojos. ¿Cómo? Mejorando la circulación sanguínea y estimulando con ello la producción.

Un estudio publicado en el "Journal of Alternative and Complementary Medicine" en 2006 encontró que los participantes que practicaron yoga regularmente experimentaron un aumento en la producción de glóbulos rojos en comparación con un grupo de control.

Es importante señalar que, si bien los ejercicios pueden ayudar a mejorar la producción, no deben ser la única forma de tratamiento para una reducción en la producción de glóbulos rojos. Es importante hablar con un médico o un profesional de la salud para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado. Además, antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, es importante hablar con un médico para determinar si es seguro y adecuado para su salud individual.

Conclusión

Como hemos visto, existen varios factores que pueden influir en la producción de glóbulos rojos, como la nutrición, la edad, la genética, los niveles de actividad física y las condiciones médicas subyacentes. Sin embargo, también encontramos diferentes ejercicios para mejorar los hematíes: aeróbicos, de fortalecimiento muscular y de estiramiento.

Todos ellos pueden ayudar a mejorar la producción de glóbulos rojos. Pero no debemos obviar la importancia de hablar con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para determinar si es adecuado para su salud individual.

ARTÍCULOS RELACIONADOS